Compartir

Latinoamérica no es la misma de hace un año, las luchas en cada uno de los países nos han llenado de esperanza, pues ante la oleada de injusticias por parte del sistema capitalista las calles se han llenado de rebeldía y las mujeres quienes en la historia siempre hemos estado presentes no hemos sido la excepción, hemos estado presentes en la vanguardia, las mujeres indígenas, trabajadoras, estudiantes, campesinas, jóvenes, madres, ancianas, hemos salido a movilizarnos, a expresar nuestro rechazo contra las medidas lesivas del FMI y los intereses de unos pocos que se han adueñado de la riqueza, y quieren cobrarnos sus pérdidas sin temor a dejarnos morir de hambre y desespero, sin un futuro para los jóvenes pues nos lo han venido arrebatando aumentando la crisis climática, ofreciéndonos limosnas, con aumento de la brecha salarial, y toda esta crisis es doble para nosotras las mujeres, que cargamos con el doble trabajo de crianza y cuidado de los hijos.

Por Comisión de la mujer PST.

Este 8 de marzo como todos los años desde 1911 se conmemora el día de la mujer trabajadora, pero este 8 de marzo es especial por suceder en medio del despertar de Colombia y de miles de luchas en el mundo, el llamado a la Huelga debe dejar de ser simbólico para pasar a ser una realidad, hay que parar no solo el trabajo de la casa sino sobre todo el de la fábrica y oficina porque somos más que amas de casa. Debemos continuar siendo motor de las luchas, la jornada de ese día no solo debe articularse al llamado internacional a la huelga de mujeres, sino que debe ser la antesala del paro nacional indefinido.

Este 8, saldremos a gritar que la mujer tiene derecho sobre su cuerpo y decide sobre este, saldremos a las calles para exigir la despenalización, descriminalización y legalización del aborto exigiendo la garantía de manera oportuna y sin dilaciones, para así garantizar el derecho de las mujeres a la vida, y a la vida digna. Pensamos que esta es una reivindicación muy importante en este momento dada la demanda de la abogada anti derechos que pretende quitarnos el ya recortado derecho reconocido en la sentencia C355 de 2006 que nos despenaliza el aborto en tres causales, exijamos en las calles a la corte que elimine por completo el delito de aborto del código penal; las mujeres somos seres competentes moralmente para tomar nuestras propias decisiones.

Lea también  Colombia | No más AFP: Aprovechan la pandemia para hacer una reforma pensional

Saldremos a exigir medidas contra este sistema opresor que permite y promueve la violencia machista, expresada cuando nos matan, nos violan, nos desaparecen, nos golpean, en la casa, en la calle y en el trabajo. En esta ocasión saldremos a exigir justicia y todo el peso de la ley contra el policía que violó a la joven como castigo por colarse en Transmilenio, contra el que pateó a una compañera en el rostro, contra los que durante el proceso de paro nacional han realizado acosos, desnudamientos forzados y otros vejámenes. Las mujeres nos unimos al grito de la juventud por el desmonte del ESMAD. Estos casos no se tratan de “manzanas podridas” sino de una cultura de la violación al interior de esta podrida institución, y que utilizan la violencia sexual como escarmiento.

Saldremos porque también nos violentan las medidas del gobierno que desconociendo que somos mayoría en la sociedad y que cientos de mujeres somos madres cabeza de familia, que salimos a largas jornadas de trabajo mal pago y con sueldos inferiores con respecto al de los hombres, aprueban reformas laborales y pensionales regresivas, nos violentan y oprimen de manera económica y política, retrocediendo aún más en las condiciones elementales de vida para millones, convirtiendo el acceso a los derechos básicos en un negocio al que pocos tienen acceso, como en el caso de salud, educación y pensión. Este 8M estaremos en las calles contra el Paquetazo de Duque.

También marcharemos en solidaridad con las luchadoras perseguidas en Latinoamérica y el mundo como María Rivera.

Solidaridad con María Rivera Iribarren y los perseguidos por luchar en Chile

Desde el 18 de octubre del año pasado, el pueblo chileno protagoniza una insurrección contra el gobierno de Sebastián Piñera, empresario de los 7 más ricos del país, gracias a las políticas privatizadoras aplicadas desde la dictadura de Pinochet. Las mismas políticas que han aumentado las fortunas fabulosas de unos pocos capitalistas en América Latina y el mundo y han llevado a la miseria a millones en el mundo.

Lea también  Colombia | El nuevo paquetazo de Duque: se agrava la pandemia y se salvan las empresas

El gobierno ha respondido con una durísima represión, que no ha logrado amedrentar a las masas que continúan con fuerza y vitalidad revolucionaria en las calles. El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) apunta: 192 denuncias de acoso y violencia sexual contra manifestantes practicados por los agentes del Estado; 405 de torturas y tratos crueles, 787 de uso excesivo de fuerza. 3.461 personas heridas por motivo de las manifestaciones, 357 con daños oculares por disparos de “balines”. Más de 25 mil procesados en los enfrentamientos, entre ellos más de 2.500 en prisión preventiva, con penas agravadas por participar de la protesta.”

María Rivera Iribarren es abogada y dirigente del MIT. Es sobreviviente de las cárceles de la dictadura, por eso hoy como abogada de la Defensoría Popular ha encabezado las denuncias contra Piñera y sus fuerzas represivas, en especial los Carabineros, y la defensa de los presos y criminalizados por luchar como los jóvenes de la Primera Línea. Esto le ha valido decenas de amenazas de muerte y una denuncia reciente de Carabineros por “sedición impropia” presentada ante la Fiscalía, por hacer un llamado a las bases de las fuerzas represivas, quienes provienen de familias trabajadoras, a que dejen de reprimir a su pueblo y se sumen a su lado en esta lucha.

Hoy, llamamos a solidarizarnos con María y todos los perseguidos por luchar. Llamamos a que organizaciones de pobladores, asambleas territoriales, sindicatos, organizaciones estudiantiles y de DDHH, se sumen a esta defensa enviando videos y saludos de apoyo. Que se haga la exigencia por el fin a la persecución política de María y todas/os las y los luchadores, por la libertad a los presos por luchar, por el juicio y castigo para los violadores de DDHH.