Compartir

Según alertan varios analistas, el capitalismo está al borde de entrar en una de las peores crisis de su historia. El nubarrón de una nueva recesión económica luego de la burbuja del 2008 reaparece, la guerra comercial entre USA-China, la indignación por el incumplimiento de tratados sobre índices de desarrollo humano (DDHH) y mitigación del cambio climático, lo muestran.

Por: Nubia Guerrero

La Huelga Climática Global de una parte de la juventud y un sector minoritario de trabajadores, luego de fuertes oleadas de calor en Europa y países como la India, huracanes como el Dorian en el Caribe, inundaciones e incendios en Amazonas y Siberia, constituye una respuesta a este cataclismo del sistema. Este es solo el comienzo de los retos que nos depara el siglo XXI.

Semana combativa

Del 20 al 27 de Sept (2019), jóvenes de primaria, secundaria y universitarios, padres de familia, docentes, trabajadores y sectores populares (indígenas, campesinos), se sumaron a la jornada de lucha contra la crisis climática y social causada por los gobiernos y los empresarios. Fueron más de 5 millones los que se movilizaron en 5 continentes, más de 140 ciudades, con más de 65 sindicatos que adhirieron y más de 820 organizaciones y colectivos.

Hubo plantones, tomas, protestas, muestras artísticas, charlas, eventos y entrevistas, con impacto en los medios, la sociedad y los gobiernos. Las mujeres y los jóvenes, vuelven a reivindicar la herramienta movilizadora de ¡la Huelga!, ante la postración y soberbia de los estados capitalistas, sus burocracias sindicales y su izquierda electoralista.
Desde la Liga Internacional de los Trabajadoras nos unimos participando en más de 20 países.

Colombia, un grano de arena que suma

Lea también  La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común Entre Duque y las FARC: ¿Hay una salida al callejón sin salida?

Aunque el carácter de masas con consignas radicales frente a las multinacionales contaminantes y los países del G7 se vivió en los países imperialistas, con cientos de miles de personas en las calles de Alemania y Australia entre otros. En los países del Sur y Colombia, sumamos nuestro granito en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Cartagena.

El día 20, más de 1.700 manifestantes estuvieron en la Plaza de Bolívar para rechazar: asesinatos de los líderes sociales en medio de conflictos agrarios y ambientales, el Fracking y el glifosato de Monsanto, la destrucción del Amazonas, el Plan de Ordenamiento Territorial de Peñalosa, la contaminación de los operadores privados de Transmilenio y las corridas de toros coloniales.

El día 27 se realizó un plantón frente a las sedes de Ecopetrol, Agencia Nacional de Hidrocarburos que proyecta reservas petrolíferas hasta 2025-26, previendo crisis de las regalías y el empleo. Por eso llama a feriar los recursos naturales al capital extractivista y a subyugar nuestra maltrecha soberanía nacional.

Reacciones, apaga fuegos

Como una forma de contener la marea y seguir con la retórica de promesas, los gobiernos de la ONU convocaron la Cumbre sobre la Acción Climática, celebrada en Nueva York. En dicho evento, Greta Thunberg, joven sueca de 16 años y líder icónica, dio un discurso de indignación:

Los jóvenes están empezando a entender vuestra traición”, “Si eligen fallarnos, nunca se lo perdonaremos”, “Solo les importa el dinero y el crecimiento económico infinito, ¡cómo se atreven!”, “El mundo se está levantando. Y el cambio está llegando. Les guste o no”, llamando a desconfiar en los políticos del sistema como Trump, Duque, Bolsonaro y Macron.

Lea también  Todos al Paro Nacional. No a las mesas de concertación

Revolución o extinción

Hasta el momento, no hay voluntad política de tránsito a energías renovables, tampoco hay una voluntad política gubernamental por reducir de aquí al 2030 en un 45% las emisiones de gases CO2. Una nueva matriz energética, implicaría disminuir las ganancias que por décadas, alimentaron la avaricia de los ricos.

Es probable que los capitalistas y sus gobiernos títeres, sigan quemando nuestro hábitat, la Tierra, incrementando el calentamiento global y sobrepasen los 1.5°C, límite de riesgo según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU. Hay que recordar que contrario a la ideología de que todos los humanos somos igual de responsables por este problema, 100 grandes compañías son responsables del 70% de las emisiones globales. Son grandes compañías petrolíferas, energéticas o extractivistas de carbón y gas. Su sistema social irracional –el capitalismo– nos condena a la barbarie, ya le falló a nuestros padres y abuelos, ahora a nosotros, sus hijos.

Ante este escenario, las generaciones obreras, populares y juveniles, debemos rebelarnos ante la desigualdad social, el colapso y la extinción de especies, entre ellas, la nuestra. Hoy más que nunca necesitamos formarnos, politizarnos y organizarnos en partidos revolucionarios anti-sistema, sindicatos combativos y organizaciones sociales, en los barrios, los lugares de estudio y trabajo.

No caigamos en la desesperanza, construyamos un mundo nuevo socialista. Precisamos luchar por una revolución, que arrebate el poder económico y político a los ricos. Por un gobierno de los trabajadores y una economía planificada que hoy en día es inconcebible sin perspectiva ambiental. Promover un plan de emergencia frente a la matriz fosilista, el caos climático y la constante precariedad laboral que vivimos.

Lea también  ¡Contra la violencia machista, a las calles junto a los pueblos en lucha!

La Liga Internacional de los Trabajadores (LIT-CI) y el Partido Socialista de los Trabajadores de Colombia (PST-C) se suman a esta causa común de un movimiento por la revolución mundial. Invitamos a unirte a nosotros en tu país, aportar y luchar juntos, en la misión más importante de nuestras vidas.