Compartir

Desde el pasado 11 de marzo, más de 15 mil indígenas iniciaron la Minga Social Suroccidente, una movilización de los pueblos indígenas sobre la Vía Panamericana que intenta discutir con el Gobierno los problemas que amenazan la existencia de estas comunidades. Pero el gobierno de Iván Duque se mantiene en la misma posición que tuvo durante el Paro Nacional Universitario, enviar funcionarios de segundo nivel para establecer un acuerdo y aparecer al final para la firma.

Por PST-Colombia

A cambio, el gobierno uribista ha mandado más de 1.500 agentes del ESMAD que han agredido a las comunidades y que ya cobró sus primeras víctimas: siete indígenas heridos por armas de fuego y un policía asesinado por grupos armados cerca del sector La Agustina.

Para el gobierno, las exigencias de la Minga no son negociables, pues no están dispuestos a discutir temas estructurales que demandas las comunidades: acabar con el paramilitarismo y los asesinatos de sus líderes, frenar la explotación petrolera por el método de fracking en sus territorios, discutir el Plan Nacional de Desarrollo que profundiza el modelo extractivista y disminuye la ya precaria inversión social, el fraude de la implementación de los acuerdos de paz que no ha hecho una inversión en esta región afectada por el conflicto armado y el incumplimiento por parte del Estado de los acuerdos que se han firmado antes.

Esta es la segunda gran movilización en menos de un año del gobierno de Iván Duque. Esta movilización, sumada al Paro Nacional del Magisterio, configuran la necesidad de avanzar al Paro Nacional, pues el Gobierno de Iván Duque insiste en llevar la discusión al problema de Venezuela y a las objeciones a la JEP, mientras las condiciones de vida de la clase trabajadora y los sectores populares en el país, se deterioran aceleradamente al tiempo que está en curso de aprobación el nefasto Plan Nacional de Desarrollo con el que pretende profundizar la precarización laboral y la eliminación de subsidios para los más pobres, entre otras medidas.

Lea también  Colombia: la clase trabajadora: del voto por las ideas al voto por el amigo, por el vecino…

Desde El Partido Socialista de los Trabajadores respaldamos la Minga Social Suroccidente, y las justas exigencias de las comunidades, repudiamos la brutal represión y el tratamiento de guerra del gobierno contra la protesta social, que al igual que en el paro estudiantil ya cuenta con varios heridos; exigimos al gobierno colombiano el retiro inmediato del ESMAD y la presencia de Iván Duque en la mesa de negociación, de igual manera hacemos un llamado a las organizaciones sindicales, políticas y sociales a comprometerse con la realización del Paro Nacional votado en el Encuentro Nacional Obrero, Sindical y Popular, organizado y preparado desde las bases, pues esta es la única forma de brindar un apoyo efectivo a la Minga Social Suroccidente.