Compartir

Carta abierta a los compañeros Comité Nacional de Paro, Bloque por el Paro Indefinido, Centrales Obreras, organizaciones sindicales, sociales, comunitarias y políticas de izquierda.

Reciban un saludo cordial y combativo de parte del Partido Socialista de los trabajadores.

La ya grave situación de pobreza y desigualdad, los asesinatos selectivos, las medidas neoliberales y antiobreras de este gobierno y sus antecesores, que motivaron el estallido social del 21 de noviembre, se han venido agravando como resultado de la pandemia y de las medidas tomadas por el gobierno que son encaminadas al salvamento de los bancos y las grandes empresas mientras que miles de trabajadores y pobres se enfrentan al hambre y la posibilidad del contagio.

Decenas de decretos la mayoría regresivos han sido promulgados, las pensiones han sido atacadas beneficiando a las AFP y los bancos, para el sector financiero regalos y para los pobres y las pequeñas empresas lo que se ofrecen son créditos, es decir, mayores deudas y ninguna ayuda concreta.

Demoras en las ayudas y subsidios a los más vulnerables; despidos y rebajas de sueldo, precarización y falta de bioseguridad en el sector salud han desatado una verdadera ola de cacerolazos, twitteratones, mítines a lo largo del país, cada vez más barrios y ciudades se cubren de pañuelos rojos como símbolo del hambre, pero también como símbolo de lucha. Estas manifestaciones han sido respondidas con represión violenta y una campaña que tilda de irresponsables a quienes se ven obligados a salir.

El quedarse en casa, es imposible para quienes no tienen un techo, es una condena al hambre para millones, ante la indolencia y las falsas promesas de ayudas por parte del gobierno nacional y los gobiernos locales. Este es un discurso hipócrita, dado que mientras promulgan el #quédateencasa, flexibilizan la cuarentena cada día para más sectores sin ninguna garantía para su salud y sus vidas, como los obreros de la construcción y de manufacturas.

Lea también  La clase trabajadora del sector salud ante la reapertura de la primera ola de Covid-19 en El Salvador

Avanza la implementación de la “cuarentena inteligente”, que no es más que el sálvese quien pueda, obligando a los asalariados a salir para garantizar la ganancia de los empresarios, al tiempo que mantiene sin ingresos a los informales y desempleados. En los países donde se ha implementado esta medida han aumentado los contagios y las muertes. Para esto se valen de un aplanamiento forzoso de la curva, con datos irreales por tanto no existen pruebas masivas, y las que se reportan son de hace dos semanas.

Pero la lucha no se detiene. En los barrios populares suenan los cacerolazos y en sus puertas y ventanas cuelgan camisas y manteles rojos como banderas de lucha contra el hambre, mientras la población se ve obligada a salir a las calles a protestar. Así, la bandera roja, símbolo histórico de la revolución y el socialismo hoy refuerzan su significado, al ser el símbolo de lucha contra el hambre.

Debemos organizar con urgencia una campaña unificada por el no pago de la deuda externa y con esos recursos un verdadero plan de emergencia social que permita sostener una cuarentena real, poniendo la vida antes que los negocios. Para ello proponemos un primero de mayo de lucha, no podemos convocar a las calles, pero podemos alzar nuestras voces de diferentes maneras, proponemos algunas acciones unitarias:

8 am: canto de La Internacional en todas las ventanas
7 pm: gran cacerolazo por cuarentena sin hambre, plan de emergencia pagado con los recursos de la deuda externa.
Llamamos este primero de mayo a ondear en ventanas y balcones la bandera roja, exigiendo medidas serias contra la pandemia al tiempo que un plan de emergencia que garantice comida, servicios y vivienda para todos, financiado con los recursos que se van al pago de la deuda externa.

Lea también  Porque no se ha superado la pandemia, porque en esto nos va la vida: Sanidad 100% pública

Twiteratón unitaria #NoPagarLaDeuda #RentaBásicaYa #CuarentenaSinHambre #1deMayodeLucha, para los trabajadores de la salud #BioseguridadyFormalización.

Es el momento que la clase obrera mundial retome la lucha contra el capitalismo y de insistir en la unidad para luchar, que los ricos paguen la crisis.

¡Viva el primero de Mayo internacionalista y proletario!