Compartir

Desde que se conoció el problema del coronavirus, ha sido evidente la lentitud, aunque algunos la podrían llamar ineptitud, del gobierno para tomar medidas que pudieran evitar un mayor contagio de la población colombiana. Pero el comportamiento de Duque no se ha diferenciado mucho a la actitud de la mayoría de los diferentes gobiernos burgueses del mundo, para los cuales lo más importante es la economía de los capitalistas, llegando hasta el cinismo de decir que esta es una simple “gripita”, como lo dijo Bolsonaro, o la del gobierno de López Obrador en México que no ha tomado medidas serias contra la pandemia y llamo a los mexicanos a abrazarse, o la peor actuación es la de Trump en los EEUU que decía abiertamente que no había que pararle muchas bolas a esta enfermedad porque lo más importante para los EE.UU era no parar el país. Solo cuando la cantidad de contagiados y muertos por el covid-19 comenzó a incrementarse de manera abrumadora fue que salieron con lágrimas de cocodrilo a anunciar medidas un poco “drásticas” para tratar de controlar la pandemia, no sin dejar de llorar por las ganancias perdidas.

Por Secato

El Gobierno De Duque Siempre Al Servicios De Los Empresarios

Según datos suministrados por el mismo gobierno, cerca del 50% de los infectados al finalizar marzo de 2020, eran personas que vinieron del exterior y entraron por los aeropuertos colombianos. Fueron los alcaldes de las grandes ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Cartagena, los que tomaron la iniciativa declarando toques de queda para evitar la propagación. Ante esto la Ministra de Gobierno salió a tratar de desautorizar a los alcaldes y por la presión, el presidente tuvo que anunciar el confinamiento nacional hasta el 13 de abril y el cierre de los aeropuertos tres días después.

Pero todas las medidas que han tomado han sido tibias y no ha tomado en cuenta las dimensiones de lo que puede venir, porque la alcaldesa de Bogotá debió haber anunciado de inmediato el cierre del sistema de transporte Transmilenio, el principal foco de contaminación que puede existir en Bogotá, y el gobierno debió haber decretado el cierre de todas las empresas, entidades financieras y publicas que no son vitales para combatir la pandemia para poder evitar el contagio de la población Le dicen a la población que no puede salir a la calle cuando más del 50 % de los trabajadores colombianos viven gracias al “rebusque” y a la mayoría de los obreros, de empresas que no son hoy fundamentales para combatir la pandemia los obligan a trabajar como las cementeras, metalúrgicas, etc.

Lea también  Italia | Covid-19 pone contra la pared a los responsables por el desmantelamiento de la salud pública

Todas las medidas que han tomado Duque y los alcaldes, a los únicos que han beneficiado son a los grandes empresarios y banqueros. Hoy se han girado miles de millones de pesos para combatir la pandemia, que por el sistema usurpador creado por la ley 100 a los que están en primera línea no les llega (se hizo un giro de 7 mil millones pero a las EPS no a los hospitales), pues a los trabajadores de la salud en infinidad de clínicas y hospitales importantes del país les adeudan salarios desde hace meses y los insumos para los médicos y enfermeras como trajes, máscaras, no existen.

Para La Burguesía Todo Es Negocio

Existen un sector de la burguesía que se está lucrando con esta situación, desde los que acaparan productos fundamentales, hasta los que utilizan estas crisis para comprar barato a precio de gallina flaca, ellos “no dan puntada sin dedal” porque en lo único que piensan es en la tasa de ganancia. A la burguesía, como clase social no le interesa si se destruye el planeta o se mueren las personas, es más algunos hasta estarán felices porque la mayoría de los muertos son mayores de 60 años que ya están pensionados y con esto evitaran un gasto “innecesario”, por decirlo de alguna forma son los mejores exponentes del capitalismo salvaje. No les importa si todo se hunde, con tal de que ellos aumenten sus ganancias.

Para otro sector de la burguesía, tan inhumano como la anterior, al que posiblemente esta crisis está golpeando, ha salido a echarle la culpa al capitalismo salvaje y está haciendo el llamado a ponerle un rosto humano a la explotación capitalista, como si esto fuera posible, porque en lo único que piensan es en sus propiedades y las ganancias que se les esfuman.

Lea también  Colombia | El nuevo paquetazo de Duque: se agrava la pandemia y se salvan las empresas

Solo La Clase Obrera Puede Parar Esta Barbarie

A pesar de las miles de hipótesis que hoy rondan por doquier sobre el COVID-19, esta situación que vivimos los trabajadores del mundo, lo único que ha dejado claro es el verdadero rostro del capitalismo, ha servido para quitarle la máscara al capitalismo como sistema social, que traería bienestar para la mayoría de la población. Hoy está claro que todas las medidas que toman los gobiernos son al servicio de los capitalistas. Esta situación sería tan sencilla de controlar si en lugar de las ganancias de los empresarios se pensara en la salud de la población. Con medidas como: parar la producción de las empresas que no sean esenciales en esta crisis, o ponerlas a producir para garantizar los insumos necesarios para que la población pueda quedarse en casa con un mercado para todo un mes, realizando tareas de desinfección y búsquedas de casos para darles un debido tratamiento y no como basura contagiosa como hoy son tratados.

No Pagar La Deuda Externa Es La Salida.

Pero muchos trabajadores se preguntan y de donde podemos sacar los recursos para garantizar el combate a esta pandemia. Al mes de agosto de 2019, Colombia debía US$135 mil millones de dólares, que equivalían al 42% del PIB, de esos el sector público debía US$72.601 millones y solo por intereses, en el presupuesto para este año 2020, se debían pagar $5.6 billones de pesos en capital y $8.5 billones de pesos en intereses.

Si esta crisis nos golpea a todos, a los primeros que debería golpear a los que solo han vivido de la usura y de la riqueza producto del trabajo de millones de trabajadores asalariados, don esos parásitos los que deben pagar la crisis y no los trabajadores que lo único que hemos hecho es producir riqueza social a instancias de nuestra salud y de nuestra juventud. Es el momento de que esa escoria del capitalismo, los usureros del capital financiero, paguen la crisis. No se trata de rogarles para que renegocien o condenen la deuda, esa deuda ya fue pagada hace muchos años y en lugar de bajar todos los días se incrementa, porque eso es lo que les interesas a esos buitres rapaces.

Lea también  Aquí puedes ver la charla con Martín Hernández sobre coronavirus, guerras y revoluciones

Le corresponde a las organizaciones de los trabajadores comenzar a exigir el NO pago. Única medida para evitar esta hecatombe.