Compartir

Piñera, acorralado por las movilizaciones, presentó la propuesta de una “Constituyente” (hacer un par de enmiendas a la Constitución del 80). Este “Congreso Constituyente” pondría en las manos de los mismos de siempre la tarea de reformar la Constitución. Esta es una maniobra evidente para intentar quedarse en el poder.

Por MIT-Chile

Ninguna propuesta de Constituyente sin antes sacar a Piñera y con este Congreso puede realizar los cambios que queremos. Ellos quieren aparentar cambiar algo para que todo siga igual.

Frente a la propuesta de Piñera, Navarro se adelantó y dijo que este Congreso no era legítimo para llevar a cabo el “Congreso Constituyente”, entonces llamó a que los parlamentarios renunciaran y se convocaran a elecciones anticipadas para que otro congreso siguiera el proceso. En ese llamado, lo apoyó Guillier. Hay otras variantes como la que propone la DC, que el cambio de Constitución sea llevado a cabo tanto por “la ciudadanía” como por el Congreso.
Estas propuestas también son una trampa desesperada en el marco de querer mantener la institucionalidad cuando hoy queremos cambiar TODO. Unas elecciones anticipadas, si es con las mismas reglas empresariales y candidatos de sus mismos partidos no es más que cambio de máscara para seguir todo igual. Un híbrido de proceso como propone la DC, como ha sido hasta ahora siempre terminaría llevando la balanza a favor del Congreso.

La Asamblea Constituyente(AC) del PC y el Frente Amplio también es una trampa. El PC y FA proponen hacer una AC bajo los mismos mecanismos de las instituciones y régimen actual: un plebiscito (que sería el 15 de diciembre) y luego de eso evaluar si se hará o no AC, quieren llevarnos al mismo callejón sin salida como lo hicieron con el plebiscito por NO+AFP, cuyo resultado quedó descansando en el Congreso. Para peor, ya no exigen la salida de Piñera, es decir pretenden hacer una AC mientras el que gobierne siga siendo el que ha reprimido, asesinado y ha estado en contra de las protestas actuales.

Lea también  ¡Piñera no tiene moral para llamar a un acto por los DDHH! ¡FUERA YA! ¡QUE SE VAYAN TODOS!

Así, la propuesta Asamblea Constituyente del PC y del Frente Amplio la quieren hacer sin antes sacar a Piñera y respetando los propios obstáculos y limitaciones antidemocráticas de la Constitución del 80. Quieren hacer una Asamblea Constituyente sin cuestionar el poder económico de los monopolios que controlan y financian las elecciones. En ese proceso electoral participarían los mismos partidos tradicionales, los ricos y corruptos, o sea, no garantiza una Asamblea libre, democrática y soberana. Lo que quieren ellos es que salgamos de las calles y pongamos en sus manos nuestra lucha para que hagan lo que hacen hace 30 años, pactos y diálogos en favor de los de arriba y contra los de abajo.

No debemos dejar las calles hasta que caiga Piñera, todos ellos y la Constitución de 80.

A multiplicar y coordinar las Asambleas Populares y Obreras para que organicen y decidan TODO!

Por una Asamblea Constituyente convocada y controlada por las Asambleas Populares. Si no es así, será una trampa.

Queremos cambiar TODO. Para empezar, queremos un Plan de emergencia y una segunda independencia , que garanticen:

  • Condonación de todas las deudas de los trabajadores, la juventud y del Pueblo
  • Fin de las AFPs, expropiación inmediata del Fondo de Pensiones para que lo controlen los trabajadores. Por un sistema de reparto y solidario. Pensión mínima de 500 mil pesos.
  • Salud, educación y transportes públicos, gratuitos y estatales bajo control de los trabajadores y el pueblo
  • Fin al Código Laboral de Pinochet
  • Fin al subcontrato y al trabajo informal que reduce nuestros derechos.
  • Reducción de la jornada laboral para garantizar empleo para todos/as. Aumento del sueldo mínimo a $600.000
  • Fin al TAG, carreteras libres. Impuestos altos a los ricos, impuestos justos a los pequeños propietarios!
  • Por el derecho a la autodeterminación del Pueblo Mapuche. Desmilitarización inmediata del Wallmapu. Por los derechos de las mujeres, inmigrantes y LGBTI.
Lea también  Piñera hace un llamado a la paz: ¿de qué paz estamos hablando?

Para financiar estas medidas debemos:

  • Confiscación de los bienes, expropiación y nacionalización del patrimonio de las AFPs, los seguros y la banca. Renacionalización y reestatización del cobre y recursos naturales bajo control de los trabajadores y el pueblo.
  • Las 10 familias capitalistas y estafadoras, socias de transnacionales y bancos internacionales, deben devolver al pueblo todo lo que nos han robado: plan agresivo de desprivatizaciones.
  • Romper con el TPP y todos los Tratados de Libre Comercio. No más colonización de Chile.

Para imponer estas propuestas necesitamos seguir con la revolución en las calles y realizar una gran huelga general indefinida; organizar las Asambleas Populares, la defensa de las manifestaciones y de las poblaciones.

Debemos luchar por construir un Gobierno Obrero y Popular basado en las Asambleas Populares para poner a los trabajadores y el pueblo en el poder.