Compartir

!A seguir con la revolución en las calles!

Como MIT, queremos hacer un llamado al conjunto de los sectores productivos de la clase trabajadora, pesca industrial y artesanal, minería, forestales, agro industria, metalurgia, etc, a sumarse al gran paro nacional convocado para el día 25 hasta el 27 de noviembre.

Por MIT-Chile

Hoy la convocatoria a Huelga General hecha por la directiva de la Mesa de Unidad Social, más los sindicatos de varios sectores importantes como los portuarios es un importante apoyo a la revolución que se viene dando en las calles. En ese sentido, su pliego de demandas (como el aumento del sueldo mínimo) sumado a la exigencia de una Asamblea Constituyente más la petición del cese al cargo del General Director de Carabineros, Mario Rozas Córdova (y de todos aquellos que tengan responsabilidad en la práctica sistemática de la brutalidad represiva), ubican el objetivo de su paralización. Sin embargo, ese objetivo debe ser complementado con una de las reivindicaciones máximas que exige la revolución en las calles: la salida de Piñera.

Es clave que los sindicatos de todo Chile convoquen a una Huelga General hasta que caiga Piñera, exigir la libertad de todos los presos por luchar, que se haga juicio y castigo de todos los políticos, policías y militares involucrados en crímenes de lesa humanidad en contra de personas inocentes, en el marco de las masivas protestas que se desarrollan en todo el país desde el inicio de la revolución. Como es sabido en el mundo entero, el gobierno criminal y asesino de Piñera, viola, mata, y tortura al pueblo de chile. Los casos son múltiples y vemos día a día como aumentan las cifras por trauma ocular, a causa de disparos de perdigones, atropellos en vehículos particulares (de carabineros), torturas en comisarías, abuso sexual, y asesinatos. Sin embargo, ¡la criminalidad policial no se detiene! recientes son los casos de Abel Acuña, quien fallece de un paro cardio respiratorio por ataque policial con bombas lacrimógenas en Plaza Dignidad, y el de la camarógrafa de nacionalidad colombiana, Albertina Martinez Burgos, quien fue brutalmente acuchillada y ahorcada en su departamento.

Lea también  12 de noviembre: huelga general y marchas multitudinarias por todo el país

Pese a los crímenes de lesa humanidad, cometidos por este gobierno y sus fuerzas represivas, desde la UDI hasta un sector del Frente Amplio, acordaron entre cuatro paredes y a espaldas del pueblo un pacto por la “paz y por una nueva constitución” totalmente hipócrita, es así que mientras miles de personas eran brutalmente reprimidas, definieron convocar a un plebiscito para abril de 2020, para garantizar el control del “cambio constitucional”.

Respecto a este acuerdo entre cuatro paredes, como MIT, creemos que se sigue haciendo oídos sordos a la exigencia de todo el pueblo chileno: sacar a Piñera del gobierno. Sacarlo no solo por todos las violaciones a los DDHH que ha cometido, sino también porque es parte de ese grupo de empresarios que ha hecho su fortuna a costa de saquear nuestros recursos naturales, los recursos del Estado y, a costa de explotar a los trabajadores.

Es claro que si Piñera sigue en el poder, será imposible garantizar incluso la Asamblea Constituyente libre y soberana, pues él, así como los partidos tradicionales, no quiere una asamblea constituyente, sino maquillar la Constitución del 80. Por eso, cualquier cambio constitucional convocado por este gobierno y bajo estas instituciones es una trampa.

En ese sentido, desde el MIT creemos que la Asamblea Constituyente para que sea libre y soberana debe ser convocada y organizada por las asambleas populares, los trabajadores y el pueblo organizados desde abajo.

Debido a lo anterior, como MIT hacemos un llamado al conjunto de la clase trabajadora para continuar luchando en las calles, hasta sacar a Piñera del gobierno.

Es vital que las y los trabajadores del sector público y privado, fundamentalmente los de la minería los puertos, presionen a sus direcciones sindicales para que este paro nacional del 25 hasta el 27 de noviembre, no sea el único, sino que se trabaje en una huelga indefinida y que no tenga el objetivo de negociar con este gobierno, sino de exigir su salida. Pero además que la Huelga exija un Plan de Emergencia frente a la crisis:

  • Condonación de las deudas de los trabajadores, la juventud y el Pueblo
  • Fin de las AFPs, expropiación del Fondo de Pensiones bajo de control de los trabajadores, sistema de reparto y solidario, bajo control de los trabajadores
  • Salud, educación y transportes públicos, gratuitos y estatales bajo control de los trabajadores y el pueblo
  • Fin al Código Laboral de Pinochet, al subcontrato y al trabajo informal.
  • Reducción de la jornada laboral. Aumento del sueldo mínimo a $600.000
  • Fin al TAG. Carreteras libres
  • Por el derecho a la autodeterminación del Pueblo Mapuche. Desmilitarización YA del Wallmapu
  • Expropiación de la Banca. Renacionalización y reestatización del cobre y recursos naturales, bajo control obrero y popular.
  • Las 10 familias capitalistas y estafadoras de los principales grupos económicos chilenos deben devolver todo lo que han robado: plan socialista de desprivatizaciones.
  • Romper con el TPP y los Tratados de Libre Comercio. No más colonización de Chile. por una segunda independencia.
Lea también  Diario de una rebelión: de la huelga general a la mayor marcha de la historia chilena

¡FUERA PIÑERA ASESINO! ¡QUE SE VAYAN TODOS ELLOS!

¡A MULTIPLICAR Y COORDINAR LAS ASAMBLEAS POPULARES! ¡QUE ELLAS DECIDAN TODO!

POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE CONVOCADA Y ORGANIZADA POR LAS ASAMBLEAS POPULARES, SINO SERÁ UNA TRAMPA

¡POR UN GOBIERNO OBRERO Y POPULAR!