Compartir

El 16 de mayo del 2019 se votó a favor de legislar la reforma de pensiones de Piñera, la que trae más consecuencias positivas para los dueños de los fondos de pensiones que para los que se jubilan bajo el sistema de las AFP. Los primeros, quienes han visto su fortuna acrecentarse, y los segundos quienes seguiremos ganando pensiones de miseria.

Por MIT-Chile

La votación de este proyecto nunca tendría que haber visto la luz en el congreso, teniendo en cuenta las masivas movilizaciones que se llevaron a cabo para terminar con las AFP y no para fortalecerlas, que es lo que propone esta reforma de pensiones. Es más, no solo las movilizaciones multitudinarias que se evidenciaron el 2017 y 2018 expresan la indignación de la población respecto a las AFP, sino también las encuestas -ampliamente manipuladas como la CADEM- todavía muestran una importante oposición en contra de las AFP, arrojando un 67% de desaprobación en la reforma de Piñera este 2019.

¿Por qué debemos rechazar la reforma y eliminar las AFP?

Sin embargo, la información respecto a quienes en verdad beneficiaría esta reforma se ve ocultada en los grandes medios de comunicación, los cuales solo hacen hincapié en el 4% adicional que “el empleador tendrá que desembolsar para las previsiones de sus trabajadores”. Pero, no menciona que ese 4% en realidad saldrá de los bolsillos de los trabajadores, ni que este proyecto involucra un futuro e importante aumento en el desempleo, donde se pronostica que se perderán 52.000 puestos de trabajo menos en el largo plazo y que por año se podían llegar a perder cerca de 9.000 puestos de trabajo1. Incluso si bien, este 4%, que será administrado por una entidad pública, no asegura que no se vayan a utilizar en inversiones para poder capitalizar la entidad, lo que dejaría nuestro “fondo individual” a merced de los vaivenes de la bolsa de valores y de las inversiones empresariales.

Lea también  ¡El Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución de los de arriba es una trampa hipócrita! ¡Sigamos en las calles hasta que caiga Piñera, que se vayan todos!

Por otra parte, al 28 de febrero de 2019 los fondos de pensión que administraban las AFP alcanzaban el monto de US$212.860 millones de dólares. Fundación SOL analizó el destino de US$124.336 millones equivalentes al 58,4%, donde aparecen las 6 familias más ricas de Chile, Luksic, Matte, Saieh, Solari, Yarur y Said, como los principales beneficiados en las inversiones hechas gracias a nuestras pensiones. Por ejemplo, el grupo Luksic es el que recibe la mayor cantidad de inversiones de fondos de pensiones, alcanzando los $5.820.655.000.000 pesos chilenos. Estas inversiones van para las empresas del grupo económico Luksic, al igual que los otros 5 grupos económicos importantes, desde bancos hasta retail2.

Por otra parte, el economista Marcos Kremerman, autor del estudio ¿Las AFP para quién? Afirma que cada mes se jubilan 10.000 trabajadores, y solo en septiembre de 2018 la mitad de ellas gano menos de 45.000 pesos. Inclusive quienes han cotizado por 30 a 35 años, toda una vida, la mitad de ellos saco menos de $253.000 pesos3.

Tampoco nos dice que el pilar solidario solo aumentará 10.000 pesos, cuestión que es una burla si observamos el incremento en los precios de vida que tiene Chile, y sobre todo viendo el incremento de las riquezas de los grandes empresarios del país, donde 115 familias tienen el 12% de la fortuna total del país4. Y La cosa se poner peor cuando evidenciamos que las rentabilidades de las AFP (mecanismo que debiese aumentar nuestras pensiones) han ido a la baja desde la implementación del modelo, vale decir que un trabajador que se jubile hoy con el 10% va a ganar más que un trabajador que se jubile cotizando 14% en 40 años más. Vale decir que esta reforma no asegura ni siquiera en sus puntos mas mínimos una posibilidad a tener una jubilación digna, solo asegura el fortalecimiento de las AFP y su legitimación.

Lea también  Chile | carta abierta del MIT a la tropa de las FF.AA

¡A no confiar en el parlamento ni en los partidos tradicionales! ¡A organizar la huelga general!

Para frenar esta intentona del gobierno de fortalecer las AFP, el Frente Amplio buscó generar una “gran oposición” que se pusiese en contra de esta reforma tendiendo lazos a la ex nueva mayoría, con la DC y el Partido Radical incluidos. Sin embargo, quedó en evidencia dentro de la votación para aprobar la reforma lo estéril que resulta esta estrategia, que término con la reforma de pensiones aprobada en la cámara de diputados. De la misma mano también vemos la política de Luis Mesina de llevar toda la discusión al parlamento, de enfocar las fuerzas en las elecciones que vienen, teniendo como objetivo sacar a los diputados que votaron a favor de la reforma para cambiar el modelo desde adentro.

Por una parte, observamos que esta intentona de generar oposiciones en el congreso y concentrar las fuerzas en el debate parlamentario es estéril y no hace mas que desviar el trabajo que se debe realizar en los centros de trabajo, en los sindicatos y territorios de trabajadoras y trabajadores para impulsar la movilización. De la misma forma en la cual el Frente Amplio defendió una política de debate en el parlamento con la falsa gratuidad en la educación y la perdió -y que ahora observamos las consecuencias-, el mismo camino parece abrirse en la pelea contra las AFP.

Luís Mesina, por otra parte, también ha desechado como primera instancia la movilización de trabajadoras y trabajadores en Chile para poder dirigir la política contra las AFP hacia el mismo parlamento corrupto que vota leyes hechas a la medida para los grandes grupos económicos, de quienes también se ven beneficiados con las AFP.

Lea también  Chile | 19 de Octubre: breve crónica de un despertar

La única manera de poner en jaque a las AFP, a los políticos y a los empresarios y dueños de las AFP es a través de una huelga general que ponga en peligro las ganancias de los grandes grupos económicos en Chile. La presión que la clase trabajadora puede ejercer a las ganancias de los empresarios solo es posible a través de la organización de trabajadoras y trabajadores en sindicatos, territorios, juntas de vecinos, etc. La movilización de las víctimas del sistema de AFP y quienes producen las riquezas del país es la forma de presión mas eficiente y la única que puede colocar en peligro a los empresarios, obligándolos a terminar con las AFP por un sistema de reparto solidario, tripartito y administrado por las y los trabajadores.

Notas:

1 https://www.eldesconcierto.cl/2018/11/07/reforma-de-pensiones-hacienda-reconoce-que-se-perderan-52-mil-puestos-de-trabajo-al-largo-plazo/

2 https://www.elmostrador.cl/destacado/2019/05/16/luksic-said-yarur-saieh-matte-y-solari-las-millonarias-familias-chilenas-que-acaparan-la-inversion-de-las-afp/

3 Gálvez, R & Kremerman, M. ¿AFP para Quien? Dónde se invierten los Fondos de Pensiones en Chile. Mayo de 2019. Fundación Sol

4 https://www.elmostrador.cl/mercados/2017/06/14/mapa-de-la-extrema-riqueza-115-familias-chilenas-manejan-el-127-de-la-fortuna-del-pais/