Compartir

Cada día los medios de comunicación nos bombardean con noticias, que las más de las veces son de los hechos policia­les, la farándula o la vida de los millonarios. Ello ocurre porque la televi­sión, la radio y los diarios, no son imparciales, están en manos de los grandes grupos económicos que no solo dirigen las noticias sino también son dueños de todas las empresas que nos han arrebatado, el pe­riodismo es controlado por los empresarios y los go­biernos de turno invierten mucho dinero para admi­nistrar la información que nos llega, y eso tiene una explicación.

Por: María Rivera

Lo que pre­tenden ellos es que los trabajadores y el pueblo no obtengamos informa­ción independiente y en definitiva, en lo posible, que no saquemos conclu­siones que pongan en pe­ligro su santa estabilidad.

Si bien es cierto que mu­chas veces logramos ha­cer campañas e informar­nos a través de internet, no es menos cierto que el periódico –junto con vo­lantes o boletines– ha sido la herramienta alrededor de la cual los trabajadores hemos expresado nues­tras opiniones y hecho propuestas.

Siguiendo esta tradición es que el Movimiento In­ternacional de los Traba­jadores, MIT, comenzará a editar un periódico in­dependiente, que exprese las necesidades y desafíos de nuestra clase.

Llevaremos mes a mes las noticias de los secto­res explotados de Chile y el mundo, recibiremos aportes y críticas, pues queremos que sea LA VOZ DE LOS TRABAJADORES la que llegue a cada lugar de trabajo para que nos enteremos de la realidad de nuestros hermanos de clase.

Junto con esta primera edición comenzamos una campaña de suscripción anual. Queremos que cada uno de ustedes sea parte de esta herramienta para la organización de los tra­bajadores y el pueblo, que la lleve a cada lugar de tra­bajo, escuela, población o universidad.

Lea también  Argentina: enfrentar los ajustes del FMI

Ponemos nuestro perió­dico al servicio de las lu­chas de los explotados y oprimidos. Por la organi­zación permanente de la lucha de trabajadores y por la construcción de una organización revoluciona­ria que luche por el socia­lismo.