Compartir

En varias ediciones anteriores hablamos sobre la silicosis, enfermedad degenerativa de la actividad pulmonar, causada por la contaminación de la sílice en la mina. A diferencia de Codelco y las subcontratistas, un grupo de dirigentes sindicales ha tomado seriamente este problema. Pero no es solo la silicosis lo negativo que trae la extracción minera en manos de empresarios.

Por MIT-Chile

Otros problemas de la minería en manos de los empresarios

Un estudio del 2015 de la Universidad de Chile refleja que son 8 peligros los que trae la minería, entre ellos se pueden destacar: Desmontes y relaves, producto de que “la minería
frecuentemente involucra mover mucho material estéril o de leyes no económicas y depositarlos en desmontes en las cercanías de las minas”, un problema que por ejemplo vivieron los habitantes de Caimanes, debido a la contaminación del agua que ha provocado la minera Los Pelambres; Las fundiciones que emiten dióxido de azufre, el cual junto con óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono originan la lluvia ácida, estos componentes pueden causar enfermedades respiratorias, o pueden empeorarlas si ya se padecen. Las fundiciones de Caletones de Codelco y Ventanas de Enami liberan alrededor de 400 toneladas al día de dióxido de azufre al aire.

Por su parte, la contaminación por metales pesados persigue desde hace décadas a Antofagasta, que paga con creces los costos de ser la capital minera de Chile. Según datos publicados el 2017², en la región, la mortalidad por cáncer de pulmón duplica a la media nacional (34.7 casos cada 100,000 habitantes versus el 16.1). Varios de los problemas de contaminación de la comunidad lo relacionan al puerto internacional de Antofagasta (ATI) de propiedad de Luksic, una terminal de carga y descarga de metales pesados, incluyendo concentrado de cobre, en pleno centro, desde donde emerge gran parte del polvo negro que envuelve a la ciudad.

Lea también  En las calles contra el G20 y el FMI

Se viene más contaminación… Piletas de Arsénico bajo la tierra

Una de las luchas más actuales se viene dando en la comunidad de Coya, vecinos de El Teniente. Codelco está construyendo un centro de acopio de arsénico en las cercanías de la comunidad, este compuesto en altas concentraciones puede llevar a contraer enfermedades cardiovasculares y/o cáncer. Son enormes piletas donde serán enterradas muchas toneladas de arsénico y tienen alto poder de contaminación. Según la empresa, todo está con nivel de seguridad total, pero ¿cómo podemos estar seguros si son varios los casos de contaminación en el país y la comunidad y los trabajadores de Codelco nunca fueron informados y llamados a participar del proceso de implementación de este centro de acopio? Tenemos que informar a todos los trabajadores sobre lo que está sucediendo y exigir de la empresa que tome las decisiones junto con los trabajadores y la comunidad.

¿Qué hacer? Mineros y comunidad deben luchar contra la contaminación

Los Mineros debemos hacernos escuchar y fortalecer los Sindicatos que luchan. Y también debemos organizarnos con nuestras familias y comunidades, ya que son ellas que sufren las consecuencias de las largas jornadas laborales, las enfermedades y la contaminación.

Tenemos que luchar por muchas mejoras en nuestras condiciones de trabajo para mitigar la contaminación. Hoy en El Teniente luchamos por sacar los camarines y casinos de interior mina. También luchamos por implementos de seguridad de mejor calidad, mejoras en la ventilación, etc. Sin embargo, estas mejoras, incluso si las conseguimos, no son suficientes para acabar con las enfermedades, ya que los mineros hoy pasan más de 10 horas todos los días dentro de la mina. Tenemos que luchar también por reducir la jornada laboral sin reducción de sueldos.

Lea también  Chile: las FFAA, el principal sostén de la clase dominante

Esas luchas tienen que venir de la mano con la lucha para que los trabajadores retomemos el control sobre nuestras más importantes riquezas naturales. Solo bajo la administración y control obrero podemos acabar con la contaminación que generan los empresarios.