Compartir

La Cámara aprueba Media Provisoria 881 que libera el trabajo los domingos y el registro de horario.

Por: Diego Cruz

La Cámara de los Diputados aprobó, la noche de este martes 13 de agosto, la Medida Provisoria (MP) 881 editada por Bolsonaro. Luego de que las enmiendas sean aprobadas por los diputados, el texto va para el Senado. Esta MP pierde validez si no es aprobada por el Congreso Nacional hasta el próximo día 27/8. Llamada “MP de la Libertad Económica”, la medida, en realidad, aumenta la libertad para que el patrón y las empresas exploten aún más a los trabajadores, quitando derechos y dificultando, o simplemente eliminando, la fiscalización.

La principal medida traída por la MP es el cambio de la CLT [Consolidación de las Leyes del Trabajo] que reglamenta el trabajo los domingos. Hoy, la ley determina que el descanso del trabajador debe coincidir con el domingo. Solo puede trabajar los domingos quien compruebe “conveniencia pública o necesidad imperiosa” (como hospitales, por ejemplo), precisando para eso de autorización. La medida libera el trabajo ese día para todos los sectores, con el límite de un descanso por cada tres domingos trabajados. También acaba con el pago doble por trabajar los domingos si el descanso pasa a otro día de la semana.

Otro punto de la MP aprobado por la Cámara quita la obligación del registro de horario de los trabajadores en las empresas con hasta 20 empleados. Hoy, es obligatorio el registro de horario de entrada y salida de los trabajadores en las empresas con hasta 10 empleados. Solo para dar un idea de lo que eso significa, en el Brasil 94% de las empresas tienen hasta 20 trabajadores. O sea, es la liberación general para la gran mayoría de las empresas. En las demás, un acuerdo colectivo o individual puede liberar el registro de horario precisando solo marcar las horas extras. En la práctica, sin la necesidad de registrar el horario en que llegan o salen, los trabajadores serán obligados, frente a la presión del patrón, a hacer horas extras “no contabilizadas”.

Lea también  Las atrocidades cometidas en Piribebuy y Acosta Ñú fueron propias del carácter genocida de la Guerra contra el Paraguay

La MP también acaba con la necesidad de habilitación para actividades consideradas de “bajo riesgo”. ¿Qué actividades son esas? Las que el presidente determine.

Aumento del desempleo y de la precarización

Así como en el caso de la reforma laboral, la MP 881 está siendo aprobada sin ningún debate o discusión. Peor, la justificativa dada por el gobierno y reverberada por los medios es que ella “desburocratiza” y simplifica la legislación, generando millones de empleos en los próximos años. Exactamente lo mismo que se decía cuando fue aprobada la reforma laboral en el gobierno Temer. El gobierno prometía entonces seis millones de nuevos empleos. Lo que se obtuvo de allá hasta acá fue, por el contrario, aumento del desempleo y de la informalidad.

Ahora, de forma cínica, el gobierno retoma exactamente las mismas mentiras y promete la creación de 3,7 millones de empleos en 10 años con la MP. Resta preguntar si antes o después de los ocho millones de nuevos puestos de trabajo que la reforma de la previsión crearía. El modus operandi es el mismo: ataque a los derechos laborales y a la jubilación, a cambio de la promesa de empleos y crecimiento económico. “Estudio” divulgado por el gobierno promete crecimiento de 7% del PIB con el trabajo los domingos. Una broma de mal gusto.

Esa medida se da junto con otras como la defensa del trabajo esclavo y el debilitamiento de la fiscalización laboral. El Sinait, sindicato de los auditores fiscales del trabajo, denuncia que el plantel de auditores hoy es el menor en las últimas dos décadas. O sea, no pudiendo todavía acabar con lo que resta de derecho laboral, Bolsonaro acaba con la fiscalización para dejar a las empresas libres para hacer lo que quieran. Para él, quien tiene vida difícil en este país es el patrón, no el trabajador que sobrevive con el desempleo en masa, el salario de hambre y la precarización. Como afirmó, el trabajador va a tener que escoger: o derechos o empleo. Con esa nueva reforma laboral, no tendrá ni lo uno ni lo otro. La única cosa que se garantiza es la ganancia de las empresas en tiempos de crisis.

Lea también  Lecciones de la huelga de los conductores de materiales peligrosos

Así, el gobierno Bolsonaro, junto con este Congreso Nacional, reafirma su proyecto de desmantelamiento completo de las leyes laborales, de los derechos sociales, y de la previsión, haciendo que los trabajadores retornen a la condición de semiesclavitud.

Lea también: “Derrotar el proyecto de dictadura y semiesclavitud de Bolsonaro”, en este mismo sitio.

Artículo publicado en www.pstu.org.br

Traducción: Natalia Estrada.