Compartir

Prisión y confiscación de los bienes de todos los corruptos y corruptores. En los últimos días, la situación de Temer y de los figurones del PSDB viene agravándose. Alckmin y Aécio ven avanzar sus procesos de corrupción. Temer y sus cómplices del Planalto [Casa de Gobierno] no agraciados con el foro privilegiado, se volvieron reos en la Justicia Federal de Brasilia. El coronel João Baptista de Lima Filho y el abogado José Yunes, amigos de larga data del “vampiro neoliberalista” [Temer], pueden complicar aún más al presidente, si abren la boca.

Por: PSTU – Brasil

Temer consiguió escapar de dos pedidos de investigación del entonces Procurador General de la República (PGR) Rodrigo Janot, a costa de la compra de diputados y miles de millones del Presupuesto, pero la crisis es tanta que ni eso fue suficiente para garantizar noches tranquilas al ex vicepresidente de Dilma. El Supremo Tribunal Federal (STF) pasó a investigar al actual presidente, aunque él no pueda ser procesado o castigado mientras esté en el cargo.

El mes pasado, el STF pidió la quiebra de sigilo bancario del presidente en el caso que envuelve corrupción en el Puerto de Santos. En la ocasión, Temer declaró que presentaría a la prensa sus cuentas. Hasta hoy está todo el mundo esperando eso, y una nueva denuncia de la PGR puede llegar al Congreso.

“Tucanos” en la mira

Por su parte, el ex gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, que dejó el cargo para disputar la presidencia, no está teniendo sus mejores días.

La Fuerza Tarea de la Lava Jato del Ministerio Público Federal de San Pablo acabó de pedir que el proceso contra Alckmin sea remitido lo más rápido posible a primera instancia. La investigación estaba en el Superior Tribunal de Justicia (STJ) mientras Alckmin fue gobernador y tenía derecho a foro privilegiado. Al dejar el cargo, perdió el privilegio. Alckmin es acusado de recibir más de R$ 10 millones de la Odebrecht entre 2010 y 2014. En la planilla de coimas de la constructora, el sería el “Santo”.

Lea también  La lucha de las mujeres es parte de la lucha por la Revolución Socialista

El último 7 de abril, la Policía Federal arrestó al ex director del Dersa (estatal de infraestructura de autopistas del Estado), Paulo Vieira de Souza, Paulo Preto, apuntado como operador de los esquemas de corrupción del PSDB. La Lava Jato señala un desvío de R$ 7,7 millones de las obras del Rodoanel [rotondas] durante las gestiones de [José] Serra, de 2007 a 2010. Serra estaría directamente involucrado en una posible delación de Paulo Preto, pero Alckmin tampoco se libraría.

El escándalo del trensalão o esquema de fraude y cártel en licitación en los trenes y subterráneos de San Pablo entre 1998 y 2008 continúa parado. El robo totaliza casi R$ 10.000 millones y nadie fue castigado todavía, pues la justicia del Estado y la prensa “tucana” siempre blindaron al corrupto.

Y, por fin, tenemos a Aécio Neves, flagrado pidiendo R$ 2 millones de Joesley Batista, de la JBS [frigoríficos]. El STF juzga el próximo 17 de abril el recibimiento de la denuncia por lavado de dinero y corrupción pasiva del “tucano”.

Prisión ya y confiscación de los bienes de todos los corruptos y corruptores

No sin razón la prisión de Lula no fue conmemorada por sus adversarios políticos en el Congreso, como el PSDB o el propio Temer. Por el contrario, fue recibida con preocupación. La crisis que vivimos, que afecta también a los de arriba, es tan grande que ni ellos mismos consiguen garantizar el éxito de la operación-ahoga investigaciones que intentan llevar adelante juntos.

Así como la mayoría de la clase trabajadora, el PSTU afirma que la prisión de Lula no garantiza el fin de la impunidad ni de la injusticia: es necesario exigir la prisión de todos los corruptos y corruptores: sean del PT, PSDB, MDB, etc. Y no defender la impunidad general para salvar a Lula, como hace gran parte de la izquierda.

Lea también  Polémica: todavía es necesario discutir organización

Sectores de la derecha, por otro lado, como Bolsonaro y el MBL [Movimiento Brasil Libre], que tanto denuncian al PT, se callan frente a la robadera de los “tucanos” y del gobierno Temer. No es difícil de entender: Bolsonaro también está metido en casos de corrupción, como enriquecimiento ilícito en los últimos años, y el MBL, que ya nació corrupto, está ligado a esos mismos partidos corruptos de la derecha.

El hecho de que la justicia esté poniendo a Temer y esos “tucanos” en la mira no es garantía de que Temer, Alckmin, Aécio y todos los otros corruptos envueltos en la Lava Jato y otros casos sean investigados hasta el final y rápidamente presos. Esta justicia de los ricos, llena de privilegiados, no merece confianza.

Por eso mismo, precisamos exigir investigación y prisión de todos los corruptos y corruptores. Que sean presos y tengan sus bienes confiscados. Que las empresas envueltas con corrupción, como la Odebrecht, sean expropiadas y puestas bajo control de los trabajadores.

Artículo publicado en www.pstu.org.br
Fotografía: Aécio Neves, Michel Temer y Geraldo Alckmin.
Traducción: Natalia Estrada.