Compartir

En la tarde del martes 26 de febrero, las centrales sindicales se reunieron en la sede del Dieese, en el centro de San Pablo, para discutir los próximos pasos de las movilizaciones contra la reforma de la Previsión y el fin de las jubilaciones. Como principal encaminamiento, se decidió que el 22 de marzo será el Día Nacional de Movilizaciones contra la Reforma de la Previsión, rumbo a la Huelga General.

Por: CSP-Conlutas

Representando a la CSP-Conlutas, el miembro de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la Central (SEN), Luiz Carlos Prates, Mancha, defendió que “las centrales deben poner peso en las acciones y organizar junto a los trabajadores un fuerte acto para la fecha marcada, además de potenciar la defensa de nuestras jubilaciones el próximo 8 de Marzo, toda vez que las mujeres son parte del grupo que sufrirá más con los impactos del desmonte de nuestra previsión”.

Clemente Ganz Lucio, director técnico del Dieese (Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos) puntualizó diversos ataques que la reforma trae en su propuesta, como “microrreformas laborales, afectando derechos como abono salarial, fondo de garantía de tiempo de servicio de jubilados, FAT (Fondo de Amparo al Trabajador), seguro de desempleo, entre otros”.

Se listaron incluso otros ataques inconstitucionales, como la Medida Provisoria 871, que revisa beneficios previsionales, restringiendo el acceso a la pensión por muerte, licencia por maternidad, y jubilación de los trabajadores del campo, por ejemplo.

De modo general, los representantes defendieron construir la próxima fecha de luchas con unidad entre las entidades sindicales y los movimientos sociales, de modo de no solo fortalecer el día de movilización rumbo a la Huelga General con la participación de más organizaciones, como también llevar el tema a la clase trabajadora y detallar el desastre que la reforma de Bolsonaro representa para todos nosotros.

Lea también  El Programa de Estabilización y Presupuesto Suplementario hace pagar la crisis a los trabajadores

Confiera la intervención de Luiz Carlos Prates, Mancha, con un balance sobre la reunión.

Hay consenso de que es necesario divulgar ampliamente en todos los medios de comunicación de las entidades involucradas en esta lucha la verdad y los perjuicios que todos sufrirán con la posible aprobación de la propuesta en el Congreso Nacional.

“Los grandes medios están apoyando y seguirán de esa manera. Precisamos hacer una disputa de masas, una contra compaña, y hacer eso en nuestros medios, en las redes sociales, será decisivo para avanzar contra la reforma”, alertó Mancha.

Por eso, él agregó a su posición que es necesario amarrar la nueva fecha de luchas con los movimientos sociales, para que no tengamos buenos resultados solo con los actos sindicales principales de las centrales, sino también para que sea diseminado en barrios y en otros lugares.

“El 22 de marzo precisa ser preparado en las bases, con asambleas en diversos lugares. Es preciso que nos reunamos con los movimientos sociales y que haya un fuerte trabajo en la comunicación de las entidades para mostrar a los trabajadores la profundidad de los ataques que vendrán con la reforma de la Previsión”, destacó el dirigente.

Además de agregar la lucha por jubilaciones y por la Seguridad Social el 8 de Marzo, las centrales reunirán esfuerzos para que el 1° de Mayo –Día Internacional del Trabajador– sea también una fecha de movilización unificada contra la reforma.

En la reunión estuvieron presentes también, por la CSP-Conlutas, el dirigente Atnágoras Lopes, además de Richard Araújo y André Valuche.

Acumulación positiva de luchas contra la reforma

Lea también  Organizaciones convocan Día Nacional de Lucha por el Fuera Bolsonaro para el 10 de julio

La propuesta del gobierno de Jair Bolsonaro, que alcanza de lleno nuestra Seguridad Social, fue motivo de protesta de la más reciente gran movilización de las centrales el último 20 de febrero, con la Asamblea de la Clase Trabajadora, que reunió en la Plaza da Sé, en San Pablo, a millares de trabajadores de distintos gremios, en defensa de sus derechos y sus jubilaciones.

En el acto, realizado el día en que el Presidente entregó el proyecto de reforma en el Congreso Nacional, la propuesta fue considerada por los manifestantes aún peor que la de Temer, y las centrales reafirmaron el repudio a la reforma defendiendo la unidad y la movilización para impedir ese ataque.

Artículo publicado en www.pstu.org.br

Traducción: Natalia Estrada.