Compartir

El 1° de Mayo, Día Internacional de Lucha de los Trabajadores, ocurre en medio de una gran crisis sanitaria, social, económica y política. El gobierno Bolsonaro es incapaz de garantizar la defensa de la vida de los trabajadores y el sustento necesario para que la población permanezca en casa. Ahora, con las denuncias hechas por su ex ministro Sérgio Moro, que, además, siempre fue su fiel colaborador, Bolsonaro se colocó en una situación insostenible. Innumerables organizaciones han asumido la necesidad de derribar este gobierno, exigiendo el ¡Fuera Bolsonaro!

Por: Luiz Carlos Prates*

En este contexto, la unidad de acción entre las centrales sindicales es muy importante para el 1° de Mayo. Las imposibilidad de realizar acciones en las calles y concentraciones públicas en este momento de pandemia, permitió la propuesta de realización de un 1° de Mayo virtual, en las redes sociales, con lo cual nuestra central estuvo de acuerdo.

La CSP-Conlutas defendió que tendríamos que tener una jerarquía en la lucha contra el gobierno, y que la consigna “Fuera Bolsonaro” tenía que ser incorporada dado el aumento de la polarización política en el país. Hasta ahora, la mayoría de las centrales no concordaron con esta propuesta que es cada vez más necesaria. Lo que está garantido es que cada una expresará su posición en las intervenciones divididas entre las centrales.

El jueves (23/4) fuimos sorprendidos por declaraciones en la prensa de que serían convidados a participar del acto-libre, instituciones que desvirtúan el carácter clasista del 1° de Mayo. Entre ellos, el gobernador de San Pablo, João Doria (PSDB), el gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel (PSC), el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, el presidente de la Cámara Federal, Rodrigo Maia (DEM), y otros. Nosotros no estamos de acuerdo con esta decisión y tampoco tomamos parte en ella.

Lea también  Ni han prohibido los despidos, ni los ERTES salvan puestos de trabajo. ¡Nissan nacionalización!

Para nosotros, es muy importante un 1° de Mayo unitario; mientras tanto, el protagonismo precisa ser de las entidades de los trabajadores, de las centrales sindicales, de los movimientos populares, de las organizaciones de la juventud, de los partidos comprometidos con la causa de los trabajadores, y organizaciones democráticas, además de las iniciativas culturales.

La CSP-Conlutas continuará insistiendo para que el acto virtual del 1° de Mayo esté a la altura de las necesidades de los trabajadores y trabajadoras del país. Imprescindiblemente, que afirme la defensa de la salud y de la vida de los trabajadores a partir de la defensa de la cuarentena general, con garantía de estabilidad, empleo y salario; así como el aumento y el pago de auxilio de emergencia. Precisamos levantar la bandera del no pago de la deuda pública a los banqueros para tener los recursos necesarios para las áreas de la salud y social. ¡Es necesario agitar el Fuera Bolsonaro y Mourão, ya!

En el mundo entero, los trabajadores, incluso en condiciones de aislamiento social, van a protestar contra este sistema que siempre intenta descargar la crisis en nuestras espaldas. Por eso, llamamos a las organizaciones y a los trabajadores a realizar en nuestro día un gran cacerolazo en defensa de la vida y exigir ¡Fuera Bolsonaro y Mourão, ya!

*Luiz Carlos Prates (Mancha) es integrante de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas

Artículo publicado en www.pstu.org.br

Traducción: Natalia Estrada.