Compartir

Cerca de 2 mil mujeres y activistas hacen acto contra el gobierno, Cunha y el PSDB. Patotas del PT avanzan contra las mujeres

Por PSTU (B)

La idea era hacer un acto del 8 de marzo, contra los ataques del gobierno y del Congreso Nacional a las mujeres, sobre todo a las mujeres trabajadoras, las que más sufren y sufrirán con medidas como la reforma de la Previsión Social que intenta ser implementada por el gobierno de Dilma. Pero el PT, PCdoB, Marcha Mundial y demás sectores ligados al gobierno, contrariando lo que fue definido en las reuniones preparatorias, intentó dar un golpe para transformar la manifestación, convocada en el MASP (Museo de Arte de Sao Paulo), en un gran acto en defensa del gobierno de Dilma, Lula y del PT.

MUJERES PSTU

 

El MML (Movimiento Mujeres en Lucha), ligada a la CSP-Conlutas, sin embargo, no aceptó el golpe, denunció la maniobra y anunció la ruptura de la manifestación, convocando a las activistas para una protesta por las consignas de las mujeres, contra el gobierno, el PSDB y el PMDB.

 

Mientras tanto, parte de la manifestación, ligada al gobierno, fue en dirección a la Consolación, con banderolas que decían «Somos todos Dilma» y entonando «Olé, olé, olá, Lula, Lula». Sectores antigobiernistas, como el MML, CSP-Conlutas, Juntos, Pan y Rosas, además del PSTU, PCB y varias corrientes del PSOL, marcharon en dirección contraria, rumbo a la Plaza Osvaldo Cruz. La manifestación contra el gobierno reunió a cerca de 2 mil activistas y tuvo la incorporación de varias mujeres independientes durante el trayecto, contando con la presencia de mujeres del movimiento popular, obreras de la fábrica Suntech de São José dos Campos, bancarias, profesoras, estudiantes secundarias que ocuparon escuelas contra el gobierno de Alckmin.

Lea también  Jornada de luchas por el Fuera Bolsonaro realiza actos y acciones por el país

 

«Es una gran victoria la organización de las mujeres, independiente del gobierno, de los patrones, de la oposición de derecha», dijo Ana Pagu, de la Secretaría Nacional de Mujeres del PSTU. «El PSTU cree que la lucha de las mujeres trabajadoras está entrelazada con la lucha más general de los trabajadores y nuestro destino, en relación a la reforma de la Previsión, al ajuste fiscal, a la ley antiterrorismo y todos los ataques sólo tienen sentido si entablamos una fuerte lucha contra el gobierno de Dilma, contra la oposición burguesa, el PMDB, contra el PSDB y contra la ideología que existe un golpe contra el PT, lo que existe es un golpe contra los trabajadores, en especial contra las mujeres trabajadoras», señaló.

 

Ana Pagu denunció la maniobra del PT y del PCdoB, que «en nombre de defender al gobierno rompen la unidad de las mujeres trabajadoras» y alertó que los actos convocados para el próximo 18 y 31 serán la «reproducción de lo que sucede aquí hoy». Ana llamó a las mujeres a no participar de los actos de los días 13 o 31, e invitó a todas a la jornada de movilizaciones, convocada por la CSP-Conlutas y Espacio Unidad de Acción para el 1º de abril. «Vamos a hacer que esta fuerza aquí se refleje el 1º de abril, en una movilización en todas las regiones en que vamos a decir ‘Basta de mentiras, basta de engañar a la clase trabajadora'».

 

PT y PCdoB: Golpes, insultos y agresiones

Los sectores ligados al PT y el PCdoB intentaron secuestrar el acto, para defender al gobierno de Dilma, con un discurso de defensa de la democracia contra un supuesto golpe. Pero parece que la democracia que defienden vale sólo para quien defiende a este gobierno. Silvia Ferraro, del MML y del PSTU, al discursar contra los ataques del gobierno a las mujeres fue amenazada e insultada.

Lea también  Polémica | Una ley contra los derechos del pueblo palestino, y la autocrítica de del FIT-U

 

«Yo dije en la tarima que teníamos que defender ‘¡Fuera todos ellos, fuera Dilma, fuera Cunha, Alckmin, Aécio! porque ninguno de ellos representa los intereses de las mujeres trabajadoras», relata Silvia. «Cuando dije eso fui impedida, intentaron tomar mi micrófono, pero yo no lo permití, sólo que nosotros tuvimos que descender del camión y yo fui amenazada con agresión», recuerda.

 

Un cordón de mujeres garantizó que Silvia pudiese bajar de la tarima, pero la fuerza de choque del PT avanzó contra ellas. Varias activistas fueron agredidas. “Tuvimos hoy un gran ejemplo de que, cuando una mujer es agredida, las otras se unen, fueron varias mujeres que se unieron, del PSTU y de varias organizaciones e independientes”, dijo Silvia.

 

El golpe dado por las gobiernistas provocó indignación y rebeldía. «Fuimos nosotras las garantizamos que la consigna de la reforma de la Previsión se hiciera escuchar, que la lucha por el derecho al aborto también estuviese, y sufrimos este ataque por el PCdoB y Marcha Mundial de Mujeres, pero no vamos a bajar nuestras cabezas», dijo Luka França, de la corriente Insurgencia, del PSOL. «No vamos a aceptar este tipo de método», dijo Sâmia de Juntos. «Quieren secuestrar el 8 de marzo para defender al gobierno», reafirmó.

 

Traducción Laura Sánchez