Compartir

Desde que asumió el gobierno, Bolsonaro pone la Educación como blanco de sus ataques reaccionarios y conservadores. Ya son innumerables las demostraciones de su política de destrucción de la Educación y de la universidad pública. No podemos tolerar más esta situación. Eso empeora la situación ya dramática de la educación pública. Las universidades están con dificultades para mantenerse por falta de presupuesto. Las escuelas se están cayendo a pedazos. La reforma de la Escuela Media está empeorando todavía más la enseñanza.

Por: Rebeldía, Juventud Revolucionaria Socialista

Sumado a esto, sigue comprando votos en el Congreso Nacional para imponer su célebre reforma de la previsión, que significa un duro quite de derechos a los trabajadores y que alcanza de lleno a la juventud, que ya tiene los peores índices de desempleo.

Este 15 de mayo está convocándose un día nacional de huelga de la Educación. Varios gremios de profesionales de la educación ya adhirieron. Es preciso desde ya convocar a todos los centros académicos, DCEs y gremios para esta movilización. Una fuerte huelga de la educación el día 15 debe estar al servicio de la construcción de la huelga general en el país, que está siendo convocada para el 14 de junio.

Contra estos ataques en la educación, en la previsión social, y contra las libertades democráticas, es preciso preparar asambleas, movilizaciones y huelgas, ya.

La salida para defender la educación pública y la previsión, así como todos los derechos de los trabajadores y de la juventud, es la lucha.

Unidad para luchar es una necesidad para conseguir derrotar los ataques de Bolsonaro. Pero hay un sector que intenta negociar y no convocar a las movilizaciones.

Lea también  Brasil: Gobierno promete R$ 40 millones y diputados aprueban reforma de la previsión en la CCJ

Tenemos que decir que esta reforma y estos ataques no se negocian. Quien negocie estará traicionando el movimiento.

Queremos el fin de los ataques y de la reforma. Más aún en Bahia, donde hay una fuerte huelga de los profesores y de las universidades estaduales que está siendo reprimida por el gobernador del PT, demostrando así cómo PT y PCdoB, esos partidos que se dicen de izquierda, cuando gobiernan reprimen igualmente las luchas de los trabajadores en nombre del capitalismo. No es en vano que los gobernadores del PT defienden también la reforma de la previsión. Tanto el PT como el PCdoB siguen defendiendo el mismo proyecto de conciliación de clases que ya llevó al fortalecimiento de Bolsonaro.

Mientras exista este sistema capitalista, entra un gobierno y sale un gobierno, seguiremos siendo atacados. Solo con una rebelión de los trabajadores que construya un gobierno socialista de los trabajadores, sin patrones, por fuera de esta democracia de los ricos, será posible garantizar nuestros derechos. Precisamos discutir una salida para el país, que pasa por atacar los intereses de los ricos y poderosos. Si el gobierno quiere un billón de reales que saque ese dinero de los banqueros y de los megaempresarios, no de la previsión o de la educación. Que pare de pagar la deuda pública que chupa el dinero de los trabajadores y lo envía para los banqueros.

¡Todos el día 15 de mayo!

Artículo publicado en www.pstu.org.br

Traducción: Natalia Estrada.