Compartir

Si existe crisis y división en el gobierno, en relación con la reforma de la Previsión están todos unidos.

Por: PSTU – Brasil

Hacia el final de la tarde de este lunes 18/2, el gobierno Bolsonaro finalmente oficializó la dimisión del ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gustavo Bebianno (PSL), en medio de una crisis que venía arrastrándose hacía cinco días. Es la primera y más importante baja del gobierno y expone la crisis interna de los diferentes sectores que componen el gobierno de ultraderecha. Es la segunda dimisión más rápida de un ministro pos democratización, perdiendo solo para Romero Jucá en el gobierno Temer, en 2016.

Bebianno sufría una larga “fritura” por parte del gobierno luego de la denuncia revelada por el diario Folha de S. Paulo que mostraba que el dirigente del PSL y coordinador de la candidatura de Bolsonaro en las elecciones, articuló una serie de candidaturas “laranjas” [naranjas – de fachada][1] en su partido. En parte, para cumplir el mínimo exigido por la legislación de 30% de candidaturas para mujeres, y también para desviar dinero del fondo electoral a que la sigla tiene derecho. Solo una de las candidaturas habría recibido R$ 400.000 para sumar solo 247 votos, indicio del vergel que el partido de Bolsonaro plantó en esta campaña.

La gota de agua para la dimisión ocurrió cuando Bebianno divulgó haber conversado con Bolsonaro el día en que este recibía el alta del hospital Albert Einstein. Intentaba pasar la idea del endoso del presidente a su permanencia en el cargo. El hijo de Jair Bolsonaro, el concejal Carlos Bolsonaro (PSC-RJ), sin embargo, desmintió públicamente la conversación y lo llamó “mentiroso”. Jair Bolsonaro confirmó la versión del hijo, y el caldo se calentó.

Lea también  Actos pro Bolsonaro no representan a la mayoría

El problema es que Bebianno no es un integrante cualquiera de este gobierno desvariado. Es simplemente el hombre que articuló y actuó al frente de la campaña de Bolsonaro a la presidencia. Y en estos días de “fritura” quedó evidente que no caería solo ni callado. En declaración “que se filtró” a la prensa, llegó a decir que tenía vergüenza por el papel cumplido en la elección de Bolsonaro. “Es una persona loca, un peligro para el Brasil”, habría afirmado.

La demora en la dimisión del ministro tuvo que ver con un complicado proceso de negociación para su salida. Primero, Bolsonaro le ofreció una gerencia en la Usina de Itaipú. Con la negación de Bebianno, el gobierno le ofreció la embajada del Brasil en Roma. Los propios militares habrían entrado en escena para evitar un desenlace catastrófico al recién asumido gobierno.

El anuncio de la dimisión de Bebianno fue realizado de manera cuidadosa. Bolsonaro divulgó un video en que elogia la “seriedad y la calidad del trabajo” del ex ministro, días después de haberlo llamado “mentiroso”.

Crisis en el naranjal

La primera gran crisis en el Planalto [Casa de Gobierno] muestra la división interna de las facciones que componen el gobierno Bolsonaro, y la propia división de la burguesía. Refuerza incluso que el gobierno Bolsonaro es tanto o más corrupto que los gobiernos anteriores, haciendo exactamente lo contrario del discurso anticorrupción que fue su “mascarón de proa” durante la campaña. Primero, el “naranjal” del PSL, partido de Bolsonaro. Después, una serie de tentativas de desarmar la bomba reloj representada por las amenazas no tan veladas de Bebianno. Tentativa de callarlo, intercambio de cargos públicos a cambio de silencio, todo lo que ya estamos cansados de ver en gobiernos anteriores.

Lea también  Cabanagem (1835-1840): una revolución radical en el corazón de la Amazonia
Jair Bolsonaro y Gustavo Bebianno.

Tanto esfuerzo no fue por nada. Ciertamente, el hombre fuerte del PSL tiene mucho que revelar sobre los meandros de la candidatura Bolsonaro, y mucho más. No se sabe qué más le fue prometido al ahora ex ministro a cambio de su silencio, pero poca cosa no debe haber sido. Ese tipo de acuerdos, sin embargo, está siempre sometido a una serie de “contratiempos” y cambios. Mucha cosa aún está por venir de ahí.

Reforma de la Previsión

La crisis en el gobierno Bolsonaro ocurre en las vísperas del envío del proyecto de reforma de la previsión al Congreso Nacional, prioridad absoluta del gobierno. La caída de Bebianno y el escándalo del “naranjal” del PSL debe dificultar la negociación del proyecto con el Congreso. Los diputados y senadores van a aumentar el precio de sus votos para aprobar el proyecto exigido por los banqueros. Bolsonaro, sin embargo, ya dio muestra de que no duda en abrir el balcón de negocios y partir para la compra de votos descarada que tanto denunciaba. Por otro lado, si esa crisis expresa una división de la burguesía y del propio gobierno, en relación con la reforma de la previsión hay la más amplia unidad de los arriba.

Es por eso que la clase trabajadora, las centrales sindicales, los sindicatos, las organizaciones del movimiento de masas, como los movimientos sociales y populares, deben preparar desde ya una huelga general para derrotar esa reforma, a ejemplo de lo que ocurrió en 2017 contra la reforma de Temer. El próximo miércoles 20/2 se realiza en San Pablo la Asamblea Nacional de la Clase Trabajadora, que puede y debe ser un paso importante en este proceso.

Lea también  Brasil: centrales sindicales anuncian huelga general para el 14 de junio

[1] El término “laranja” puede ser empleado para definir a alguien que tiene determinada responsabilidad en el papel pero no así en la práctica, en la que cede su nombre para uso de otra persona. Por eso una “candidatura laranja” es una candidatura de fachada. Es decir, aquel que entra en una elección no con el objetivo de concurrir de hecho sino para, por ejemplo, desviar dinero del fondo electoral. En esa hipótesis, el candidato “laranja” presta su nombre para ser candidato pero en realidad es parte de un esquema con otras personas, ndt.

Lea también: “Día 20: Asamblea Nacional de la Clase Trabajadora debe impulsar la construcción de la Huelga General”, disponible en: https://litci.org/es/menu/mundo/latinoamerica/brasil/dia-20-asamblea-nacional-la-clase-trabajadora-impulsar-la-construccion-la-huelga-general/

Artículo publicado en www.pstu.org.br

Traducción: Natalia Estrada.