Compartir

Bolsonaro sacó R4 1.000 millones de la educación para comprar diputados para aprobar la reforma de la previsión.

Por: Redacción PSTU – Brasil

El ministro de Justicia, Sérgio Moro, a pedido del Ministerio de Educación (MEC), publicó decreto este jueves 8/8, autorizando el uso de la Fuerza Nacional para reprimir las movilizaciones programadas para el próximo día 13. El uso de la fuerza de represión fue autorizado para los días 7, 12 y 13, pudiendo todavía ser prorrogado a criterio del MEC.

En principio, el uso de los policías estaría restricto a la Explanada de los Ministerios (Brasilia), a ejemplo de que ya ocurrió dos veces este año: en la organización de protestas de indígenas y en el día de la Huelga General contra la Reforma de la Previsión. Pero para el día 13, la medida puede generalizarse a las universidades federales de todo el país.

Intimidación

El gobierno Bolsonaro ya había anunciado un corte de 30% para las universidades e institutos federales. Más recientemente, el ministro de Educación, Abraham Weintraub, anunció un nuevo corte de R$ 350 millones para la compra de libros para la educación básica. Además de esos cortes, el gobierno articula un Proyecto de Ley que destina 3.000 millones de reales para el pago de las enmiendas prometidas a los diputados que aprobaron la reforma de la previsión. De ellos, R$ 1.000 millones vienen de los montos “contingenciados” de la Educación.

El 13 de agosto promete ser un fuerte día nacional de lucha contra los cortes en la Educación, el proyecto privatista Future-se, y la reforma de la Previsión. La movilización de la Fuerza Nacional de Seguridad para reprimir a estudiantes reafirma el carácter autoritario de este gobierno que trata el movimiento social como caso de policía mientras encubre su propia corrupción, y tiene el objetivo de intimidar y vaciar las protestas.

Lea también  Bolsonaro | la naturaleza social y política de su gobierno

Los estudiantes y trabajadores, sin embargo, ya mostraron que no se dejan abatir por este tipo de amenazas.

Artículo publicado en www.pstu.org.br, 8/8/2019.
Traducción: Natalia Estrada.