Compartir

El 5 de junio fue lanzado en la Cámara de Diputados, en Brasilia, el “Frente Amplio Nacional por las Directas Ya”.

Por: Mariucha Fontana

Por iniciativa del Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo, se reunió un frente suprapartidario formado por PT, PSB, PCdoB, PSOL y otras organizaciones (la Red [Marina Silva] quedó en evaluar, y el PDT de Ciro Gomes es un amigo) en la defensa de que “solo la elección directa, por tanto la soberanía popular, es capaz de restablecer legitimidad al sistema político”, conforme dice la nota de lanzamiento del frente.

Roberto Amaral (ex presidente del PSB), en la revista Carta Capital del 11 de junio define bien cuál es el proyecto y el significado de esta iniciativa: “es del mayor significado la instalación en Brasilia, en la Cámara de Diputados, del Frente Suprapartidario por las Directas Ya (…). La política de frentes populares y de izquierda, transitando, como núcleos, para frentes políticos de los más amplios en los términos del actual espectro político-ideológico, comienza, así, a dar sus frutos (…). En este proyecto, los frentes políticos, como el Frente Pueblo Sin Miedo y el Frente Brasil Popular, desempeñaron papel crucial (…). En el lanzamiento del Plan Popular de Emergencia, propuesto por el Frente Brasil Popular para ‘restablecer el orden constitucional democrático’ (…) João Pedro Stédile advirtió que (…) el Fuera Temer, aunque indispensable, es apenas el punto de partida de una gran lucha (…) sustituir al actual impostor por un delegado de los intereses populares, devolviendo a la presidencia la legitimidad de que carece el actual inquilino”.

Enseguida, Roberto Amaral explica lo que realmente está por detrás del Frente: “De ahí el pleito por la Directas Ya, la fórmula posible en las circunstancias para la elección de un representante de las fuerzas populares, comprometido con la defensa de los intereses de los trabajadores”.

El Frente es, por lo tanto, un frente único político y parte de la construcción de la campaña electoral Lula 2018. Además, como declaró Lula en el Congreso del PT: “2018 está lejos para quien no tiene esperanza. Para nosotros está bien ahí. Si la izquierda hace un programa, un discurso, vamos a volver a gobernar este país”.

Bresser Pereira, ex PSDB, responsable por la reforma de Estado de Fernando Henrique Cardoso (FHC), es otro que apoya la construcción del Frente. Según el Blog 247, evaluando que es poco probable que Temer salga, él dice: “Lo esencial, entonces, es que nos preparemos para las elecciones de 2018. Para esto, sin embargo, no basta continuar haciendo fuerte oposición (…). Es también necesario que discutamos un proyecto de gobierno que pueda unir la nación en torno a Lula (…) que tiene todas las condiciones de gobernar el país de manera equilibrada, defendiendo a los pobres y los trabajadores, sin para esto precisar agredir a la alta clase media y los ricos”.

Lanzamiento del Frente Amplio Nacional en Brasilia. Foro: Agencia PT

El Frente Amplio Nacional por las Directas Ya no es un mero foro de unidad de acción por la construcción de actos en defensa de las directas para presidente. Es un frente único político con objetivo electoral. El Frente Brasil Popular y el Frente Pueblo Sin Miedo están juntos en este proyecto. Este último es el ala izquierda de ese proyecto de construcción de un frente de colaboración de clases, defendiendo, como gusta de enfatizar Guilherme Boulos, del MTST, que sea construido “en caliente”, incorporando movilización social, y no solo “en frío”, en una negociación entre organizaciones.

Lea también  Brasil | Trabajadores de Embraer entran en huelga a partir de hoy

No es secreto para nadie que el proyecto de “Frente Amplio” nació antes mismo de la caída de Dilma, en medio de la crisis del PT, cuando Lula decía que Dilma y el PT estaban “abajo del volumen muerto”. Él se inspira en el Frente Amplio uruguayo, que conformó también un bloque de colaboración de clases.

El Frente Amplio del Uruguay como modelo

El nombre Frente Amplio fue copiado de un frente de conciliación de clases del Uruguay. Se pretende, así, dar una cara nueva y encubrir los discursos desgastadas del PT y el PCdoB.

Liber Seregni, fundador del Frente Amplio uruguayo.

El modelo que envuelve el Frente Amplio Uruguayo, en el cual el Frente Amplio de aquí se espeja, según Leujene Mirhan, sociólogo y miembro del PCdoB, consiste en lo siguiente: “formaciones políticas y electorales que actúan en la forma de ‘Frentes Políticos’ (…) abrigan bajo su paraguas un conjunto de partidos y organizaciones de masa del pueblo que concuerdan con objetivos programáticos comunes. (…) El Frente que más nos llama la atención (…) es el Frente Amplio del Uruguay (…). La Autonomía de las entidades y partidos que lo integran es tan grande que estos pueden, en el límite, no encaminar determinadas decisiones (…). No obstante, jamás pueden encaminar decisiones que contraríen el documento central fundante y el programa unitario del FA. (…) Los comunistas siempre propusieron gobiernos de coalición desde la primera victoria del presidente Lula (…). Es preciso dialogar con el llamado Centro Democrático”.

El Frente Amplio Nacional por las Directas Ya hace parte de ese proyecto, es un paso en su construcción.

Clase trabajadora e independencia de clase

Lea también  Brasil | la justicia burguesa no tiene “héroes”

Los activistas revolucionarios deben luchar permanentemente por conquistar la independencia de clase del movimiento obrero, al mismo tiempo deben promover e intervenir en toda lucha progresiva, sea obrera o meramente democrática.

Para luchar por las reivindicaciones de los trabajadores estamos a favor de articular un Frente Único Obrero, y llamamos a construir organismos de lucha en común, como sería en la organización de la Huelga General. Pero somos contrarios a hacer Frente Único con partidos burgueses, incluso que tengamos acuerdo en la defensa de algunos puntos programáticos democráticos. Cuando una lucha es progresiva, podemos hacer Unidad de Acción en la lucha. Pero la Unidad de Acción en la lucha es diferente y opuesta al Frente Amplio en la estructura, en el tiempo y en el objetivo. A diferencia del Frente, la Unidad de Acción es temporaria, no crea organismos comunes de coordinación.

No hacemos frentes con la burguesía porque los intereses de ella son opuestos a los intereses de clase del proletariado. Incluso cuando algún sector de ella defiende algún punto democrático, como poner fin a la dictadura, por ejemplo, siempre va a tratar de asegurar su dominación y su sistema de explotación.

Por eso, un frente permanente con la burguesía pone al proletariado a su remolque, para impedir que la lucha avance y cuestione el sistema capitalista y afirme un proyecto de sociedad sin explotados y explotadores. Hacer un frente político con el PT y los partidos burgueses significa dar un apoyo político a sus propuestas para la sociedad y a su programa. Ya sabemos el desastre a que eso llevó.

No es igual a las ‘Directas Ya’ de 1984

La actual campaña de las “Directas Ya” del Frente Amplio es vendido por el PT y el PCdoB como la campaña que derribó a la dictadura en 1984.

Esto es una farsa, porque 2017 no tiene nada que ver con 1984. En aquella época se trataba de derrocar la dictadura y, después, de negar que se eligiese el futuro presidente vía colegio electoral de la dictadura. Hoy se trata de una enorme crisis en el régimen democrático burgués y la defensa del “Fuera Temer y este Congreso”. Si no hay poder obrero y popular constituido aún, deben defenderse las Elecciones Generales porque el pueblo tiene el derecho de escoger.

Es farsa también porque mucha gente que está en esta campaña no quiere derribar a Temer, sino hacer campaña electoral para 2018. Basta ver la alianza que hicieron los abogados del PT con Gilmar Mendes en el juzgamiento del Tribunal Supremo Electoral (TSE). El PT dice estar por el Fuera Temer, pero actuó junto con el PMDB y PSDB en el juzgamiento del TSE para defender a Temer (y a Dilma). Los gobernadores de los partidos de ese frente tratan de combinar con Temer concesiones para mantener sus planes estaduales a costa de sostener al actual presidente. El PCdoB apoya la elección indirecta de Rodrigo Maia (DEM-RJ) para presidente, caso Temer caiga.

Lea también  Lecciones de la huelga de los conductores de materiales peligrosos

Esos ejemplos nos hacen entender por qué dicen que la campaña es “para restaurar la legitimidad del sistema político” y también para restaurar la “legitimidad” de los partidos que comandaron el gobierno antes de Temer (PT, PCdoB, etc.) para concurrir a las elecciones de 2018.

En esta situación, es necesario discutir una salida de clase y una alternativa de poder popular más allá del orden burgués. Evidentemente, mientras no haya poder obrero y popular, frente a la caída de Temer y elecciones indirectas, debemos defender elecciones generales, incluso para el Congreso. El pueblo tiene el derecho de escoger.

Pero, no queremos restaurar la legitimidad de este sistema político. Tampoco queremos dar respaldo al PT y aliados, que gobernaron el país con el mismo programa de alianza con la burguesía. En este momento, debemos ayudar a la clase en el desarrollo de una alternativa para que “los de abajo gobiernen”.

Este objetivo no pasa por conformar un Frente Único y de colaboración de clases para recomponer el sistema político y elegir a Lula en 2018.

Por el contrario. El camino es avanzar en la movilización y en la construcción de un campo obrero y popular contra los bloques burgueses de colaboración de clases.

Traducción: Natalia Estrada.

Publicado originalmente en Opinião Socialista n.° 537.-