Compartir

En un post en Twitter, el lunes 9/9 por la noche, el concejal Carlos Bolsonaro (PSC-RJ), hijo del presidente Jair Bolsonaro (PSL) hizo una grave declaración, autoritaria y antidemocrática, que causó reacción inmediata y duras críticas de varias entidades, partidos y sectores de la sociedad.

Por: CSP-Conlutas

Según él, el Brasil no tendrá transformación rápida por medio de la democracia: “Por vías democráticas la transformación que el Brasil quiere no ocurrirá con la velocidad que deseamos… y si eso ocurre. ¡Solo veo todos los días la rueda girando en torno del propio eje y los que siempre nos dominaron continúan dominándonos de maneras diferentes!”, escribió.

“No hay cómo aceptar una familia de dictadores”, reaccionó Felipe Santa Cruz, presidente nacional de la Orden de Abogados del Brasil (OAB), que llegó a ser atacado recientemente por el presidente Jair Bolsonaro, que se burló del asesinato de su padre, Fernando Santa Cruz, por la dictadura militar brasileña. “Es hora de que los demócratas del Brasil den un basta. Basta”, dijo a la Folha.

Partidos, representantes de varias entidades, y personalidades también repudiaron la declaración de Carlos, responsable por las redes sociales del padre, vista como una grave amenaza a las libertades democráticas.

El presidente Jair Bolsonaro y sus hijos tienen un histórico de declaraciones de exaltación al período de la dictadura militar, que rigió en el Brasil de 1964 a 1985, y a la tortura. Según declaró Bolsonaro, su libro de cabecera fue escrito por un torturador, Carlos Alberto Brilhante Ustra. Héroe también del vicepresidente Hamilton Mourão, Ustra tiene 46 muertes en el currículo, ocurridas dentro del DOI-CODI paulista.

Lea también  Congreso de la CSP-Conlutas aprueba llamado a un encuentro nacional de luchadores de base

En la campaña de 2018, una declaración de otro hijo del actual presidente, el diputado federal Eduardo Bolsonaro (PSL-SP), también causó polémica y repudio.

En video grabado en julio y disponible en la internet, pero que salió a la luz a una semana del segundo turno, él respondía a una pregunta sobre una hipotética posibilidad de acción del Ejercito en caso de que el STF impidiese que Bolsonaro asumiera la Presidencia. “Cara, se quisiera cerrar el Supremo Tribunal Federal (STF), ¿sabe que es lo que se hace? Usted no manda ni un jeep. Manda un soldado y un cabo. No es querer desmerecer al soldado o al cabo, no”, dijo.

Tal declaración merece todo el repudio y debe ser rechazada por todos los sectores de la sociedad.

Las libertades democráticas fueron conquistadas a duras penas en la lucha contra la dictadura militar, que mató, torturó, persiguió, y despareció a centenas de opositores. Trabajadores fueron perseguidos y despedidos.

“Bolsonaro quiere imponer su proyecto ultraliberal, que incluye duros ataques a los derechos de los trabajadores, a las jubilaciones, a las condiciones de vida del pueblo pobre, a los indígenas, a los quilombolas, y al medio ambiente, a todo costo. Es un proyecto de semiesclavitud que también presupone ataques a las libertades democráticas para imponer sus voluntades. No nos vamos a callar. No vamos a aceptar”, declaró el dirigente de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas, Luiz Carlos Prates, Mancha.

Artículo publicado en: cspconlutas.org.br

Traducción: Natalia Estrada.