Compartir

Los recientes hechos de la política nacional que estuvieron destacados en los titulares durante el último período, la Operación Lava Jato y los mensajes publicados por el sitio web Intercept, conocido como Vaza Jato, fueron objeto de una de las principales resoluciones del 4º Congreso de la CSP-Conlutas.

Los delegados y delegadas aprobaron el Anexo 1: «Lava Jato, Vaza Jato y la lucha contra la corrupción», que denuncia la Operación Lava Jato por actuar en defensa de los “bandidos favoritos”, ser selectiva y parcial, incluyendo el ex juez y actual ministro Sergio Moro.

La resolución también establece que el expresidente Lula tiene derecho a un juicio regular.

Pero que las revelaciones de Intercept no prueban la inocencia de Lula o del PT y, por lo tanto, no es la tarea de la central defender «Lula Libre» o «Lula Preso».

La tarea es exigir que todos los acusados ​​de corrupción sean investigados, tengan un juicio regular y continuar defendiendo la prisión y la confiscación de los bienes de todos los corruptos y corruptores. También se aprobó la defensa del periodista Glenn Greenwald, de la libertad de prensa, y se sentó una posición clara contra todas las formas de censura, acoso y criminalización.

Mira la resolución completa:

VAZA JATO, LAVA JATO Y LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Considerando que:

– La lucha contra la corrupción y la exigencia de prisión de todos los corruptos y corruptores son demandas legítimas y democráticas de la gran mayoría de la población, especialmente en un país como Brasil, donde reina la impunidad para los ricos y poderosos, mientras la justicia burguesa es connivente con el genocidio y el encarcelamiento masivo de los pobres.

Lea también  Congreso de la CSP-Conlutas aprueba llamado a un encuentro nacional de luchadores de base

– La corrupción es un mecanismo intrínseco del capitalismo y todos sus gobiernos, especialmente en tiempos de crisis económica. Esto es cierto incluso en los gobiernos de conciliación de clases, como lo fueron en los gobiernos del PT. Basta recordar el escándalo del Mensalão [esquema de compra de votos de parlamentarios por parte del PT].

– La CSP-Conlutas siempre ha tenido entre sus banderas la defensa de la prisión y la confiscación de los bienes de todos los corruptos y corruptores y nunca ha confiado en la justicia burguesa, advirtiendo de la impunidad y el favorecimiento para los ricos y poderosos. Sobre todo, porque en Brasil casi La mitad de los presos, en su mayoría negros y pobres, ni siquiera tuvieron un juicio.

– Las filtraciones recientes en el sitio Intercept muestran esta selectividad de la justicia burguesa y que la Operación Lava Jato, que ganó notoriedad entre la mayoría de la población, es tan corrupta como los sectores contra los que afirmaba combatir.

– En la práctica, la Lava Jato tiene sus bandidos favoritos. Mensajes y audios muestran que la operación se negó a investigar bancos, impidió el delato del ex presidente de la cámara de diputados, Eduardo Cunha salvó al PSDB. La entrada del ex juez Sérgio Moro y el apoyo de los fiscales de Lava Jato en el gobierno de Bolsonaro, autoritario y salpicado de indicios de corrupción, desenmascararon su supuesta lucha contra la corrupción. También se hizo público que su selectividad se utilizó para atacar a los opositores políticos, especialmente el PT y a Lula.

– Se comprueba, en la práctica, que en la justicia burguesa no hay santos. Mientras que un sector usa selectivamente la bandera anticorrupción para investigar y castigar a opositores políticos, incluso usando métodos ilegales para hacerlo; de otro lado vemos sectores que defienden la impunidad. Incluso Ahora, incluso, vemos a Bolsonaro, Gilmar Mendes y al PT unidos para detener las investigaciones contra Queiroz y el hijo del propio Bolsonaro.

Lea también  La ola es rebelión

-Sin embargo, las revelaciones de Intercept no dan fe de la inocencia de Lula o de los gobiernos del PT, aunque Lula tiene derecho a revisar su proceso legal y su juicio.

– La prueba de la selectividad de la Operación Lava Jato no debe implicar la adhesión, el apoyo o la participación en la Campaña Lula Libre, cuyo contenido es dar un certificado de inocencia a Lula y a los gobiernos del PT, así como la defensa de la impunidad. También es parte de una campaña electoral destinada a rescatar un programa de conciliación de clase.

Así, el 4º Congreso de la CSP-Conlutas resuelve:

– Defender la lucha contra la corrupción, con prisión y confiscación de la propiedad de todos los corruptos y corruptores;

– Denunciar a la justicia burguesa, así como a la selectiva y corrupta Lava Jato, pero también a los sectores que defienden la impunidad;

– No nos uniremos a la Campaña Lula Libre (que el PT tiene todo el derecho de hacer), ya que tiene la intención de otorgar a Lula y al PT un certificado de inocencia, cosa que en realidad es una campaña electoral anticipada en defensa de un nuevo proyecto de conciliación de clases, y porque divide el movimiento de masas;

– No es tarea del movimiento obrero defender Lula preso o libre. Es una tarea exigir que todos los acusados ​​de corrupción sean investigados y que tengan un juicio regular;

– Lula tiene derecho a un juicio regular;

– Defensa del periodista Glenn Greenwald y de la libertad de prensa. Contra todas las formas de censura, persecución y criminalización.