Compartir

En el intenso calor del interior de São Paulo, el 4º Congreso CSP-Conlutas comenzó en la mañana del 3 de octubre en la ciudad de Vinhedo (SP). Varias delegaciones seguían llegando cuando se abrieron los trabajos del Congreso.

Por Jeferson Choma

Al momento de la apertura, había aproximadamente 2.000 delegados registrados, provenientes de 24 Estados del país. Son representantes de los diversos sectores de la clase trabajadora brasileña de la ciudad y del campo, procedentes de todas las regiones, que se unen para construir un plan de luchas contra el gobierno de Bolsonaro-Mourão y su proyecto para transformar el país en una colonia de los Estados Unidos, acabar con nuestros derechos laborales y educativos, destruir la Amazonía y llevar a cabo un genocidio de campesinos, pueblos indígenas y quilombolas.

Como expresión del internacionalismo de los trabajadores, que ha marcado a la central desde su fundación, también están presentes delegaciones internacionales de Sudán, Costa de Marfil, Palestina, Italia, España, Francia, Argentina, Uruguay, Colombia, Perú, entre otros países.

Durante la mañana, en la mesa de apertura del Congreso, se dieron dos momentos. El primero dedicado a los discursos de las centrales sindicales invitadas a saludar a los delegados, y el segundo marcado por el saludo de los representantes de los partidos políticos.

Representantes de CGTB, NCST, CTB, Força Sindical, Intersindical Central e Intersindical Fight Instrument estuvieron presentes, además de los partidos PSTU, PSOL y POR y la organización internacional Solidarity and Struggles Union Network. El líder de la CUT, Sérgio Nobre, envió un saludo al Congreso.

Partidos

En su discurso, representando al PSOL, Israel Dutra recordó la campaña de solidaridad política con los presos políticos argentinos, como Daniel Ruiz. Refiriéndose a la situación mundial, Israel realizó un duro ataque contra los sectores de izquierda que defienden la represión de China contra las manifestaciones de estudiantes en Hong Kong.

Lea también  CSP-Conlutas | Lea la resolución sobre Lava Jato, Vaza Jato y la lucha contra la corrupción

También en representación de ese partido, el profesor Joao Zafalão explicó que los primeros ocho meses de la administración de Bolsonaro estuvieron marcados por el ataque a las libertades democráticas y la mayor represión de los trabajadores y los pobres. Sin embargo, en su opinión, la CSP-Conlutas debería defender la libertada para Lula. «No está preso por corrupción, sino por un ataque de la derecha para favorecer a Bolsonaro», dijo. Así, el discurso de ese representante de PSOL anticipó una de las controversias que pautaran el Congreso.

Gustavo, representante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (POR), también saludó a los delegados. «Nosotros del POR participaremos en este congreso disciplinados al eje de la defensa del gobierno de obreros y campesinos y el socialismo», dijo.

«¡No lo permitiremos!”

En representación de PSTU, Vera Lúcia entusiasmó a los delegados en varios puntos de su discurso. Vera señaló que la CSP-Conlutas tiene una característica particular, y que no es solo una central sindical. “Reúne a toda la clase trabajadora que está empleada y desempleada. Reúne a trabajadores contratados y subcontratados, aquellos que sobreviven en la economía informal, trabajadores de la ciudad y también rurales”, sentenció.

Según Vera, la tarea del Congreso “es discutir, planificar, elaborar y ejecutar las luchas contra el gobierno y el proyecto Bolsonaro y Mourão que consiste en entregar el país, atacar los derechos de la clase trabajadora y concretar el retorno de la esclavitud. ¡No lo permitiremos!” También defendió el derecho de legítima defensa de los pueblos indígenas que luchan por sus territorios y defienden la selva amazónica.

Pero Vera explicó que el gran enemigo de la clase trabajadora es el sistema capitalista, y que las luchas más inmediatas y sentidas de la población deben articularse con la estrategia global de derrocar a este sistema que está en decadencia profunda.

Lea también  Fin de las jubilaciones. Senado concluye votación de la reforma de la previsión

“Mientras nos organizamos para luchar por nuestro derecho a la tierra, la educación, contra la deuda pública, la privatización, también debemos luchar contra el sistema capitalista. ¿Por qué es ese sistema el responsable de esta situación? El Estado capitalista es asesino y opresivo. Y él mata, siempre lo hizo”, dijo seguida de aplausos. Según Vera, Bolsonaro y su prejuicio, el machismo y la LGBTfobia expresan «la cara más aterradora y desvergonzada de este sistema».

Finalmente, argumentó que la lucha contra el gobierno debe ser paralela con la construcción de un poder socialista alternativo. “Mientras nos organizamos en nuestro sindicato, la asociación de vecinos, en el movimiento estudiantil, el movimiento popular, la lucha por la tierra y su legalización, también debemos organizarnos para destruir el sistema capitalista. Necesitamos organizar porque necesitamos hacer una revolución en este país”, dijo.

El último discurso fue pronunciado por Rejane de Oliveira, que representó a la Secretaría Ejecutiva de CSP-Conlutas. Rejane habló sobre el momento político en el país en el que se celebra el Congreso CSP-Conlutas.

“Estamos luchando contra un gobierno que está tratando de autorizar la violencia contra aquellos que luchan por sus derechos, que luchan por la justicia social y la distribución de las rentas. Pero también estamos celebrando nuestro congreso a raíz de un ascenso de la lucha de clases. En enero de 2019, no teníamos idea de que a los 6 meses de gobierno la clase trabajadora realizaría una huelga general. Que las mujeres celebrarían un gran 8 de marzo, o que habría un tsunami educativo que aboga por una educación pública de calidad”, explicó.

Rejane también enfatizó la necesidad de luchar por el fin del capitalismo. “Sabemos defender y luchar por los derechos inmediatos de nuestros sectores. Pero la CSP-Conlutas también sabe que su tarea, que es la más grande de todas, es derrotar al capitalismo y construir el socialismo. No hay posibilidad de justicia social, terminar con la explotación, o de felicidad y la libertad sin derrotar al capitalismo”, aseguró.

Lea también  Derrame continúa y Bolsonaro no hace nada

También se refirió al desafío de la central para avanzar en su fortalecimiento y construcción. “Y si las direcciones no saben cuál es su papel en este momento, tenemos que llamar a la base de la clase trabajadora y de los movimientos sociales para que se unan a la CSP-Conlutas, y así cumplir con su papel de convocar a los trabajadores a las calles y derrotar el proyecto neoliberal, ultraderechista y fascista del gobierno de Bolsonaro”, dijo.