Compartir

Las centrales sindicales están en intensas actividades contra la reforma de la previsión desde este lunes (24/6) en el Congreso Nacional, en Brasilia (DF), ya que entramos en una semana decisiva. La Comisión Especial puede votar el informe final sobre la propuesta, para que enseguida el texto pueda ir a votación en el plenario de la Cámara de los Diputados.

Por: CSP-Conlutas

Este martes, por la mañana, se reunieron con los dirigentes de los partidos de la oposición para saber cómo están las discusiones en el Congreso y sobre la estrategia de los parlamentarios de la minoría para la votación en la Comisión. Los partidos de oposición ya anunciaron que votarán contra el informe y buscan garantizar que la votación sea postergada para que haya más tiempo para discusión.

Las direcciones de las centrales, que desde el lunes están realizando reuniones, discutieron acciones inmediatas para intensificar la movilización contra la reforma. Al inicio de la noche de este martes (25/6) divulgaron una nota unificada en la cual llaman a las bases sindicales y a los trabajadores a intensificar y emplear el máximo esfuerzo para actuar junto a las bases de los diputados y senadores, en los aeropuertos, con material de propaganda, y marcar presencia también en los medios sociales, ejerciendo presión contraria a la reforma en debate en el Congreso Nacional.

El estado de movilización permanente debe ser discutido en asambleas en los lugares de trabajo, escuelas, universidades y movimientos.

El 12 de julio se convocará como un Día Nacional de Movilización, con actos, asambleas y manifestaciones en todas las ciudades y en todos los lugares de trabajo. Además, el movimiento sindical estará unido y reforzando el gran acto que la juventud realizará en esta fecha en Brasilia, durante el Congreso Nacional de la UNE (Unión Nacional de Estudiantes).

Lea también  Brasil | ¡No a la censura en la educación!

El integrante de la Secretaría Ejecutiva Nacional de la CSP-Conlutas, Luiz Carlos Prates, Mancha, que está en Brasilia, refuerza la necesidad de presión total en este momento contra la reforma de la previsión.

“Debemos retomar la realización de asambleas en las fábricas y lugares de trabajo, hacer presión sobre los diputados, principalmente en sus bases electorales, acciones en los aeropuertos, así como la realización de nuevas movilizaciones en el país, esas actividades deben también servir para impulsar un fuerte día el 12 de julio”, afirmó Mancha.

La CSP-Conlutas defiende que solamente la movilización de la clase trabajadora puede frenar esa reforma e impedir el fin de las jubilaciones. Por eso, la tarea de las centrales y de todos los que dicen defender a los trabajadores es fortalecer esa lucha. “Es preciso rechazar esa reforma en su totalidad, no es hora de negociar cambios puntuales”, defiende el dirigente de la CSP-Conlutas.

Lea la nota completa:

Centrales movilizadas contra la Reforma de la Previsión

Las centrales sindicales, reunidas en Brasilia en la semana del 24 de junio, dieron continuidad a la movilización y a la actuación institucional junto al Congreso Nacional para enfrentar la Reforma de la Previsión y de la Seguridad Social. En reuniones con parlamentarios de diferentes partidos políticos, reafirmamos nuestro posicionamiento contrario al informe sustitutivo del diputado Samuel Moreira.

Renovamos y destacamos la importancia de reforzar la actuación junto al parlamento y los parlamentarios visando argumentar y tratar de las cuestiones y del contenido de esta nefasta reforma. La unidad de acción fue esencial para el éxito de las iniciativas hasta aquí coordinadas por las Centrales Sindicales. Reafirmamos nuestro compromiso de invertir en la continuidad de la unidad de acción.

Lea también  ¡Unidad para derrotar a Bolsonaro ya!

Las centrales sindicales llaman a las bases sindicales y a los trabajadores a intensificar y emplear el máximo esfuerzo para actuar junto a las bases de los diputados y senadores, en los aeropuertos, con material de propaganda, y marcar presencia también en los medios sociales, ejerciendo presión contraria a la reforma en debate en el Congreso Nacional.

Nuestro estado de movilización permanente, que debe ser debatido en asamblea en los lugares de trabajo, es la respuesta para frenar la aprobación del proyecto y también evitar que los puntos críticos sean reintroducidos en el texto.

Declaramos que, el 12 de julio, realizaremos un Día Nacional de Movilización, con actos, asambleas y manifestaciones en todas las ciudades y en todos los lugares de trabajo, así como estaremos unidos y reforzando el gran acto que la UNE (Unión Nacional de los Estudiantes) realizará en esta fecha en Brasilia, durante su Congreso Nacional.

El 28 de junio, las centrales sindicales harán un balance de los trabajos de la semana, del curso del proceso legislativo en la Comisión Especial, y de los preparativos para la movilización del 12 de junio.

Invertir en la movilización que crece con nuestra unidad es reunir fuerzas para convencer y vencer esta lucha.

Traducción: Natalia Estrada.