Compartir

¡Rebelión! Fue el llamado hecho por Vera y por Hertz, candidatos del PSTU a la presidencia y la vicepresidencia del Brasil, respectivamente. Obrera, negra y nordestina, Vera decía, repitiendo el samba de Mangueira: “¡Eu quero o Brasil que não está no retrato!”

Del especial: Qual a saída para a crise do Brasil? As propostas socialistas do PSTU.

Desde 1500, ha habido más invasión que descubrimiento, dice la música. Son 519 años de capitalismo, y el Brasil continúa siendo uno de los países más injustos y desiguales del mundo, dominado y subalterno a los países ricos.

Poco más de 100 familias multimillonarias, dueñas de bancos, industrias, latifundios, redes de tiendas, supermercados y medios de comunicación, controlan el país. Es una clase dominante que es socia menor de los capitalistas extranjeros en la explotación y en la rapiña del país. Ella tiene “sangue retinto pisado atrás dos sus heróis emoldurados” [sangre cargada de color, pisada atrás de sus héroes en molduras] y trabajo no pago y explotación de los trabajadores que construyeron todo lo que existe y toda la riqueza que ella usufructúa.

Para mantener las ganancias de esta gente, tenemos un país en el que la mayoría no tiene empleo o está obligado a vivir de changas, y quien trabaja gana una miseria.

Viven prometiendo un país del futuro, mientras hacen un infierno de nuestro presente, con un valle de lágrimas. La crisis y la decadencia del capitalismo exigen un nivel aún mayor de explotación, rapiña y crueldad en los planes del gobierno. Es necesario ajuste, remedio amargo, sacrificio, dicen ellos. Solo no dicen que el sacrificio es para nosotros, lo de abajo. Para ellos, es ganancia.

Fondo del pozo

Con el gobierno Bolsonaro-Mourão-Guedes va a empeorar. Ellos flirtean con dictadura y quieren elevar el nivel de rapiña del país y la explotación de los trabajadores.

Lea también  Es necesario repudiar la amenaza autoritaria de Eduardo Bolsonaro ¡Dictadura nunca más!

La cara de este sistema capitalista es la destrucción de Brumadinho[1]. Indigna saber que otras represas pueden explotar destruyendo gente, ríos, peces y ciudades. La ganancia de la Vale[2] por lucros continúa intacta. Vemos un edificio caerse sobre sus habitantes en Muzema y la impunidad de las milicias corruptas, y, una vez más, lloramos los muertos de nuestra clase. ¿Cómo no indignarse cuando vemos nueve militares del Ejército dar más de 80 tiros en el automóvil de una familia desarmada que iba a un “chá de bebê” [baby shower], matando a Evaldo dos Santos Rosa por ser negro y pobre, diciendo que lo “confundieron” con un bandido? Llaman de imbéciles a los estudiantes y profesores y quieren inviabilizar la educación y la salud públicas. Proponen acabar con el mayor programa social del Brasil, la previsión pública.

Tenemos un país de los más desiguales, injusto y violento del planeta. El encarcelamiento en masa, el genocidio del pueblo pobre y negro de la periferia, la destrucción del medio ambiente, el hambre, la miseria, son expresiones de la barbarie.

¡Basta!

Sí, Llegó la vez de oír a las “Marias, Mahins, Marielles, Malês” Sí. “É na luta que a gente se encontra” [del mismo samba enredo]. Es preciso organizar el Brasil que no está en el retrato y hacer una revolución social para garantizar el fin de la explotación y de toda la opresión.

No será con esa falsa democracia de los ricos, con sus elecciones de cartas marcadas, que vamos a cambiar todo eso que está ahí. Menos aún con una dictadura.

Precisamos organizar a los de abajo para derribar a los de arriba, para, a través de una revolución social, garantizar a los obreros y el pueblo pobre en el poder y una democracia obrera, verdadera, en la cual los trabajadores gobiernen en consejos populares. Una sociedad socialista.

Lea también  Algunas conclusiones sobre las elecciones legislativas luego de cuatro de gobierno de la Geringonça

“… la rapiña de las riquezas de países como el Brasil es lo que quieren los países ricos”.

Acabar con este sistema. El capitalismo lleva el mundo a la barbarie

El sistema capitalista está en decadencia y en una crisis mundial. Un sistema volcado a la ganancia de un puñado de multimillonarios y la acumulación de capital cumple hoy un papel completamente destructivo. Incluso sus avances, sean científicos, técnicos, en lugar de beneficiar a la humanidad, destruyen empleos y el medio ambiente, causan miseria y guerras. La desigualdad, la injusticia, y la explotación son generales.

El capitalismo es un sistema mundial, y hay desigualdades también entre los países, donde un puñado de grandes potencias dueñas de la mayoría de los monopolios, explotan y oprimen a los demás países.

De acuerdo con el Banco Mundial, la mitad de la población del planeta (3.400 millones de personas) lucha diariamente para satisfacer sus necesidades básicas, pues vive con hasta U$S 3,20 por día, o U$S 5,50 en los países de renta media-alta. El número de refugiados no para de crecer: 68 millones de personas fueron obligadas a abandonar sus casas debido al hambre, las guerras o las crisis económicas y sociales.

Los gobiernos imperialistas, como el de Trump en los Estados Unidos, imponen ataques a los derechos de los trabajadores del mundo todo, incluso los de su país.

Las reformas de la previsión y la laboral son propuestas en todos lados. El proyecto de recolonización imperialista y la rapiña de las riquezas de países como el Brasil es lo que quieren los países ricos, con Estados Unidos a la cabeza. Plan de rapiña para el cual Bolsonaro bate continencia como un lacayo.

Contra esos planes y gobiernos, los trabajadores luchan en todo el globo.

Lea también  Más de 49.000 trabajadores de la GM hacen huelga en los Estados Unidos

Los trabajadores de todo el mundo deben unirse porque la sociedad tiene un dilema: o avanza hacia el socialismo o caerá en la barbarie.

¡Un mundo socialista es posible! ¡El camino es la revolución social!

[1] Ciudad del interior de Minas Gerais, en la que se rompió una represa causando la muerte de centenas de personas y la destrucción casi total del medio ambiente.

Artículo disponible en el especial mencionado, en www.pstu.org.br

El clip oficial del samba enredo de la Estação Primeira de Mangueira, titulado “História para Ninar Gente Grande”, ganador del Carnaval de Rio de Janeiro en 2019, a la que se refiere el texto, está disponible en www.youtube.com Y la letra puede encontrarse en: www.letras.mus.br, ndt.

Traducción: Natalia Estrada.