Compartir

En la mañana de hoy, se conoció que el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich ofrece una recompensa de $1.000.000 para quienes aporten datos sobre el paradero de nuestro compañero Sebastián Romero, perseguido desde las heroicas jornadas del diciembre pasado.

Por PSTU-Argentina

Esta es una continuidad del hostigamiento que desde diciembre sufre Sebastián, su familia y el PSTU, que se suma al allanamiento a Demián Romero el 17 de abril pasado, entre tantos otros hechos. Y es también una intensificación de la criminalización de la protesta social que en estos días se expresó en la represión a los trabajadores del Subte y de Cresta Roja y que tiene presa a Milagro Sala, Jones Huala, compañeros detenidos el 14 D y miles de trabajadores procesados.

Mientras el gobierno planifica recortes en todas las áreas del Estado, hay cosas, como la represión a los que luchan, en las que no parece querer ahorrar.

Repudiamos este nuevo ataque, y llamamos al conjunto de las organizaciones a pronunciarse en ese sentido y continuar la campaña contra la persecución a todos los luchadores obreros y populares.

Lea también  ¿Por qué las mujeres necesitamos una revolución obrera y socialista?