Compartir

Tradición de lucha del movimiento obrero

Este 1 de mayo se cumplen 134 años desde la lucha que instauró el Día Internacional de los Trabajadores. En 1886, obreros de Estados Unidos luchaban por la reducción de las extenuantes jornadas de explotación. Tras huelgas de más de 400 mil trabajadores, se lograba una de las más recordadas victorias del movimiento obrero, la jornada de 8 horas. 

Por PSTU-Argentina

Pero así como hoy los regímenes arremeten contra los y las que luchan, en Chicago, donde la burguesía intentaba resistir la avanzada de los trabajadores, se dieron represiones sangrientas. Y se llevó a juicio a 21 huelguistas. Ellos fueron condenados a muerte luego de un juicio farsa. Son los que hoy recordamos como Los Mártires de Chicago.

A partir de 1889, la Segunda Internacional tomó, en homenaje a los mártires y la lucha de los trabajadores, esta fecha como día de lucha. Esta fecha, representa la tradición de lucha de los y las trabajadoras.

Un año después, en nuestro país, el movimiento obrero celebró el primer acto del 1º de Mayo. Luego del mismo, elevaron un pliego de reivindicaciones que durmió un sueño eterno en los archivos del Congreso de la Nación, donde nunca se debatió. Esas reivindicaciones iban desde la jornada de 8 horas, hasta la prohibición de trabajos y sistemas perjudiciales a la salud de los trabajadores e inspección de los talleres y fabricas por delegados remunerados por el estado.

La grieta es entre empresarios y trabajadores

Este 1 de mayo nos encuentra en una coyuntura muy particular. El mundo atraviesa una de las crisis económicas más profundas que ha tenido y la pandemia del Covid – 19 pone de manifiesto que el sistema capitalista no puede resolver esta situación. Esta enfermedad, que actualmente lleva 170.000 muertos, tendrá su “pico” en mayo. Lo que significa, que lo peor de la tragedia todavía no ha sucedido.

Lea también  Activista social muere en presidio en Egipto

Alrededor del mundo, vemos a los diferentes gobiernos pararse más o menos de diferentes maneras para el combate al Coronavirus. Tenemos a Bolsonaro, que dijo que se trataba “de una gripecita” y no tomó ninguna medida preventiva, provocando que hoy haya recórd de muertos en Brasil. Y por otro lado tenemos a Fernández, que impuso un aislamiento, sin garantizar la cuarentena para el conjunto de los trabajadores y el pueblo y día a día va cediendo ante la presión de los empresarios, que quieren ver qué tajada pueden sacar en esta crisis.

Sin embargo, tenemos una de las tasas más altas de contagio en trabajadores de salud. En los hospitales comienzan a darse conflictos por la falta de insumos y de política de estado. Y los contagios entre los trabajadores comienzan a desarrollarse a medida que se liberan las ramas que trabajan. Ante esto, las patronales despiden y suspenden, reducen los salarios y amenazan con despedir más.

Por eso, aunque tengamos gobiernos más “populistas” o de derecha, todos defienden las ganancias, por sobre la vida. El capitalismo, en esta crisis, está demostrando no poder resolver las necesidades que tiene el conjunto de los trabajadores y el pueblo pobre.

En defensa de la vida y no del lucro

Lo que necesitamos, es garantizar la salud mediante el aislamiento social, al conjunto de la clase trabajadora y el pueblo pobre. Precisamos defender la vida, antes que cualquier lucro.

En la contracara de la escena mundial, los trabajadores se organizan para defender sus conquistas y sus vidas.

En Italia, país de los más afectados por la pandemia, obreros de las automotrices, textiles, químicas, entre otras ramas, fueron a la huelga exigiendo el cese de tareas y el resguardo necesario para evitar la propagación del virus.

Lea también  Aniversario de la masacre de Pacheco

En Chile, la Primera Línea se organiza para desinfectar el transporte público, ante la ausencia de medidas de prevención por parte de Piñera. En Brasil, los cacerolazos exigen que se vaya Bolsonaro.

En nuestro país, los trabajadores de Felfort, Penta, mineros, Sealy, el subte, entre otros, hacen frente a las patronales que no hacen la cuarentena, despiden, no pagan salarios y no cuidan la salud de los empleados. Ellos son quienes toman el problema en sus manos y bifurcan el camino que debe seguir toda la sociedad.

La defensa de la salud, de las condiciones de vida, de los y las trabajadoras, se está demostrando que no tiene fronteras. El capitalismo, como sistema mundial, precisa de una herramienta para enfrentarlo, que conecte a los trabajadores y trabajadoras en un mismo fin. Para terminar con esta pandemia, pero también con el hambre, la desocupación, la pobreza, el machismo, el racismo y todas las opresiones. Por eso, desde el PSTU, hacemos parte de la Liga Internacional de los Trabajadores. Una herramienta para la construcción de un partido mundial de los trabajadores por la revolución socialista. El único sistema que podrá resolver las contradicciones actuales.

Este 1º de mayo aprovecharemos las circunstancias de aislamiento para hacer un acto internacional, de manera virtual. Con compañeros de Chile, Brasil, Italia y Estados Unidos, realizaremos una conmemoración a la tradición de los trabajadores. Pero también debatiremos cuál es la salida a esta crisis y de qué manera la podemos construir. Hacemos una especial invitación a los trabajadores, a las mujeres, jóvenes, estudiantes, desocupados, jubilados, a que se unan a esta transmisión el viernes 1° a las 14:00 por el Facebook de la LIT- CI y participen con sus aportes.