Compartir

En la madrugada del día de hoy fue allanada la casa de nuestro compañero Demián Romero,  reconocido dirigente antiburocrático de los trabajadores de la educación y del PSTU en Neuquén.

Por PSTU-Argentina

Este es un nuevo acto de persecución y hostigamiento, encabezada judicialmente por el Juez Federal Sergio Torres, en el marco de la persecución  política a Sebastián Romero desatada luego de la jornada del 18 de diciembre contra la reforma previsional, con una causa judicial de la que se niegan a mostrar los expedientes para saber de qué mentiras se lo acusa y cuáles son las pruebas en su contra. Y como parte de la avanzada represiva del gobierno contra los trabajadores y el pueblo.

Además de las innumerables amenazas a Sebastián y a nuestra organización que circularon por las redes sociales y los hostigamientos físicos sufridos por la familia de Sebastián en Rosario, cabe recordar el allanamiento a la familia de Germán Tonero, reconocido delegado de General Motors Rosario y militante del PSTU y el posterior atentado a uno de los abogados de Sebastián, Martín Alderete, sobre el cual la Justicia nunca investigó.

Esa misma Justicia es la que le niega a nuestros abogados el acceso a la causa y viene negando a Sebastián la eximición de prisión, lo cual fue nuevamente presentado como un recurso extraordinario en la Corte Suprema de Justicia y, de ser necesario, será apelado a la Corte Interamericana de DDHH.

Lo sucedido hoy se suma a esta larga lista de hostigamientos, con los cuales pretenden frenar la pelea contra la persecución. Sebastián se transformó en un símbolo de la resistencia contra el plan hambreador de Macri y del llamado a seguir la lucha hasta derrotar a este gobierno. Ese símbolo que expresa la bronca y voluntad de pelea de cientos de miles es lo que el gobierno de Macri y su Justicia servil quieren desterrar.

Lea también  Argentina: entrevista a trabajadores despedidos de Pilkington

Llamamos a todas las organizaciones sindicales, políticas, sociales y de Derechos Humanos a denunciar este ataque, solidarizarse y a continuar la campaña contra la persecución de Sebastián Romero, en el marco de la campaña por la libertad de todos los presos políticos y contra la persecución a todos los luchadores.