Compartir

Hace cuatro meses que en el país vecino se viene desarrollando un proceso revolucionario. Como puntapié inicial las movilizaciones surgieron por el descontento generado por el aumento de los pasajes del subterráneo que luego se fue extendiendo a un cuestionamiento del régimen en su conjunto.

Por PSTU-Argentina

]Lejos de ser el país modelo como nos quieren vender los políticos liberales la revolución chilena dejo al desnudo las bases del “milagro chileno” que son la súper explotación de los trabajadores y la mercantilización de todos los servicios como la salud, jubilaciones y educación. Las masas chilenas resumieron este descontento con la brillante consigna de ¡no son 30 pesos, son 30 años!

Este profundo proceso revolucionario es protagonizado por los trabajadores con los jóvenes a la cabeza. No pudo frenar la avanzada del pueblo la brutal represión del gobierno de Piñera que utiliza gases tóxicos y disparos a los ojos contra los manifestantes. La plaza dignidad cada semana es copada por más y más manifestantes.

Nuestro partido hermano en chile, el Movimiento Internacional de los trabajadores (Mit), es parte de estas movilizaciones. Con la bandera en alto en cada manifestación y con la difusión del periódico La voz de los trabajadores el MIT intenta ligarse a los trabajadores y desarrollar una política revolucionaria. De esto han tomado nota los grandes empresarios y sus representantes políticos y han empezado una campaña para amedrentar a nuestros compañeros, desde el acoso y amenazas por redes sociales, notas periodísticas sin derecho a réplica hasta la reciente denuncia por parte de carabineros contra María Rivera. Los medios derechistas que hablan del MIT como el “movimiento que se tomó la plaza Italia” intentan desprestigiar a los trabajadores y jóvenes que protagonizan esta revolución, buscando un chivo expiatorio o tratando imponer la idea de que este estallido es fruto de un grupo de militantes y no de una revolución del conjunto de la población chilena. El MIT como partido revolucionario lo que hace es dar todo su apoyo para profundizar y orientar a la revolución en el camino de la lucha por el socialismo. No es casual que la apuntada por carabineros sea María ya que hoy está jugando un papel fundamental en la defensa de los presos por luchar. En reiteradas oportunidades María fue amenazada y hoy es perseguida por el estado. Como aquí en Argentina Sebastián Romero, Daniel Ruiz y Cesar Arakaki, en Venezuela Roodney Alvarez, en Bolivia Facundo Morales y en Chile María Rivera, son miles y miles los perseguidos y criminalizados por luchar en América Latina. Creemos que es necesario de manera urgente llevar adelante una campaña por el fin de todas estas persecuciones y en apoyo a la revolución chilena. Convocamos a todas las organizaciones políticas, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos a ser parte de esta lucha.

Lea también  Argentina | El coronavirus deja al desnudo al estado capitalista

¿Quién es Maria Rivera?

Maria Rivera es una reconocida abogada defensora de los derechos humanos en Chile y dirigente del MIT. Se ha dedicado a defender a los activistas de las principales luchas de los últimos veinte años, entre ellas la revolución de los secundarios en 2006, la lucha estudiantil de 201, defensa del movimiento ocupa y huelguistas del movimiento obrero. También ha sido querellante contra las fuerzas represivas del estado que han aplicado la tortura y querellante contra el gobierno de Piñera por crímenes de lesa humanidad. En la revolución en curso es defensora de los manifestantes presos que participan de la primera línea de enfrentamientos. Producto de esta trayectoria y de su accionar contra el gobierno es que viene recibiendo amenazas por grupos fascistas. En una nueva acción de intimidación Carabineros presentó una denuncia en su contra por el supuesto delito de Sedición Impropia por el pronunciamiento de María llamando a los carabineros a dejar de reprimir y sumarse a las protestas contra el gobierno. ¡Abajo la persecución contra María y todos los luchadores!