Compartir

A 7 meses del comienzo de la persecución contra nuestro compañero Sebastián Romero, por protestar contra el robo a los jubilados y los más necesitados que significa la reforma previsional, continua la campaña contra su persecución. Necesitamos más que nunca de la solidaridad de todos, tanto el apoyo político, como el económico para continuar con el pedido de eximición de prisión llevando el caso a la Corte Interamericana de DD.HH. La solidaridad obrera es la mejor arma contra la persecución patronal. Esperamos contar con ustedes.

Peña en Carapachay

La noche del viernes 13, se hizo la peña en contra de la persecución de nuestro compañero Sebastián Romero y de todos los luchadores en la Junta Vecinal “Manuel Belgrano”, Carapachay.

Después de un par de bandas y varias rondas de empanadas y tragos, se cortó la música y unos compañeros se acercaron al escenario a contar que nuestro compañero Sebastian es perseguido por el gobierno de Macri por haber sido, como tantos trabajadores, uno de los que estuvo el 14D y 18D enfrentando en la plaza del Congreso Nacional la reforma previsional, que es un robo a los jubilados para mantener y agrandar las ganancias de los grandes empresarios.

También señalaron que esta reunión es parte de la campaña que estamos haciendo para poder sostener económicamente la vía judicial a la que nos estamos enfrentando, y la movida política contra su persecución y lo que se necesite para lograrlo.

Pero como no abandonamos a Sebastian, tampoco dejamos de pedir por la liberación de los pibes de 14D, el desprocesamiento de Cesar Arakaki y Dima Ponce, y todos los perseguidos por luchar.

Después, recibimos la solidaridad de los compañeros del P.O, de la Comisión de ex compañeros, familiares y amigos de Ana María Martínez, MST, I.S que estuvieron presentes apoyando la peña y la adhesión de German Tonero, delegado y compañero de trabajo en GM (General Motors), Correpi, Cadep y PTS.

Luego de todas las palabras, la música volvió a aparecer y el baile también, la charlas siguieron y cuando terminó la peña la necesidad de seguir haciendo acciones en conjunto por todos perseguidos políticos se hizo notar cantando “unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode”.

Juntamos plata que es importante, pero también lo es haber rodeado de solidaridad y cariño a Sebastian y su familia. No lo olvidamos y no vamos a parar de luchar hasta conseguir el cese de su persecución y absolución para que pueda volver con su familia y compañeros y a pelear libremente con todos los trabajadores por una salida obrera a este sistema.

Solidaridad en el Frigorífico Rioplatense

Lea también  Pilkington: las mujeres al frente de la lucha

Por Jorge Rengel

Me tocó presenciar un emocionante ejemplo de solidaridad de clase. Fui con algunas compañeras a la puerta del Frigorífico Rioplatense a realizar una colecta en apoyo de nuestro compañero Sebastián Romero y logramos una exitosa recaudación. Fue fundamental para esto, la colaboración, el compromiso e impulso de la solidaridad obrera por parte de la Comisión Interna y especialmente de su delegado general, Carlos Zerrizuela, que se puso al frente de la misma. Quiero hacer público el agradecimiento a la C.I. y a los trabajadores del frigorífico, tanto a los muchísimos que colaboraron económicamente como a los que no pudiendo hacerlo nos expresaron su apoyo. El dinero recolectado sirve para ayudar a cubrir los enormes gastos que demanda la defensa legal de Sebastián contra la infame persecución de la justicia patronal y del gobierno antiobrero de Macri. Pero sirve, sobre todo, como ejemplo para todo el movimiento obrero de solidaridad de clase para con sus luchadores. ¡Unidad de los trabajadores!