Compartir

Se cumplió un año de cárcel, y llegó el primer resultado de tanta lucha y solidaridad. 

Por PSTU-Argentina

Fueron meses de pelea, miles de pronunciamientos nacionales e internacionales por su libertad, marchas, actos. Al principio pequeños, fueron creciendo. Como a los 8 meses de prisión, en Congreso. O con las cientos de visitas a Marcos Paz.

Un año de sacrificio y dolor, de pelea y bronca, de frustraciones, de apretar los dientes y aprender de la fortaleza del propio Daniel, para seguir adelante. Recordando siempre a Sebastián Romero, perseguido por la justicia como Daniel.

Jornada a un año de prisión

Ahora, en medio de la crisis a partir de las PASO, el reclamo por la libertad de Daniel estuvo presente en todas y cada una de las movilizaciones de los movimientos sociales, de los encuentros del activismo obrero, en el palco de la CTERA el día del paro nacional por Chubut, y en cada piquete docente de esa provincia en lucha. En ninguna acción de los trabajadores  y el pueblo de estos días estuvo ausente un afiche, una pancarta, una votación, un discurso por su libertad.

Todo eso explotó en la gran jornada internacional a un año de su detención. Actos y mitines frente a la embajada o consulado en España, Italia, Bélgica, Francia, México, Chile, Perú, Uruguay, Paraguay. Y actos y pronunciamientos de asambleas obreras en decenas de ciudades de Brasil.

Acciones en Rosario, Mendoza, Córdoba. Y en Buenos Aires, un enorme acto solidario, amplio, democrático, de más de 2.000 compañeras y compañeros, que tomaron Callao y Corrientes, donde se desarrolló una primera parte, marcharon hacia el Obelisco, y cortaron la 9 de Julio durante horas para que todas las personalidades, dirigentes, organizaciones de DDHH, sindicatos, partidos políticos y movimientos sociales dijeran ¡Presente!, junto a familiares de Daniel y dirigentes de nuestro partido.

Lea también  Daniel Ruiz: "Hay que derrotar al Estado capitalista”

Con la presencia de dirigentes como Juan Grabois, del CTEP, Pepe Peralta, Secretario General Adjunto de la CTA-A Capital, el Tano Catalano, de ATE Capital. Junto a un representante de los diputados del PSOL de Brasil, dirigentes del Sindicato Petrolero de Río de Janeiro y del PSTU de Brasil, nuestro partido hermano. Y Vilma Ripoll, del MST, Natalia Seligra del PTS, Gabriel Solano del PO, Laura Marrone de IS, junto a varios representantes de diferentes organizaciones. Todos ellos y Pieri García, por el PSTU, se refirieron a Daniel, su firmeza, el significado de su prisión, la pelea por su liberación.

Un momento fundamental del acto, fue la presencia y las palabras de Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo – Línea Fundadora, quien volvió a estar, como ha estado siempre, en la batalla por Daniel.

Fuertes delegaciones del FOL y su Frente de Lucha (FPDS, FOB, etc.), del MTE y la CTEP, del MTR, del MULCS (Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social) y  la CTA Zona Sur. Banderas y grupos del MST, PTS , PO, IS, del MAS, CS, Partido Piquetero. Pancartas y dirigentes de DDHH, como la CORREPI, la Asociación de Ex Detenidos Desaparacidos, del Colectivo Militante Cachito Fuckman, el Ceprodh. Y delegaciones obreras de Ran Bat en lucha, del Encuentro de Trabajadores de Zona Norte (la 60, Frigorífico Rioplatense, SUTEBA Tigre, etc.), de Felfort, de Madygraf y Pepsico, del Garrahan, la Juntas Internas de ATE Cultura y Ministerio de Trabajo, entre otras.

Por la noche de un día de lucha y movilización, los noticieros televisivos daban cuenta de tres cortes en Buenos Aires. Uno, en Plaza Congreso, a favor de la Ley de Emergencia Alimentaria. Otro, frente al Ministerio de Desarrollo Social, por las reivindicaciones de los desocupados. Y un tercero, desde Corrientes y Callao hasta el Obelisco, unitario y por Daniel Ruiz.

Lea también  Comenzó el juicio contra Daniel Ruiz y Cesar Arakaki

Un paso adelante

La presión fue fuerte, y tuvo resultado. El día anterior al acto, el Tribunal 3 a cargo de la causa, convocó a los abogados de Daniel, para comunicarles que en una semana estaría definida la fecha de inicio del juicio, entre el 1 y el 4 de octubre.

Es un primer triunfo de toda esta lucha. Y un primer paso hacia la libertad, que está más cerca. Es solo un round, y es preciso seguir pegando hasta ganar.