Compartir

En pocos días se realizará la Cumbre del G.20 en Buenos Aires. Donald Trump, que  humilla a Latinoamérica, se paseará del brazo de los líderes de los países imperialistas y el FMI. En el G.20 el 10% de los países (20 y algunos invitados) imponen el destino del 90% restante.

Por PSTU-Argentina

Estarán los piratas ingleses que tienen ocupadas nuestras Malvinas, junto a Lagarde, que supervisa el acuerdo que Macri firmó y pagarán nuestros hijos y nietos. Estará el presidente chino, el ruso, el francés, la primer ministro alemana. Países que tienen en Argentina multinacionales que saquean nuestros recursos naturales y grandes industrias y bancos que nos chupan la sangre.

Durante meses se reunieron los ministros de finanzas, los principales empresarios, las mujeres poderosas (como si representaran a todas las mujeres) de esos países, y fueron debatiendo diversos temas para garantizar sus ganancias: alimentación, trabajo, recursos mineros  energéticos, infraestructura, cambio climático, regulaciones financieras, migraciones, etc. La Cumbre tomará las decisiones preparadas en esas reuniones.

Buscan la mejor forma de quedarse con toda la riqueza del planeta, ahora y para el futuro. Seguramente la guerra comercial entre EEUU y China será todo un capítulo de las deliberaciones. Es decir, la guerra entre hienas para robarse la comida, la energía, el agua, todo lo que necesita Argentina y los demás países dominados por ellos para el bienestar de nuestra población.  

La vergüenza

No hay esclavo más esclavo que el que no es conciente de su situación. Ellos mostrarán su codicia, mientras nos quieren hacer creer que intentan mejorar la vida de todos los habitantes del mundo.

Contarán con la complicidad de los Macri, Bolsonaro y cia., que solo quieren ser socios menores (en realidad, sirvientes favorecidos) de los poderosos.

Nuestro país, que sufre un brutal ajuste, desocupación, inflación, hambre y retroceso de la salud y educación públicas, gastará una fortuna en esta fiesta de los poderosos. Se calcula un gasto de más de 3.000 millones de pesos.

Lea también  Primeras firmas internacionales por la libertad de Daniel Ruiz

30.000 efectivos policiales y de otras fuerzas, bajo las órdenes de los servicios de inteligencia de EEUU e Israel (solo de Norteamérica vendrán 1.500 agentes), protegerán a estos buitres. Un verdadero ejército de ocupación. Macri quiere mostrar que es capaz de pegarle a su propio pueblo, para defender a Trump y demás ladrones.

Por eso, reprimió duramente la movilización contra el presupuesto, endurece la legislación, y metió preso a Daniel Ruiz, promotor del repudio al G.20, manteniéndolo como rehén injustamente encarcelado.

Lamentablemente, la oposición política hace coro. Cristina participó durante su mandato de estas cumbres, de manera que no puede hoy repudiarla. Se reunirá en un estadio, para la foto y la postulación electoral para el 2019. El resto del peronismo, ni hablar. Buscan mostrarse confiables frente a los amos.

Y la CGT, utiliza la situación para chantajear, amenazando con un paro que quiere levantar, a cambio de una miseria de $5.000, insuficientes y que no irán a toda la clase trabajadora.

Debemos reclamar desde cada lugar de trabajo que se haga el paro, como inicio de un plan de lucha. Lo necesitamos para enfrentar todo el plan del gobierno. Si se da, días antes de la Cumbre, será una conquista. Pero no quieren pelear.

Tomar el rechazo en nuestras manos

Es tarea de los trabajadores y el pueblo pobre demostrar el odio que tenemos por ellos.

Que peleamos por nuestra soberanía, y la vamos a defender. Que no nos olvidamos de Malvinas. Que no vamos a pagar la deuda que Macri pidió, hipotecando nuestro futuro. Ni tampoco la que contrajeron los anteriores gobiernos. Que vamos a defender el alimento, el agua, los minerales y la energía que futuras generaciones necesitarán. Que no somos todos como Macri y los demás traidores, agentes del enemigo.

Lea también  Ni FMI, ni G20, ni Trump

Para eso, se está preparando una gran movilización el día 30 de noviembre, día del inicio de la Cumbre. Estarán presentes centrales obreras y dirigentes sindicales, organizaciones sociales, de DDHH, de desocupados, estudiantiles, partidos políticos de izquierda. Será una gran jornada de lucha, en Buenos Aires y en todo el país.

El mundo nos mirará durante la Cumbre. Tenemos que mostrar que hay dos Argentinas. Una que se sienta al banquete de los poderosos y se conforma con las migas.

Otra que sufre, pero lucha con dignidad, por nuestra soberanía, por la clase trabajadora, para terminar con el saqueo. Y que repudia al FMI, a Trump, a la Unión Europea y a todos los que oprimen a nuestro pueblo.

Organízate desde cada lugar de trabajo o estudio, desde cada barrio, y vení el 30. Sumate a esta gesta de dignidad. Te invitamos a sumarte, y a venir junto al PSTU.

Una columna obrera, internacionalista y de lucha

En la movilización, marcharemos en una columna junto a cientos de compañeros que vienen de Brasil a unir la lucha de América Latina, junto a representantes de organizaciones sindicales de Francia, Paraguay, etc. Llevaremos las banderas comunes contra el G.20 y el FMI.  También las propias, para terminar con el capitalismo, para repudiar a Trump y Lagarde, y para reclamar la libertad de Daniel Ruiz, un preso del G.20, y todos los presos políticos.

La Cumbre alternativa

Los días 28 y 29 de noviembre, se realizará –en una Facultad y en Plaza Congreso-, la Cumbre de los Pueblos. Diferentes organizaciones que participan del espacio Confluencia contra el G.20 y  el FMI, del que el PSTU hace parte, organizarán una serie de talleres y mesas redondas con diferentes temas: deuda externa, la situación latinoamericana y mundial, diferentes aspectos de la vida de nuestros pueblos –alimentación, salud, educación, riquezas naturales y su saqueo, etc.-, además de los derechos de la mujer, Derechos Humanos, etc.

La Red Sindical Internacional de Solidaridad y Luchas, se presentará en un taller organizado por representantes de CSP Conlutas y Solidaires (centrales sindicales de Brasil y Francia). Será un debate abierto a todos, en especial a los activistas y luchadores obreros.

Lea también  Libertad a Daniel Ruiz, libertad a los presos por luchar

Por otra parte, nuestro partido y la Liga Internacional de Trabajadores están invitando a todas las corrientes a una mesa redonda, donde todos podrán expresar sus opiniones, sobre la situación en Brasil a partir del triunfo de Bolsonaro, y sus implicancias sobre Argentina.

Por último, organismos de DDHH estarán organizando un debate sobre la criminalización de la protesta y  por la libertad de Daniel Ruiz. Daniel organizó el rechazo al G.20 desde un principio. Fue arrestado dos días después de la reunión que elaboró un Llamamiento internacional de repudio. Por eso, Confluencia lo considera un preso del G.20.