Compartir

El 19 de Noviembre se realizó el acto del Frente de Izquierda en la cancha de Atlanta. Fue un acto importante que reunió a cerca de 15 mil participantes entre los tres partidos y que reafirmó en sus discursos su contenido electoral. Desde el PSTU desarrollamos una serie de notas polemizando con la convocatoria a la cual consideramos equivocada y explicamos por que no participamos. Muchos trabajadores y activistas asistieron al acto con expectativas, otros no pudieron ir pero lo vieron con simpatía. Es por eso que ahora, a la luz de los hechos, corresponde un balance de lo que fue y lo que no fue. Lo hacemos con el ánimo de continuar el debate.

Por Redacción

Como ya publicamos anteriormente, el PO, el PTS e IS tienen derecho a realizar actos electorales y nosotros mismos hemos participado en el pasado y no descartamos hacerlo en el futuro. Es una tarea importante poder plantear una alternativa de los trabajadores y con un programa socialista también en las elecciones. Pero el centro del debate es que las elecciones son el año próximo y hoy los trabajadores estamos sufriendo un brutal ataque a nuestras condiciones de vida sin precedentes: despidos, tarifazos, desafuero de luchadores, aumento de la violencia contra la mujer, aumentos en los ritmos de producción e intento de reforma de las leyes laborales, aumento en la precarización laboral y el empleo en negro para la juventud, ataques a la educación pública, etc. Ante esta situación, el FIT realizó un acto de reafirmación como frente electoral y de cara a las legislativas del 2017.
En el cierre del acto, Del Caño hizo un recorrido por las campañas del PTS y el FIT durante el año, para concluir en la necesidad de obtener “más diputados” resaltando haber sido “la izquierda que llegó al congreso”. El cierre de su discurso se centró en la disputa, nuevamente electoral, en la provincia de Buenos Aires.

Lea también  Excarcelación: una política necesaria en tiempos de coronavirus

Pitrola, redobló la apuesta: “además de la acción del 20 de diciembre que está muy bien” su cierre fue un nuevo llamado a hacer “listas electorales comunes para enfrentar a los partidos de la burguesía” y lanzó un acto en Huracán para “Marzo o Abril”, reafirmando que “con esa condición, con este rumbo, vamos por más”. La “condición” sería mantener la unidad electoral y el “vamos por más” difícilmente puede ser entendido como otra cosa que ir por “mas” diputados y legisladores.

Por su parte, Giordano de IS (organización que nos respondió mediante una mención en su periódico negando el carácter electoral del acto) hizo una reflexión: “cuando el FIT va unido logra pasos extraordinarios”. El problema es que el FIT sólo se ha unido para las elecciones. En todo otro terreno como las movilizaciones o elecciones gremiales el FIT ha ido dividido y ha contribuido a la división con otros sectores. Acto seguido le pidió al resto del FIT “no ir divididos a las PASO”, reafirmando que la “unidad” a la que se refiere es electoral. Por último, llamó a los peronistas honestos a que “Vengan al FIT”, en lugar de llamarlos a luchar juntos.
En síntesis, cualquier compañero que haya participado del acto, o lo haya visto por internet, sacará como conclusión que la gran tarea es fortalecer el FIT, con actos y acciones propias, e ir por más diputados de izquierda en las próximas elecciones.

De espaldas a la unidad contra el ajuste

Contra los ataques del gobierno diversos sectores, gremios, comisiones internas y organizaciones sociales se han movilizado durante todo el año. Muchos de ellos, como Curtidores, Bancarios y Aceiteros entre otros que están por fuera del ámbito del FIT, planteando la necesidad de una huelga general contra el gobierno de Macri. Ante esa situación se impone la más amplia unidad de acción, en la lucha, con todo aquel que esté dispuesto a enfrentar estos ataques y al mismo tiempo una delimitación clara con sus direcciones. Pero desde la unidad en la lucha. Lamentablemente la respuesta dada en el acto a esa necesidad de la clase trabajadora ha sido contundente. Ninguna unidad con fuerzas por fuera del FIT.

Lea también  Alberto Fernández | Mucho anuncio para decir promesas difíciles de cumplir

Crespo, dirigente nacional del SUTNA y militante del PO, reafirmó la política que han llevado adelante durante el 2016. Columna dividida el 29 de abril, acto por separado en la Marcha Federal y su ausencia en la convocatoria del 18 de noviembre. Todas acciones que debilitan las movilizaciones, dividen al activismo y le facilita el camino a los dirigentes sindicales traidores que juegan con las expectativas de los trabajadores que dirigen. Además, fue más allá diciendo que las conquistas de los trabajadores solo pueden lograrse con el “método del Frente Único de Clases”, lo cual deja por fuera toda posibilidad de unidad de acción con sectores que no sean de “izquierda”.

Pitrola reafirmó esa política de “Frente Único Clasista”. Del Caño intentó diferenciarse contraponiendo un “Frente único Obrero” mas “amplio” pero terminó reivindicando cada una de esas acciones de carácter sectario.
Lamentablemente y a pesar de ubicar en los discursos denuncias correctas contra el gobierno, el imperialismo y la burocracia sindical, el acto de Atlanta por su contenido, queda a contramano de las necesidades de los trabajadores. Es por eso que de allí no salió ninguna campaña unitaria para impulsar el paro nacional ni convocatorias para empalmar con los sectores que luchan.
Es por eso que planteamos la necesidad de un encuentro obrero amplio con todos los que estén por enfrentar el plan de ajuste de Macri

MST y Nuevo MAS: Estrenan frente electoral

Al día siguiente del acto de Atlanta, el MST y el Nuevo MAS lanzaron un nuevo frente electoral. Con un programa que en esencia marca correctamente la necesidad de la unidad de acción y hace un llamado a la unidad con el FIT en las elecciones. Los partidos, encabezados por Manuela Castañeiras y Alejandro Bodart planean hacer un acto de lanzamiento el 17 de Diciembre. Desde el PSTU vemos una contradicción ya que ambos partidos, el MST y el Nuevo MAS, que correctamente criticaron el acto del Atlanta por ser electoral, ahora convocan un mes después a su propio acto con el mismo contenido. Si bien toda fuerza política tiene el derecho a realizar actos electorales, creemos que los planteos de encausar las necesidades que tenemos los trabajadores hoy hacia las urnas del año próximo son equivocados. Por eso, reafirmamos la necesidad de construír un encuentro obrero amplio junto a todos los sectores que estén por luchar para enfrentar el ajuste del gobierno.

Lea también  8M2020 | Un balance necesario