Compartir

Tras ganar las PASO, Alberto Fernández fue entrevistado en un programa de televisión donde se le preguntó su opinión sobre la legalización del aborto. Allí respondió que tiene la «decisión política” de legalizarlo, pero que implementaría una propuesta en dos etapas. Primero llamaría a la despenalización y después la legalización.

Por PSTU-Argentina:

Tal como dijo en los medios:

 “Tengo la decisión política de despenalizar y legalizar el aborto, porque no quiero que se muera ninguna mujer más. Lo primero debería ser despenalizar para terminar con la clandestinidad. No podemos hacer caso omiso de lo que está pasando. Es un problema de salud pública»[1].

Coincidimos con Alberto en que es un problema de salud pública y que el gobierno no puede hacer como si las muertes de miles de mujeres no existieran. Pero por este mismo motivo, queremos discutir con él su propuesta.

Con la despenalización no alcanza para las mujeres pobres y trabajadoras

Es cierto que con la despenalización ninguna mujer podría ser presa por abortar, como le ocurrió a Belén o a las más de 63 mujeres registradas como condenadas desde el 2006. También reconocemos que esta postura es un avance en relación al intento de sostener la conciliación de pañuelos verdes y celestes dentro del Frente de Todos, como siguen sosteniendo la mayoría de sus integrantes. Y provoca una contradicción frente a la política del “todos unidos por un objetivo mayor, que es sacar a Macri en las urnas”, tal como lo expresan las críticas de varias mujeres activistas feministas a las declaraciones de Fernández.

Sin embargo, no es cierto que la despenalización terminaría con el aborto clandestino. Que no sea legal significa que el Estado no tiene ninguna obligación de garantizarlo. Es decir, con la despenalización se blanquearía que en las clínicas privadas se realizan abortos, pero tampoco podrían realizarse en hospitales públicos. Esto, para las mujeres que no tenemos $40.000 para pagar un “aborto oficial” es lo mismo que nada. Para nosotras el problema no es sólo que esté penalizado, sino también que no sea accesible. Con la propuesta de Alberto podríamos seguir haciéndolo en lugares insalubres y aun morir en el intento.

 Legalización del aborto por decreto

No alcanza con la despenalización. Nuestra bandera es y seguirá siendo por el aborto legal, seguro, gratuito y en el hospital. Es casi seguro que Alberto Fernández será el nuevo presidente luego de diciembre y por eso apenas asuma debería legalizar el aborto inmediatamente por decreto. No podemos esperar ni un día más. Solo así no van a seguir muriendo mujeres. Tal como dice él, es un problema de salud pública grave y por eso el estado se tiene que hacer cargo de la solución con urgencia.

Y todes quienes luchamos por su legalización, tenemos que seguir presionando desde las calles. No alcanza con las elecciones. Tenemos que sumar el reclamo del aborto al Fuera Macri Ya. Macri solo puede llegar a octubre a costa de más miseria y muertes del pueblo trabajador. Ya lo vimos con el jubilado asesinado en Coto. Ya mismo las centrales sindicales tienen que llamar a un paro con plan de lucha en las calles para sacar a Macri e incluir nuestro reclamo de legalización del aborto.

 ¡Fuera Macri ya!

¡Que la cgt y ctas llamen a un paro y plan de lucha para lograrlo!

¡Aborto legal seguro y gratuito en el hospital!

¡Que Alberto Fernández lo declare por decreto a penas asuma!

 Nota:

[1] Entrevista en canal digital Net TV el 12 de agosto 2019, en el programa “Corea del centro” de Tenembaum y O’Donnell.

Lea también  Argentina | !Macri y el FMI se tiene que ir ya!