Compartir

Por una Revolución Obrera y Socialista. 

Por la Segunda Independencia: no pagar la deuda y romper con el FMI.

Las elecciones pasadas dijeron que MACRI SE TIENE QUE IR. Cada día que siga es más miseria y entrega,  más dolor para las familias obreras.

Fábricas que cierran, despidos masivos, crímenes laborales como en el Aeropuerto de Ezeiza, más sufrimiento para las trabajadoras con acoso de todo tipo, y salarios más bajos que sus compañeros varones, cuando muchas son único sostén de hogar. Tarifas impagables, educación y salud más precarias, humillaciones a los jubilados.

Pero Alberto Fernández, Cristina y la CGT que los apoya no hacen nada, fuera de pedirnos el voto. Hay un acuerdo entre los que se van y los que vienen: que Macri haga todo el trabajo sucio posible hasta diciembre. Nada de Paros, ni de  movilizaciones. Alberto Fernández es cómplice de todo lo que está haciendo Macri, y se comprometió con el Fondo a seguir pagando una deuda que impedirá cualquier mejora a nuestro nivel de vida.

Muchos creen en las promesas de Alberto: que con la unidad de empresarios y obreros habrá más trabajo y salario, que se puede negociar con el FMI “parados y no de rodillas”, y que se puede volver a crecer como con el gobierno de Cristina.

Nada de eso ocurrirá. Los empresarios exigen una reforma laboral que liquide todos nuestros derechos, y que trabajemos como esclavos: 12 horas obligatorias sin pago de extras, flexibilidad, baja de indemnizaciones, elevación de la edad jubilatoria, etc. Cualquier “Pacto Social” con los patrones será un ataque a nuestro nivel de vida.

Por su parte, el FMI solo acepta negociar sobre la base de un compromiso de pago, y de un tremendo ajuste y entrega de nuestros recursos naturales.

Lea también  Argentina | ¡A pesar del boicot, compañeras/os trans y travestis al frente!

Es un hecho que Alberto y Cristina ganarán las elecciones. Por eso, tenemos que salir de la trampa de que hay que votarlos para sacar a Macri. ¡Basta de elegir el “menos malo”!

NECESITAMOS UNA REVOLUCIÓN OBRERA Y SOCIALISTA

Los trabajadores pueden votar al FIT-U, una alternativa independiente, para prepararse para lo que viene. Pero queremos hablar claro. No será con elecciones ni más diputados como lograremos estas medidas de fondo. Para eso, es necesario luchar por una salida obrera y de independencia de nuestro país.

Imponer la ruptura con el FMI, dejar de pagar la deuda externa, y  poner toda esa plata al servicio de la producción, el empleo, el salario, la salud, la educación, la defensa de los derechos de la mujer trabajadora, la vivienda. Garantizando precios de alimentos  y tarifas accesibles. Expropiando y nacionalizando los bancos para evitar la fuga de capitales, y estatizando bajo control de los trabajadores las palancas fundamentales de la economía (energía, transporte, servicios, etc.)

Como hace más de 200 años, Argentina necesita una revolución para romper las cadenas que nos atan al imperialismo  y poder aspirar a vivir mejor. Una revolución obrera y socialista para lograr la Segunda y Definitiva Independencia.  Solo los trabajadores, junto a las mujeres y la juventud, somos capaces de imponer un gobierno de los que nunca gobernamos: un Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo.

A su vez, cada voto por el FIT-U fortalecerá la lucha por mi libertad y la de todos los presos y perseguidos políticos por luchar, como mi amigo y compañero Sebastián Romero, el “obrero del mortero”, con quien estuvimos presentes aquel 18 de diciembre enfrentando la represión para evitar el robo a los jubilados que impulsaba Macri y el FMI, y que aprobaron varios de los diputados y senadores peronistas.

Lea también  Macri decreta que la vida de un trabajador vale menos

¡NO votes corruptos y empresarios! ¡NO votes a los candidatos del FMI!  ¡Votá la FIT-U y a los candidatos obreros y luchadores del PSTU!