Compartir

La lucha de los secundarios se extiende por el Brasil. Además de Rio de Janeiro, San Pablo y Fortaleza, ahora hay ocupaciones también en Porto Alegre. En países vecinos comienzan a darse manifestaciones en defensa de la educación.

Por: Israel Luz

San Pablo y Rio de Janeiro: los estudiantes van encima de los gobiernos

En las últimas semanas, los estudiantes de Rio de Janeiro y de San Pablo sufrieron con la truculencia de grupos organizados para desocupar las escuelas y directamente [también] de la Policía Militar (PM).

El colegio Mendes de Moraes, en Rio, sufrió varias embestidas de un grupo llamado “Desocupa Ya”, que invadió la escuela con bombas, palos y la determinación de acabar con el movimiento. La violencia fue tal que llegó a tener éxito en una noche. Pero los luchadores no se intimidaron y, pocas horas después volvieron a ocupar el predio.

Aun así, los “desocupas” pasaron días provocando y atacando la ocupación. “Cuando yo vi, ya era una confusión generalizada, parecía una pelea de hinchada. Los PMs que estaban allí no hicieron nada, la gente de los ‘desocupa’ provocaba todo el tiempo. Cuando me iba, tuve que ser escoltada por los profesores porque estaban amenazando con seguirnos”, explica la estudiante Nathália a Opinião Socialista.

La razón de la pasividad de la PM era evidente. El día anterior, la Secretaría de Educación apoyó al bando en las redes sociales, teniendo que borrar después el posteo.

El movimiento, sin embargo, sigue firme y con mucha lucha ya comienza a conseguir victorias, como la elección directa de director de las escuelas, la suspensión del SAERJ –una prueba que hace un ranking de las escuelas y determina más o menos presupuesto para cada una conforme la nota de los alumnos–, y la promesa de inversiones en la precaria infraestructura. Además, el secretario de Educación del Estado fue despedido gracias a la fuerza del movimiento y de la huelga de los profesores.

Lea también  Paraguay | ¿Por qué la prensa empresarial miente con relación a la lucha del Sitrande?

Alckim manda a reprimir a los estudiantes

En la capital paulista, los “tucanos” (PSDB) usaron a la policía para golpear a los estudiantes. El día 13/5, en una acción coordinada, las tropas de Alckmin [gobernador de San Pablo] atacaron las escuelas y forzaron la retirada de los ocupantes sin autorización de la Justicia. El ladrón de las meriendas creyó que con eso pondría fin a la lucha, pero, de allá para acá, esta creció. Hay nuevas ocupaciones de predios, tanto en la Universidad de San Pablo (USP) como en la Unicamp. Además, varias asambleas estudiantiles están votando huelga contra el desmonte de la educación propuesto por los “tucanos”.

Con eso, ya hoy hay posibilidad real de una huelga unificada de las categorías de las estaduales paulistas, lo que pondría al PSDB contra la pared.

En Rio Grande do Sul, ya son más de 40 escuelas tomadas en la capital Porto Alegre, pero también en varias otras ciudades. El gobierno Sartori (PMDB), que viene desde el año pasado atacando los servicios públicos, ya amenazó reprimir el movimiento. Pero los estudiantes no se intimidan y reivindican mejoras en las escuelas, el fin del proyecto “Escuela Sin Partido”, entre otras pautas. Además, apoyan la huelga de los profesores recientemente iniciada.

Ceará: 44 escuelas ocupadas

Por: Euclides Agrela, Fortaleza, Ceará

El número de escuelas ocupadas por los estudiantes llegó a 44 en Ceará. En las ocupaciones, los estudiantes organizan desde la seguridad, alimentación, limpieza, hasta las actividades deportivas, talleres de arte y de formación política.

“Aquí contamos no solo con la participación de los estudiantes sino con el apoyo de los padres de la comunidad. En todas las comisiones hay gente participando con mucha disposición. Hasta padres y madres de alumnos han dormido con nosotros en la escuela, cuenta Bruno Silva, de la Escuela Irapuã Cavalcante, Conjunto Esperança, en Fortaleza.

Lea también  Argentina | la trampa del pacto social

Los sindicatos comenzaron con las ocupaciones estudiantiles. La Asociación de los Docentes de la Universidad Federal de Ceará y los sindicatos de los trabajadores de la Construcción Civil y del Judicial, los dos últimos afiliados a la CSP-Conlutas, colaboran donando cestas básicas, agua y colchonetas. Lamentablemente, el sindicato de los profesores, la Apeoc, afiliado a la CUT, hasta ahora no contribuyó con nada.

“Nosotros por nosotros”

Se viene destacando en las ocupaciones de escuelas de los barrios del Conjunto Esperança e Messejana, en Fortaleza, el Movimiento Nós por Nós. “El MPN busca organizar a la juventud de la periferia a partir de los elementos del hip-hop. Luchamos contra el exterminio de esta juventud por la Policía Militar y el tráfico de drogas, y buscamos darle una alternativa frente a las iglesias evangélicas, contra el individualismo burgués y contra aquellos que defienden un capitalismo humanitario”, dice Bruno Silva.

Ya es internacional: la lucha se extiende por América Latina

En Paraguay, los secundarios ocuparon 130 escuelas y hay otras tantas paralizadas. Ellos ya derribaron a la ministro de Educación.

El 12 de mayo, 40.000 estudiantes y profesores argentinos ocuparon las calles de Buenos Aires contra el ajuste del presidente Mauricio Macri. Este fue electo a finales del año pasado y ya comenzó su mandato profundizando los ataques de su antecesora Cristina Kirchner.

“[El gobierno] declaró guerra a la educación en todos los niveles, y por eso estamos organizándonos contra el corte total de inversiones, por 45% de aumento salarial para profesores y técnicos, y por el subsidio al transporte estudiantil”, explica Ezequiel Rábago, de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

En Chile y en México también explotan luchas en defensa de la educación.

Lea también  Huelga minera en medio de la rebelión social chilena

Traducción: Natalia Estrada.

Artículos publicados en Opinião Socialista n.° 517, 19 de mayo de 2016.-

Lea otros artículos relacionados en: www.litci.org