Compartir

El carácter caótico, irracional, profundamente desigual y bárbaro de la economía capitalista y de su devastador crecimiento a toda costa amenaza ahora el planeta como ecosistema y actualiza cada vez más necesarias medidas socialistas. Socialismo, o sea socialización de la sociedad, socialización de los medios de producción, de la economía.

Por PSTU-Argentina

Desde el PSTU, una respuesta para esta colosal crisis que nos quieren imponer a los trabajadores es marchar hacia una economía planificada a partir de las necesidades de la mayoría trabajadora y de una gestión ecológica de los recursos naturales, equilibrándolos de modo organizado y científico.

En lo inmediato creemos que es urgente:

-Ruptura con el FMI y otros organismos y todos los pactos de sometimiento internacional. No pago de la Deuda Externa contraída a espaldas de los trabajadores y el pueblo para beneficio exclusivo de capitalistas, bancos y fondos especulativos. Revisión de toda deuda contraída a través de los diferentes gobiernos para verificar en que se utilizaron los fondos.

-Estatización de todos los recursos naturales, principalmente los relacionados con la energía, con control democrático de los trabajadores y el pueblo. Expropiación de tierras y latifundios en manos de oligarcas y terratenientes obtenidas con la complicidad de los gobiernos Nacional, provinciales y municipales.

-Control democrático de los trabajadores y de las comunidades sobre el desarrollo y producción de las economías regionales.

-Impuestos a las grandes fortunas y a la renta financiera, eliminación del IVA y eliminación de impuestos compulsivos y expropiatorios a PyMES y comercios.

-Juntas Nacionales de Carnes y Granos  para regular los precios sostén al productor garantizando prioritariamente la provisión de alimentos al  pueblo buenos y a precios accesibles según el poder adquisitivo. Exportar después de garantizar la alimentación.

Lea también  Argentina | la bronca obrera y popular se expresó en las urnas

-Control rígido estatal de cambios y el valor de nuestra moneda evitando la especulación de inversores golondrinas nacionales y extranjeros.

-Ningún despido ni suspensiones, apuntando a la plena ocupación, dividiendo las horas de trabajo para producir bienes realmente necesarios y cuidar la utilización de recursos. Toda empresa que despida o suspenda debe ser expropiada bajo control de los trabajadores.  La prioridad es la calidad de vida del/la trabajador y trabajadora.

-Con los recursos que no se irán por el pago de deuda, y principalmente por los intereses, en lo inmediato se podrá;

–Reactivar el aparato productivo mejorando el consumo interior.

-Aumento general de salarios, pensiones, jubilaciones, ayuda social acorde con la canasta familiar.

-Mayor presupuesto para salud y educación y serios planes de transporte y construcción de viviendas.

-Plan urgente de obras públicas masivas para generar empleo y mejorar la infraestructura.

-La necesidad de insumos o mercancías del exterior se obtendrán negociando con proveedores de acuerdo con la disponibilidad de recursos al no pagar y suspender la Deuda e intereses con usureros y fondos buitres.