Compartir

Un nuevo Encuentro Nacional de Mujeres se llevó adelante en La Plata este finde pasado. Multitudinario, alegre, miles de mujeres nos dedicamos durante dos días y medio a debatir, reclamar y discutir. A pesar de la lluvia torrencial que nos acompañó en el viaje y durante todo el sábado, a pesar del frio que calaba los huesos el domingo, cientos de miles fuimos dispuestas a bancarla y participar de cada taller y actividad. Una marcha enorme recorrió las calles de La Plata el domingo, colorida, aguerrida, pero sobre todo verde en reclamo de la legalización del Aborto seguro y gratuito.

Por PSTU-Argentina

Tal como se venía planteando en reuniones preencuentro, charlas, en cada lugar, muchos fueron los debates centrales que recorrieron los talleres. Pero fundamentalmente el reclamo de que este Encuentro se embandere con el reclamo de Aborto Legal, Seguro y Gratuito y que los debates previos al respecto del carácter del Encuentro se vean reflejados en las conclusiones del mismo. El reclamo de distintos sectores que pelean en cada espacio por su visibilizaciòn y reconocimiento, tales como las mujeres de distintas nacionalidades indígenas oprimidas y sectores diverses como trans, travas, y sectores LGBTI estuvo muy presente.

La dirección histórica no pasó la prueba

Tal como se preveía, la dirección histórica del Encuentro hizo lo imposible para que los debates sobre estas cuestiones quedaran en un segundo plano, inclusive llegando a no garantizar los talleres relacionados con estos temas. Pero la fuerza que venía desde abajo logró autogestionar y realizar los debates, siendo el taller de travas y trans uno de los mas concurridos y debatidos. Tuvo que hacerse en un patio y a grito de megáfono, echando luz sobre los distintos problemas que los sectores trans y travas padecen, y que exceden ampliamente el punto de Cupo laboral trans.

Lea también  Argentina: abajo la reforma laboral

Muchos de estos reclamos quedaron plasmados en el cierre del Encuentro, que modifica su nombre al de Encuentro plurinacional de mujeres y Disidencias. Queda planteada la duda sobre como esto impacta en la dirección, dividida y golpeada por los resultados de estas discusiones. El PCR y sectores ligados al PJ y a la Iglesia vienen a contramano de estos debates y de manera burocrática han intentado boicotear los debates más profundos que se dieron. Este puede ser un punto de inflexión en la historia de los Encuentros. Si bien desde Lucha Mujer no creemos que este espacio sea el que necesitamos las mujeres trabajadoras para pelear por nuestros derechos, también decimos que es importante la más amplia democracia en este espacio y en su realización.

Las elecciones y los debates de fondo entre las mujeres

Por supuesto que la realización del Encuentro estuvo cruzada por el contexto electoral y eso se vio claramente en cada taller: pagar o no pagar la Deuda Externa, luchar o esperar que los resultados electorales próximos “beneficien” al pueblo trabajador, tan golpeado por la crisis económica y por las políticas de ajuste del gobierno de Macri. La delegación de Lucha Mujer y el PSTU fuimos a plantear firmemente que no hay salida para nosotras sin dejar de pagar la deuda externa, y que necesitamos que esos pagos millonarios sean destinados a trabajo, salud, educación y al combate real de la violencia machista. Así como también la exigencia al nuevo gobierno de Alberto y Cristina Fernández de que legalice el aborto por decreto de manera urgente. ¡Las mujeres pobres y trabajadoras no podemos esperar ni un día más, no queremos ni una muerta más por la clandestinidad del aborto!

Lea también  El tratamiento mediático del audio del “obrero del mortero” y el derecho a la revolución

Por supuesto también llevamos allí la campaña por la absolución de nuestro compañero Daniel Ruiz, al cual arrancamos de la cárcel hace pocos días, aunque la pelea continúa. Además, realizamos un panel internacional con distintas trabajadoras y luchadoras (fàbrica Ran Bat, Docentes de Chubut y Mendoza, Ate Cultura, y Vane, de Costa Rica, interviniendo sobre la lucha de los sectores trans en toda Latinoamérica).

Fortalecidas con nuestra intervención y con la convicción de seguir peleando contra todo tipo de opresión que divide a la clase trabajadora para luchar contra este sistema de hambre y explotación, la delegación de Lucha Mujer y el PSTU vuelve y sigue diciendo que necesitamos un gobierno de la clase trabajadora para acabar con las injusticias de este mundo, y que no hay salida para nosotras dentro de este sistema. Nuestro compromiso militante sigue en pie para lograr avanzar en estas tareas y seguiremos saliendo a las calles para conquistar cada derecho que necesitamos.