Compartir

Se termina el tiempo para vacilaciones. Después de tantas penurias en nuestras familias, tenemos la oportunidad de expresar en forma contundente nuestro repudio al plan económico y a las medidas que viene tomando Mauricio Macri.

Por PSTU-B

Por eso este lunes 25 no tenemos que quedarnos en casa como nos dice la CGT, tenemos que salir a las calles, para golpear como un solo puño a las grandes empresas, bancos, mineras, petroleras, sojeras, que se han llenado los bolsillos a costa de nuestra hambre.

No solo hay que garantizar el paro, sino que se tiene que organizar la bronca desde el lugar en donde nos encontremos, a través de comités de lucha zonales o regionales, de encuentros o coordinadoras de fábricas o gremios, es una de las tareas concretas para avanzar en la perspectiva de un plan de lucha que de continuidad y sobre todo unir todos los reclamos en un pliego común.

El Gobierno da cuenta de su crisis con la salida de ministros

La salida de ministros y cambios en el Banco Central refleja la profunda crisis que está pasando “el mejor equipo de los últimos 50 años”. Anuncian los cambios un fin de semana  como algo programado cuando todos sabemos que fue todo lo contrario, desde las elecciones de octubre, cuando ganaron las elecciones y pisaron el acelerador del plan Macri, chocaron con la resistencia obrera y popular. En definitiva la lucha de clases es la que pone en descubierto el fracaso del Gran Acuerdo Nacional del año pasado.

Es ese desgaste el que hace que el odiado Aranguren se tenga que ir, junto con Cabrera y Sturzenegger.

Lea también  La Cámara de Apelación confirmó la prisión preventiva de Daniel Ruiz

La letra chica del fondo: Reforma Laboral y ajustes.

A medida que se conocen los alcances del acuerdo, comienzan a salir a la luz las condiciones por la cual se otorgaría el préstamo de 50 mil millones. No solo que nos monitoreen o que perdemos cualquier indicio de soberanía económica, sino que además continuarán con el ajuste en el estado, la Reforma Laboral y sobre todo la baja de salarios para poder ser “competitivos” a nivel mundial.

Reabrir la pauta salarial por 40% para todos 

La suba del dólar y la política energética hace que los precios suban no solo por la devaluación del peso que este año pasó de $20 en febrero a $28  en junio (40%) sino que la importación de petróleo hace que los combustibles suban a precio internacional llevando a aumentar los precios de alimentos e indumentarias.

Las consecuencia de esto la sentimos día a día en nuestras casas: el sueldo alcanza cada vez menos, obligándonos a cambiar lo que comemos por los precios de las cosas, a fijarnos como ahorrar en transporte y en servicios ¿cuánto más podemos seguir ajustando los cinturones de nuestras familias?

Por eso hay que romper todos los acuerdos firmados por los gremios por el 15 %. No alcanza ni el 5% propuesto por el Gobierno, ni siquiera una revisión a diciembre. Debemos reabrir la pauta salarial para todos los sectores privados, estatales, jubilados y ayuda social.  Hay que arrancar con asambleas y lucha por lo menos una recomposición salarial del 40% para este 2018.

Fuera Macri, el FMI y el G20, por una salida obrera

El hambre que pasamos no podemos aguantarlo hasta las elecciones del año que viene. La oposición tanto del PJ como del kirchnerismo nos dicen que hay 2019 para revertir esto, otros nos dicen que debemos construir una alternativa de cara a las elecciones como el triunvirato piquetero e incluso los frentes de izquierda.

Lea también  Argentina: Repudiamos la represión y exigimos la inmediata libertad de los compañeros detenidos

Nosotros los socialistas del PSTU consideramos que es equivocado esperar o apostar al 2019, es ahora cuando debemos impulsar la lucha, no solo contra las medidas económicas sino también contra el acuerdo del FMI y el G-20 que nos ata al imperialismo y a las multinacionales. Debemos plantear que Macri se tiene que ir, porque justamente no hay plan B. Por eso el camino del 18 de diciembre se tiene que retomar con más fuerza y esa es la principal tarea que el movimiento obrero debe realizar para tener un plan  económico obrero con la perspectiva de un gobierno de los trabajadores y el pueblo

Por una Asamblea Nacional de Trabajadores

Para unir todos los reclamos y dar el impulso que se necesita, hace falta una Asamblea Nacional de Trabajadores, que incluya a todos los que dicen enfrentar al Gobierno y rechazan al FMI, en ella deben estar la Corriente Federal, los camioneros, las CTAs, los movimientos sociales y toda la izquierda,

Allí con mandatos de base de miles de asambleas podremos tener un pliego único que abarque desde las libertades democráticas, el aborto legal y gratuito, el aumento salarial y el cese de despidos y suspensiones.

El encuentro que se hace este 23 en Lanús por el SUTNA y otros gremios independientes, puede ser  un paso, pero para realmente ir en ese sentido debe tener la iniciativa de confluir con otros encuentros como el de Rosario (aceiteros, ATE, AMSAFE) o el que impulso Astilleros de Rio Santiago. En fin, ponerse a la cabeza que se convoque a la asamblea nacional como un frente único de lucha y no en un espacio limitado alrededor de un sector de izquierda.