Compartir

Por más que los medios hegemónicos de todo color traten de ocultarlo, el gran problema económico-capitalista de la crisis de nuestro país es como resolver la sangría de recursos de la Deuda Pública, de la cual aproximadamente el 75% es externa.

Por Guillote, del PSTU-Argentina

Incluyendo los anticipos del FMI por U$S 58.000 millones asciende aproximadamente a los U$S 365.000 millones, con el festival de bonos otorgados durante la gestión del Plan Macri a los fondos y bancos especulativos. Los trabajadores en general no están acostumbrados y les genera rechazo el tratar de entender la economía en números pero es necesario que a través de varios datos de la Deuda se interprete la real situación crítica que atravesamos y el futuro que nos depara tomando las opiniones de los candidatos burgueses que se promocionan, obviamente Cristina Kirchner y Mauricio Macri, pero también sus posibles socios.

El problema principal en este juego electoral es que ningún candidato patronal se juega a decir claramente que la Deuda Pública es impagable y marchamos a un “default” inevitable,. Pues si lo aceptan implicaría blanquear que el próximo gobierno burgués que asuma indefectiblemente seguirá profundizando el colosal ajuste.  Argentina debe pagar  en dólares este 2019 , unos U$S 58.720 millones de capital e intereses.. Se calcula que la Deuda Pública a fin de este año llegaría a los U$S 400.000 millones. El nuevo gobierno que asumiría deberá enfrentar en cuatro años vencimientos de capital e intereses por U$S 156.220 millones, a lo que debe sumarse el inicio del pago por el préstamo del FMI, por lo que en cuatro años deberán pagarse más de U$S 200.000 millones..

CANDIDATOS A “PAGADORES SERIALES”

Una Deuda Pública a toda vista impagable, lejos de negociarse, en un marco económico mundial con supuestos inversionistas sedientos de rápidas ganancias y sin posibilidad de traer capitales para la producción y el desarrollo a países con conflictos sociales y políticos  profundizándose, con paros generales y con caída del consumo.. Pero si es impagable y hay que parar esta sangría de recursos que nos está hundiendo a los trabajadores y al pueblo, qué dicen los potenciales candidatos patronales a presidente ante la crisis de Deuda?

Lea también  La prostitución no es un trabajo, es esclavitud

Mauricio Macri (Presidente actual – se postula para su reelección): las palabras sobran: “Frente a esta nueva situación he decidido iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue linea de apoyo financiero« (Diario Perfil 08-05-2018).

Alberto Fernández (Precandidato peronista del Frente para la Victoria): “Debemos abordar el tema pero nosotros nunca hemos pensado en dejar de pagar la deuda o dejar de cumplir las obligaciones. La historia cuenta que vinimos a pagar las deudas que siempre tomaron otros” (Diario La Nación 19-05-2019).

Cristina Fernández de Kirchner (Ex Presidenta, Precandidata peronista a Vicepresidente por el Frente para la Victoria): se reivindicó durante su gestión como “pagadora serial” de la Deuda Externa pero dejó un endeudamiento público de U$S 240.000 millones. Trata de evitar definiciones sobre el tema pero ante las últimas corridas por la devaluación macrista de nuestra moneda envío a uno de sus economistas, Emmanuel Álvarez Agis, a pedir al sector financiero del Gobierno para que desmienta que “el plan de Cristina no es desconocer el acuerdo con el FMI ni restructurar la Deuda”. (Infobae – 26-04-2019).

Sergio Massa (Peronista del Frente Renovador, negociando su ubicación política al mejor postor): :»El Gobierno que viene deberá renegociar la deuda, sin duda. Hay que rediscutir con el FMI la situación”(Diario Perfil – 03-10-2018).

Axel Kicillof (ex ministro de Cristina Kirchner y candidato a Gobernador por la provincia de Buenos Aires): “En reunión este año con el FMI…. les dije que nosotros siempre pagamos todo y ni siquiera les pedimos plata para hacerlo” (Infobae 14-02-2019).

Roberto Lavagna (Peronista ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, negociador del Canje de Deuda “trucho” con los fondos buitres en 2005): “Ya todos hemos señalado la importancia de cumplir con las obligaciones, lo cual requerirá, dada la enorme deuda tomada en los últimos 3 años, un proceso serio de alargamiento de las fechas de vencimiento de lo adeudado con al FMI” (Infobae – 08-05-2019).

Lea también  ¿Nunca más o "siempre más"?

Juan Manuel Urtubey (Peronista de Alternativa Federal, Gobernador de Salta): “La deuda la Argentina la tiene que pagar. Estamos todos obsesionados con el FMI pero es sólo el 15% de la deuda” (Diario Perfil – 13-02-2019).

Como se ve, un compendio de futuros “Pagadores Seriales” de la estafa de la Deuda Pública jamás investigada ni con ánimo de hacerlo. Solo les importa tranquilizar a los mercados y a los inversionistas especuladores, jugando a la posibilidad de que un capitalismo más humanitario es posible y que los acreedores van a comprender e ilusamente cederían parte de sus ganancias.

UNA DEUDA IMPAGABLE Y FUGA DE CAPITALES

El especialista en derecho internacional y autor de «La deuda Argentina como delito», Alejandro Olmos Gaona, hijo de Alejandro Olmos, historiador, investigador y periodista que denunció penalmente la estafa de la Deuda Externa, sostiene las pocas chances de que el próximo gobierno pueda pagar los vencimientos previstos: «Tenemos una deuda pública de 360 mil millones de dólares al 31 de diciembre, y hay vencimientos por casi 100 mil en los próximos dos años: no hay posibilidad de que el Gobierno que venga pueda pagarla«… «Argentina va a dejar de pagar porque no puede, no porque no quiere», explicó. (www.perfil.com).

Mientras se desinforma a los trabajadores y el pueblo sobre la estafa, los medios de los candidatos patronales omiten la imposibilidad de pagar y también que el préstamo del FMI para garantizar el pago de la Deuda tiene además otras exigencias complementarias como la entrega de más recursos, en sociedad con la gestión macrista y el silencio de la oposición: la venta de inmuebles del Estado, las concesiones de zonas petrolíferas de nuestro mar austral a empresas capitalistas inglesas, la privatización del puerto de Buenos Aires, la renegociación de los contratos por Vaca Muerta y la instalación de una base “yanqui” en sus alrededores, concesiones de pesca a empresas extranjeras, una reforma laboral y previsional encubierta devaluando los salarios y jubilaciones, miles de desocupados creando “un ejército de reserva” de trabajadores que baja el costo laboral, la licuación de los planes sociales, etc.

Lea también  ¿Vivas, libres y desendeudadas nos queremos? ¡Por la vida de las mujeres, Emergencia Nacional Ya

Desde el PSTU decimos que hay una salida. Para combatir el hambre y la miseria debemos romper todo vínculo con el FMI y los usureros internacionales, empezando por DEJAR DE PAGAR ESTA DEUDA USURARIA E IMPAGABLE. Con esos recursos se podría ejecutar un plan de obras públicas que generen trabajo, infraestructura y buenos servicios a los trabajadores y el pueblo. Con fines verdaderamente productivos, y no para fines especulativos fugando millones de dólares en recursos para el bolsillo de los capitalistas.