Compartir

El pasado viernes 3 de enero se adelanto el decreto presidencial que fija un aumento de 3 mil pesos para trabajadores del sector privado a cuenta de futuros aumentos y con un incremento de mil pesos mas para febrero. Al margen del aumento quedaron los estatales, trabajadores agrarios y personal domestico.

Por PST-Argentina

El gobierno de Macri dejo tierra arrasada para los trabajadores: La inflación en 2019 fue de 52,1% y la caída del salario real fue en promedio del 23%. Casi todos los gremios perdieron en el ultimo periodo: La UOM 21,1 %, Alimentación 14,8% y Sanidad 16,6.

Con este panorama el aumento por decreto tiene gusto a muy poco y se enmarca en las declaraciones de Alberto Fernández en radio 10 en donde salio a marcar la cancha sugiriendo que los sindicatos no hagan pedidos desmedidos. Todas las patronales salieron a decir que el aumento por decreto les parecía razonable mientras seguían llorando la carta: “que es un año difícil y están al borde de la quiebra”, pero quienes realmente estamos pasándola difícil somos los trabajadores ocupados y desocupados que no llegamos a fin de mes.

Por su parte la burocracia sindical lejos de organizar asambleas en los lugares de tra0bajo y organizar la pelea para al menos equiparar los aumentos salariales a la inflación respaldo el decreto y algunos dirigentes incluso fueron mas allá que el propio gobierno adelantando que quizás es necesario suspender las paritarias por 180 días.

Las patronales, el gobierno y la burocracia sindical lo que están haciendo con este aumento por decreto, junto al ajuste a los jubilados votado en el congreso, es llevar adelante el tan mencionado “pacto social”. Este pacto social solo trae beneficios para los empresarios y terratenientes, que aumentaron todos los precios y nos quieren hacer contentar a los trabajadores con un aumento de 3 mil pesos que no llega si quiera a ser un 20% de aumento en el salario mínimo.

Lea también  Comenzó el juicio contra Daniel Ruiz y Cesar Arakaki

Nosotros creemos que hay otra salida posible a la crisis que dejo el gobierno de Macri: Que la CGT y la CTA rompan YA con el pacto social y organicen a los trabajadores para recuperar lo perdido.

Para esto es necesario votar un plan de lucha por un plan obrero de emergencia que incluya un aumento por decreto de al menos el 50% para todos, trabajo genuino para los desocupados, reincorporación de todos los despedidos y reapertura de las fabricas que cerraron, congelamiento de precios y aplicación de la ley de abastecimiento para quienes no lo cumplan, entre otras medidas.

Creemos que con este plan ambicioso los trabajadores podremos recuperar lo perdido y poder vivir dignamente con nuestras familias, ¿De donde saldrá el dinero para semejante cosa? Desde el PSTU creemos que no hay que pagar la deuda externa y nacionalizar el comercio exterior para que la riqueza producida en el país no se la lleven las empresas imperialistas. Sabemos que este no es el plan de Fernández. Pero si podría ser posible por ejemplo de inmediato suspender por dos años el pago de la deuda y poder mejorar la situación de los que menos tienen.

Convocamos a todos los trabajadores a poder debatir de conjunto que salida le damos al país que esta sumergido en esta crisis