Compartir

A un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, las calles de todo el país pidieron por él y denunciaron a la Gendarmería y al gobierno de Macri. A pesar de las campañas mediáticas del gobierno que buscaban minimizar la movilización, la convocatoria fue masiva, con cerca de 250.000 personas en Plaza de Mayo (Buenos Aires) y varios miles en las principales ciudades del país. Los cantos que nacieron contra la dictadura volvieron a las calles: “¡Ahora, Ahora, resulta indispensable, aparición con vida y castigo a los culpables!”. Miles gritaron contra la Gendarmería Nacional Argentina y exigieron la renuncia de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Por PSTU-Argentina

Un triunfo de la unidad

Fue un golpe importante contra el gobierno en parte porque se logró un acto unitario. Hace tiempo que desde el PSTU planteamos la necesidad de unificar las luchas en la acción para golpear con fuerza al ajuste y represión del gobierno. Eso no implica que cada fuerza pueda plantear todas sus diferencias y denuncias. Pero en la calle y contra Macri precisamos la unidad para derrotarlo. El 1 de Septiembre fuimos testigos de un triunfo de la clase obrera y el movimiento de Derechos Humanos en ése sentido. Un triunfo que va contra la intención del gobierno de señalar a todo aquel que lucha por Santiago como “Kirchnerista” y también contra el propio kirchnerismo que pretende adueñarse electoralmente de ésta lucha.

Los organismos de Derechos Humanos en la Argentina tienen una historia lucha de unidad que se forjó tras la caída de la dictadura. Luego el kirchnerismo cuando fué gobierno cooptó a los organismos más importantes y así éstos perdieron su independencia. Por primera vez los organismos de DDHH vinculados al kirchnerismo y el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVJ) junto a organismos independientes, confluyeron en un mismo acto. Superando la división se logró plantear de forma unitaria la aparición con vida de Maldonado, la exigencia de que Bullrich renuncie y que paguen los responsables. Se volvió a pedir por Julio López y se denunció la desaparición y posterior muerte de Luciano Arruga, ambos bajo el kirchnerismo. Ésa unidad, masiva y contundente contra el gobierno es lo que Macri no se puede permitir.

Una provocación para reprimir.

Ése mismo día, el gobierno lanzó desde temprano una campaña orientada a meter miedo a quienes fueran por su cuenta a la marcha: “habrá disturbios”, “hay amenazas de destrozos” etc. Como la enorme movilización fue completamente pacífica, el gobierno montó una provocación con efectivos de la policía infiltrados en la movilización, vestidos como manifestantes y de civiles. Esperó a que la manifestación estuviera desconcentrando para inventar una excusa para lanzar la feroz represión. El accionar policial completamente desproporcionado terminó con 31 detenidos, entre ellos varios periodistas de medios alternativos y hasta un turista que pasaba por el lugar. Intentó retenerlos 48hs en la comisaría, pero gracias a la movilización de las organizaciones que fuimos a exigir su liberación se adelantaron las declaraciones y el domingo por la noche y lunes a la madrugada fueron liberados todos. A varios les dijeron “van a terminar como Santiago” y hubo actos de violencia machista brutal, desnudando a las detenidas y filmándolas.

En El Bolsón, Chubut, donde desapareció Santiago, se repitió la situación. Aparecieron de la nada unos 10 encapuchados y a pocos metros de la gendarmería pintaron las paredes y arrojaron bombas Molotov, todo ante la mirada inmóvil de los efectivos. Luego las imágenes recorrieron los medios televisivos.

El gobierno busca tapar la desaparición de Santiago con más represión. Es una nueva demostración de que el ajuste del imperialismo que aplica Macri pasa sólo con represión a los trabajadores y el pueblo.

Represión y persecución

Desde el gobierno responden con campañas mediáticas atacando a Santiago, al movimiento mapuche con quién se encontraba y a la oposición y a su vez defendiendo a la Gendarmería Nacional Argentina. Pero Macri pasó de las palabras a la acción represiva. Lo hizo los días previos y lo intentó en la propia marcha, pero sobre el final cuando ya se estaba desconcentrando y mediante una provocación inventada, ya que hoy no tiene condiciones de reprimir de lleno la masiva movilización que inundó las calles.

La semana previa a la movilización lanzó una ofensiva contra quienes según él orquestaban una “semana de agitación contra el gobierno”. El día previo a la marcha ordenó el allanamiento, sin ningún motivo comprobado, de 11 locales de partidos de izquierda y organizaciones sociales y populares en la ciudad de Córdoba. Incautaron bombos, banderas y carteles y demoraron algunos activistas en la comisaría. Esa acción generó un importante repudio por ser similar a lo que hacían los militares en los peores años de nuestro país.

Se cae la campaña del gobierno

El 1 de Agosto la Gendarmería desató la represión sobre un grupo de mapuches que cortaba la Ruta 40 en Chubut, en las inmediaciones de su comunidad, Pu Lof Cushamen. Estaban reclamando por la liberación de Facundo Jones Huala (líder Lonco Mapuche que se encuentra preso). La lucha de la comunidad es por recuperar las tierras ancestrales que han sido vendidas al multimillonario italiano Benetton. Santiago Maldonado es un artesano que estaba viajando y se encontraba en el lugar ése día apoyando la lucha. En plena represión, cuando los lugareños logran escapar, él es capturado.

A Santiago lo desapareció Gendarmería. Así declararon testigos que estuvieron durante la represión, su gorra fue encontrada en el lugar y rastreada por perros y aparecieron videos que dan prueba de ello. Por eso la carátula de la investigación es “desaparición forzada”. El gobierno lo sabe y por eso inventó mil y una versiones para distraer la investigación. Quedó descartado que estuviera “paseando por Misiones” como se dijo. Recientemente las búsquedas por Chile donde supuestamente habría escapado según otra versión del gobierno, dieron resultado negativo. Las pericias a la camisa con manchas de sangre de un puestero que declaró haber acuchillado a un desconocido, también dieron negativas, descartando la última versión del gobierno.

¡Fuera Bullrich y todos los involucrados! ¡Cárcel para todos los responsables!

La responsable del accionar de la Gendarmería es Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad de Macri. Desde el día en que desapareció Santiago todas sus declaraciones fueron en defensa de la fuerza, contra Maldonado y los mapuches. Su segundo, el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti , estuvo durante la represión dirigiendo el operativo y dando órdenes a la Gendarmería desde el puesto que ésta fuerza tiene en la propia estancia Leleque de Benetton. La Ministra Bullrich lo negó públicamente, hasta que apareció en los medios una foto de Noceti en el lugar. El Jefe de Gabinete del Ministerio tiene además antecedentes complicados, fue defensor de los militares genocidas que fueron juzgados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar. Por su lado Claudio Avruj, Secretario de Derechos Humanos, recién a más de un mes de los hechos sale a decir que viajará al lugar a investigar, desnudando una política de encubrimiento.

Macri por su lado, salió personalmente a defender a la ministra y a la propia Gendarmería. Perdió la única posibilidad que le quedaba de al menos intentar despegarse del tema y desnudó que a un mes de la desaparición y con todas las pruebas apuntando al gobierno y a las fuerzas armadas, él defiende ése accionar. Es coherente, ya que es él el responsable del plan de gobierno nacional. Es por eso y por las duras medidas de ajuste a los trabajadores que viene aplicando que Macri se tiene que ir. Cada día de Macri en el gobierno significa mantener la impunidad para reprimir, desaparecer, ajustar y saquear al pueblo trabajador.

Por una comisión investigadora independiente

La investigación está llena de irregularidades. Por empezar, el Juez Guido Otranto fue el que dio la orden de desalojo el día de la represión y es el mismo que está a cargo de la causa por la desaparición de Santiago. Mientras gastaban miles de pesos en investigar en Chile y allanar la casa de Santiago en El Bolsón, no triangularon de forma precisa una llamada telefónica que recibió el celular de Maldonado y que podría ser clave para saber donde lo tenían luego de desaparecerlo. Los propios jefes de Gendarmería que luego de haber desalojado el corte de ruta ordenaron meterse en territorio mapuche (de la Pu Lof Cushamen) a perseguir a los activistas y a Santiago siguen en sus puestos y no han sido investigados.

Es por eso que el juez Otranto y la fiscal Silvina Ávila no pueden seguir a cargo de la causa. Es ésta misma justicia la que falló a favor del 2×1 a los genocidas y la que deja pasar los crímenes de los empresarios y castiga sólo a los trabajadores. Por eso hay que conformar una comisión investigadora independiente con personalidades indiscutidas como Nora Cortiñas, Pérez Ezquivel y representantes de los derechos humanos independientes de todos los gobiernos. Las organizaciones sociales, populares, sindicales y políticas debemos apoyar ésa investigación. Así como se recuperaron los hijos y nietos de desaparecidos a la dictadura y se comprobó la responsabilidad de cientos de responsables en los crímenes de lesa humanidad, hoy necesitamos encontrar a Santiago y que paguen los culpables.

Paro Nacional y plan de lucha

Luego de la caída mediante la movilización popular de la dictadura militar en la Argentina la exigencia de aparición de los desaparecidos por los militares se ha vuelto una bandera de los trabajadores y el pueblo. La exigencia de aparición con vida de Santiago Maldonado es hoy una exigencia popular. La campaña nacional e internacional logró un impacto sin precedentes. La Liga Internacional de los Trabajadores, Cuarta Internacional a la que pertenece el PSTU ha sido parte de la misma. Escraches a Benetton en Italia por parte del PdAC, mensajes de solidaridad de la IST de Uruguay, PSTU de Brasil y PT de Paraguay se han sumado a decenas de acciones en todo el mundo. La campaña es fundamental hay que sostenerla y ampliarla, pero para lograr justicia por Maldonado hay que dar un paso más.

Varios gremios y sindicatos de trabajadores convocaron a la marcha del viernes 1 de Septiembre. La Corriente Federal de la CGT con bancarios y curtidores entre otros, las CTAs, CTERA, Sutebas, AGTSyP del Subte y varios gremios más. Convocaron, pero no pararon para que movilice su base. Si queremos que aparezca Santiago, que se vaya Bullrich y paguen los responsables, los gremios deben convocar a un paro general ya. Éste 25 de Septiembre próximo tienen la posibilidad de hacerlo en la reunión Confederal de la CGT.

Los trabajadores ya sufrimos lo que es vivir bajo un estado que desaparece impunemente a gente por luchar. También lo que es tener desaparecidos en democracia, como Julio López, Luciano Arruga y cientos de chicas raptadas por la trata. Ahora el desaparecido fue en plena represión y el gobierno de Macri es directamente responsable. Paremos el país para gritar NUNCA MÁS y que caigan los responsables.

¡Aparición con vida ya de Santiago Maldonado!

¡Fuera Bullrich, Noceti y la cúpula de Gendarmería! ¡Cárcel a todos los responsables!

¡Comisión investigadora independiente!

¡No a la represión!

¡Paro Nacional YA de las CGT y CTA!