Compartir

Con la confirmación del acuerdo con el FMI y todos sus anuncios, el Gobierno profundiza un rumbo económico al servicio de los ricos. Así lo padecemos los trabajadores cada vez más hundidos en la pobreza, mientras las diez familias más ricas de Argentina han aumentado sus ganancias en miles de millones de dólares. Mientras, la CGT mantiene la tregua dilatando una vez más el llamado al Paro General. Esto no da para más, el 14 de junio paremos todos e impongamos que sea el comienzo de un plan de lucha hasta derrotar a Macri y el FMI.

Por: PSTU – Argentina

La vuelta al FMI y los organismos de créditos internacionales

Al cierre de esta edición, Macri y sus ministros festejan el acuerdo con el Fondo por 50.000 millones de dólares a 36 meses. Las condiciones del acuerdo las propuso el gobierno argentino y no sorprende en que consisten: bajar el gasto público, es decir ajustar a los trabajadores y el pueblo, y al servicio de esto seguir profundizando las reformas previsionales y fiscales, como el Pacto Fiscal que ya está hundiendo a las provincias en la miseria, avanzar con la Reforma Laboral y sobre todo terminar la Reforma del Estado, que implica despidos, rebaja salarial, destrucción de la salud y la educación pública, todo con el objetivo de igualar las condiciones “de mercado” a los países más pobres del continente.

Macri y el gobierno no van a torcer su rumbo

¿Podemos seguir soportando ajustes, hambre y represión hasta diciembre del 2019, como nos dicen que tenemos que hacer sectores del peronismo, el kircherismo y, lamentablemente hasta algunos dirigentes de izquierda como el Pollo Sobrero? Nosotros consideramos que no, porque esperar a las elecciones significa que nos sigamos hundiendo en la miseria, poniendo las esperanzas en una instancia electoral en la que ganan los mismos de siempre, que con un discurso u otro gobiernan para las empresas y no para los trabajadores.

Lea también  Unidad de la clase trabajadora, ninguna confianza en la burguesía
La directora del FMI Christine Lagarde y el ministro de Hacienda y Finanzas Nicolás Dujovne. Foto REUTERS/Yuri Gripas, 21/4/2018.

Más tiempo de Macri es más FMI, porque cada día la sumisión al imperialismo es mas grande. No solo con la futura Cumbre del G20 en nuestro país (a la que vendrán Trump, Merkel, entre otros), sino que también llega al extremo indignante de homenajear a los soldados ingleses por la guerra de Malvinas (ver página 5) y avanzar con la instalación de bases militares yanquis.

Luchas enormes, provincias en llamas

Venimos de masivas marchas como la Marcha Federal Educativa (23M), la de los Movimientos Sociales (1J) y la del 4J contra la violencia machista y por el aborto legal, seguro y gratuito. Pero tanta bronca no es canalizada por la unificación de las luchas en un solo pliego común.

Vemos como los camioneros están en plan de lucha con asambleas y concentraciones, la Alimentación, el Subte, Luz y Fuerza de Córdoba, provincias como Chubut que hace semanas viene en conflicto con tomas de edificios públicos y cortes de ruta. Necesitamos la unidad en un Plan de Lucha y en el Paro General.

Por un Paro activo que afecte la producción

Las centrales vienen anunciando el paro por el tema del veto a las tarifas, por la vuelta al Fondo y contra la reforma laboral. Pero por unas migajas de un posible 5% en el sector privado, la CGT, que viene acordando los ajustes con el gobierno, dilata la fecha del paro y lo hace porque quiere darle aire y respiro a Macri que suma cada vez mas rechazos. Las CTA`s ahora plantean parar el 14 de junio. Debemos lograr que esa fecha paremos todos, que se sumen los trabajadores de todos los gremios en una gran jornada que dé inicio a un verdadero plan de lucha. Basta de amagar, basta de estirarla: ¡el que no convoca es un traidor que juega para Macri!

Lea también  Francia: el movimiento y sus obstáculos

Tenemos que realizar asambleas en cada lugar de trabajo para garantizarlo, hacerlo efectivo con movilizaciones, pero sobre todo afectando la producción de los que más ganaron con esta crisis. Hay 10 familias de multimillonarios que se llenaron de plata con el hambre del pueblo, que junto a las multinacionales son a quienes defiende Macri. Sus empresas están en los yacimientos, cordones industriales, en los puertos, en los bancos y bolsa de valores, allí debemos dirigir nuestra bronca.

Moyano, Palazzo y el movimiento 21F deben ponerse al frente

Se va terminando el tiempo para los discursos que no se trasforman en hechos contundentes. Los dirigentes del 21F y los movimientos sociales, que dicen querer enfrentar a Macri, tienen la responsabilidad de encabezar la lucha contra el gobierno y pasar por encima al triunvirato traidor. Llegó la hora de plantarse y salir a la cancha, es el momento de frenar de una vez toda la embestida anti obrera del gobierno y el FMI.

La izquierda también, desde los lugares de conducción que tiene, debe impulsar la mas amplia unidad para luchar y empujar con fuerza la preparación del paro, y sobre todo ser claro en que debemos sacarnos a Macri de encima, como una necesidad que tiene hoy el movimiento obrero.

Por encuentros obreros y populares

No podemos esperar héroes que vengan a salvarnos, tenemos que tomar el problema en nuestras manos y entre todos buscar la salida, unificar y coordinar las luchas en un pliego único de reclamos que incluya los sectoriales y también las demandas como el aborto legal, seguro y gratuito o el cese de la represión y persecución a todos los luchadores, e ir construyendo un plan de lucha que les imponga a las centrales obreras lo que ya mostraron que por si solos no están dispuestos a hacer.

Pero no podemos quedarnos solo ahí, rechazando el ajuste de Macri y el Fondo, tenemos que empezar a construir un programa obrero que realmente sea salida a nuestras necesidades: que parta de no pagar la deuda externa para que esos miles de millones de dólares se inviertan en salud, educación y en combatir la violencia machista, para generar gas, petróleo y electricidad con empresas estatales controladas por los trabajadores y así realmente tener tarifas sociales para todos los trabajadores y el pueblo pobre; para generar un plan de obras publicas que de trabajo a todos los desocupados y otorgar un aumento general de salarios y pensiones. Que proponga que se estaticen las principales palancas de la economía y que se realice una junta de granos y carnes.

Lea también  Habla Zé Maria: Por qué es preciso dar todo el apoyo a la huelga de los camioneros

Desde el PSTU invitamos a todos los trabajadores a emprender juntos estas tareas, para derrotar el ajuste, echar a Macri y el FMI e imponer una salida de los trabajadores.

Artículo publicado en: http://www.pstu.com.ar