Compartir

Em Luta tuvo conocimiento de que hay trabajadores de la Autoeuropa con contratos a plazo fijo que comenzaron a ser informados que los mismos no serán renovados. La mentira tiene patas cortas. Al final, los horarios de sábado y domingo no garantizan los puestos de trabajo. Los trabajadores precisan levantar la cabeza y organizarse contra esta injusticia.

Por: Arnaldo Cruz

Muchas exportaciones, poco respeto por quien las construye

Estas noticias que nos llegan de la fábrica de Palmela contrastan con otras informaciones de que tomamos conocimiento a través de la prensa. La Volkswagen Autoeuropa subió en el ranking de las empresas más exportadoras del país. En 2018, las exportaciones aumentaron 5%, siendo que más de la mitad (59%) se debe al aumento de producción de la fabricante de automóviles alemanes. Una vez que cerca de 99% de la producción de la Autoeuropa es para exportar, se advierte fácilmente que hubo un gran aumento de ventas de la fábrica, al punto que 40% de los trabajadores fueron contratados en los últimos dos años, lo que implica que sus salarios están por debajo de la media de la empresa. Conclusión: más producción, más ventas, por lo tanto, más ganancia y menos gastos con salarios.

La producción va a aumentar, pero con menos trabajadores

Estos datos deberían traducirse en mejoras de derechos de los trabajadores de la fábrica, lo que para aquellos que aún son contratados a plazo fijo significa la efectivización garantizada para poder organizar sus vidas con un poco más de seguridad. No obstante, en el capitalismo, no funciona así. En Em Luta n.° 13, dábamos cuenta de que existen planes de administración del grupo para aumentar la productividad en 30%. Alertamos que ese aumento de productividad se haría principalmente quitando derechos y reduciendo puestos de trabajo. Ahora, la realidad nos cuenta que este año la empresa pretende aumentar la producción en cerca de 15% pero con menos trabajadores, aumentando así el ritmo de producción y, por lo tanto, empeorando las condiciones de trabajo para los que se queden.

Lea también  A las calles el 6 de agoto contra la reforma de la previsión: ¡la lucha no terminó!

La ACT y la Geringonça cierran los ojos

El Código de Trabajo prevé que la contratación a plazo fijo puede ser hecha, pero respetando algunos criterios. Tienen que existir motivos para el aumento de contratación y para que esta no sea sin término. Por otro lado, los contratos a plazo fijo y sus renovaciones solo pueden completar un total de tres años de duración, con un máximo de tres renovaciones, siendo que las renovaciones tienen que tener una duración igual o superior a la del contrato inicial. Para el caso de los trabajadores en primer empleo, la duración total entre contrato y renovaciones se reduce a un año y medio. En el caso actual de la Autoeuropa, los trabajadores fueron contratados para hacer frente a un aumento muy significativo de producción. Para este año 2019, el volumen va a aumentar, entonces, ¿por qué razón cortar puestos de trabajo? Se trata de un abuso de la ley, usando a quien produce los automóviles como si se tratase de material descartable.

Sin embargo, la Geringonça cierra los ojos y la Autoridad para las Condiciones de Trabajo (ACT) parece tener la misma actitud. Quien sale perjudicado son los trabajadores, que cada vez más se ven sin derechos, para agradar a las multinacionales que acabaron por dirigir el país y hacer su economía cada vez más dependiente.

¿Qué se necesita?

Los trabajadores que estén frente a una no renovación de contrato deben informarse sobre su legalidad. Es necesario que los representantes de los trabajadores luchen contra esta falta de interés con los trabajadores y exijan de la empresa un plan de efectivización de todos los nuevos. Pero la lucha no puede quedarse ahí. La Geringonça, que se comprometió a acabar con la austeridad, no alteró la legislación laboral y permitió que en lo esencial se mantuviese la herencia de los gobiernos de la troika. Deben exigirse cambios en la ley del trabajo:

  • Fin de las empresas de trabajo temporario.
  • Efectivización al final de un año de contrato a plazo fijo.
  • Por un trabajo que garantice el derecho a una vida saludable: reducción del horario de trabajo sin reducción de salario, fin de la desregulación de horarios y por la restricción de horarios de trabajo continuo solo a necesidades esenciales, técnicas, o inherentes al propio servicio.
Lea también  Paraguay | El oportunismo y el servilismo sindical es traición a la clase trabajadora

Texto originalmente publicado en el periódico Em Luta n.° 14, abril de 2019.

Traducción: Natalia Estrada.