Compartir

¡TUC, no huya de su deber, organice la huelga general!
¡Que asambleas de trabajadores y de la juventud decidan una salida obrera de la Unión Europea!
¡Unir nuestras huelgas contra los patrones y el gobierno!
¡Por una salida obrera y socialista de la Unión Europea!

Por: Liga Socialista Internacional (ISL), Inglaterra

Theresa May es la primer ministro solo en el nombre. Cuánta vanidad la suya, la de quedarse con la esperanza de firmar el acuerdo del Brexit. Ella debe irse ya, pero solo permanece porque el Parlamento no vale un centavo más que ella. Todos quieren una transición tranquila de gobierno. Ellos asumieron el control de las negociaciones del Brexit el 27 de marzo. ¿Y que ocurrió? No consiguieron aprobar ninguna de los ocho propuestas presentadas. ¡Ellos deberían renunciar colectivamente!

El Partido Laborista traiciona a los trabajadores al defender la permanencia en la UE, sea con un plan A o con un plan B. Todos los partidos del Parlamento y la izquierda en general están esperando por una salida controlada, pero esta no existe.

La apelación de la Liga Socialista Internacional por una huelga general es más necesaria que nunca. Los partidos de izquierda que se niegan a luchar ahora por una huelga general y esperan por un gobierno laborista con Corbyn están traicionando a los trabajadores y dejando a los capitalistas conducir la crisis política confortablemente en defensa de sus propios intereses.

Eso muestra nuevamente que no hay salida para un Brexit capitalista. Solo la clase trabajadora británica aliada a los trabajadores europeos puede encontrar una salida, en una lucha conjunta contra la UE. Y existen luchas poderosas. Basta mirar lo que el segundo país más poderoso de la UE está haciendo ahora. Macron está movilizando las fuerzas armadas en París contra los chalecos amarillos, que no pararon de ir a las calles desde el 17 de noviembre de 2017. ¡Esa es la verdadera cara de la UE! ¡Y los laboristas quieren empujar a Gran Bretaña de nuevo a su control! ¡Hagamos como los trabajadores franceses, movilicémonos para librarnos de Theresa May!

En el fondo de todos los debates está el hecho de que la pobreza alimentaria, los bancos de alimentos, los cortes en la previsión social, la falta de vivienda, el trabajo precario y la destrucción del clima se volvieron cosas normales, no solo para Conservadores sino para todos los principales partidos, incluso el Partido Laborista.

Lea también  Es hora de derrotar a Boris Johnson y a los Conservadores en las calles

Un parlamentario laborista reconoció que el parlamento está paralizado, y escribió en el Times: “Soy parlamentario laborista que votó para quedarse en la UE, aunque representando un electorado que votó fuertemente para salir. Estoy dividido en dos. Quiero ser responsable, quiero estar involucrado. Pero me siento inútil e indefenso, preso en una Cámara de los Comunes [el parlamento electo] que está cayendo a los pedazos en un momento de crisis nacional. Yo soy uno de los 650. Nosotros todos seremos culpados cuando el navío se hunda, pero, en realidad, usted puede poner un gato muerto allá en mi lugar que él tendría el mismo papel que yo en las discusiones del Brexit”.

Unificar las huelgas rumbo a una huelga general

Mientras el Brexit está paralizado, la austeridad no lo está. El gobierno y el parlamento vienen destruyendo los servicios púbicos y los derechos de los trabajadores, y los municipios laboristas implementaron planes de austeridad bajo las orientaciones, enviadas en diciembre de 2015, de Jeremy Corbyn.

Se organizaron huelgas por el RMT (metroviarios y trenes), el Bakers’ (panaderos), el UCU (profesores y empleados de universidades), Unison, Unite, y por los nuevos sindicatos contra el desempleo, la tercerización y la precarización. Pero precisamos unir nuestras huelgas para construir una huelga general para derrocar al gobierno, para que los trabajadores estén al frente de la salida de la UE y para que acaben con la austeridad.

En medio de todo el caos y el tumulto que están exponiendo los Conservadores (y el parlamento), ni el Partido Socialista (SP, ligado a la CIO) ni el Partido Socialista de los Trabajadores (SWP, en inglés) exigen, osadamente y en voz alta, que el TUC [central sindical inglesa] convoque una huelga general. Ellos solo hablan, como el SWP, sobre la farsa de la democracia capitalista de una forma propagandística y mencionan el socialismo como si fuese algo para el futuro distante.

Lea también  Brasil | ¡Basta de la política asesina de Witzel!

Estos partidos mencionan la necesidad de coordinar huelgas, pero hacen pocos esfuerzos para lograrlo, ¿y qué mejor manera existe para coordinar huelgas que luchar por una huelga general?

El voto para salir de la UE

La clase trabajadora está quedando más empobrecida cada día. La victoria de la votación para dejar la UE en el referendo fue el resultado de grandes tensiones sociales que se acumularon por cuatro décadas.

Las instituciones de la UE trabajan en interés de las grandes empresas, de los grandes bancos y contra los intereses de los trabajadores. La Unión Europea se volvió cada vez más antidemocrática y eso se aceleró con la crisis de 2007-2008, donde las Comisiones de la UE, el BCE y el FMI deciden sobre todos los presupuestos nacionales y aplicaciones de planes de austeridad y de privatización en Europa para los sectores de servicios e infraestructura, y hacen leyes de acuerdo con sus propios intereses.

Si podemos derrocar a May –y podemos–, entonces también podemos decidir por nosotros mismos a través de las instituciones democráticas de los trabajadores. Defendemos la realización de asambleas de trabajadores y de la juventud, abiertas a todos los de abajo, para decidir por una salida obrera de la UE, cómo parar los ataques del gobierno conservador contra los trabajadores y refugiados, para acabar con la austeridad y acabar con la destrucción del medio ambiente. ¡Hagamos que los bancos y las grandes empresas paguen!

Pensamos que esas asambleas deberían luchar por un programa anticapitalista, ayudando a construir la lucha de la clase trabajadora en Europa, y luchar por la destrucción de la UE. La política de un segundo referendo es una política de distracción para impedir cualquier irrupción de la lucha de los trabajadores y llevarnos de nuevo al tipo de situación que los trabajadores franceses están enfrentando ahora.

¡Vamos a derrocar a los Tories!

Defendemos, como muchos defienden, la caída del gobierno Tory [del Partido Conservador], pero eso solo puede ser hecho por una lucha de masas que organice una huelga general que una los sindicatos tradicionales con los nuevos sindicatos independientes y comunidades de la clase trabajadora.

Lea también  Johnson y su gabinete: comienza el derramamiento de sangre

Nosotros decimos que el Reino Unido tiene que dejar la UE, pero no en las condiciones que nos fueron impuestas por la clase dominante. Cuando Gran Bretaña salga de la UE, tendremos que luchar contra los ataques a la clase trabajadora. Nuestra lucha deber basarse en una lucha por un programa de clase:

  • ¡Derrocar a Theresa May; el TUC debe organizar la huelga general ahora!
  • Construir comités de trabajadores y estudiantes para dejar la UE.
  • Ningún pago de cualquier deuda solicitada por la UE.
  • ¡Por el fin de la austeridad!
  • ¡Sacar a todas las empresas privadas del NHS y de todos los servicios públicos!
  • Nacionalización del sistema bancario para obtener recursos financieros para esos planes.
  • Control democrático por los trabajadores sobre los diferentes sectores económicos. Vamos a producir de acuerdo con las necesidades de la mayoría, no para el beneficio de pocos.
  • ¡Los inmigrantes son bienvenidos!
  • ¡Construir un gobierno de los trabajadores!
  • ¡Unir la lucha de los trabajadores europeos para destruir la UE!
  • ¡Por la libre asociación de los Estados Unidos Socialistas de Europa!

Traducción: Natalia Estrada.