Compartir

ESTUDIANTES SE UNEN CON LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN EN HUELGA. Los cinco primeros días de la huelga nacional de 14 días del UCU (Sindicato de Trabajadores en Universidades y Facultades), [como] en las universidades anteriores a 1992, ¡fueron muy fuertes! Es la mayor huelga de trabajadores de la educación, con más piquetes, con mayor adhesión de nuevos miembros del sindicato, con más manifestaciones y protestas, y con las más concurridas reuniones de comités de huelga. Muchos sindicatos locales[1] están creciendo, y algunos aumentaron el número de sus afiliados en 20%.

Por: Martin Ralph

La alta administración de la UUK (Universidades del Reino Unido), trabajando con el gobierno, creyó que su propuesta de robo de la jubilación –de reducción de 50 a 75%– sería combatida a la manera antigua: después de algunos días de huelga, la mayoría de los dirigentes sindicales nacionales llamarían al fin de la huelga y, enseguida, los trabajadores volverían al trabajo. Pero, esta vez es diferente.

Las huelgas continúan muy fuertes

Un gran número de piquetes, manifestaciones, caminatas, protestas, aulas públicas, fueron el actual padrón en las universidades inglesas, escocesas y galesas. Mil manifestantes marcharon en Bristol y centenas en Glasgow, Cambridge, Nottingham, Southampton, Liverpool, Londres, Sheffield, Leeds, Cardiff, Edimburgo, Bangor, Newcastle, Goldsmiths, Essex… Mientras ocurrían ocupaciones sorpresivas de los estudiantes.

Cada uno de los cinco días de huelga vio un gran número de piquetes combatir el ataque a la jubilación, a pesar de temperaturas por debajo de cero grado e incluso tempestades de nieve.

“Trabajadores y estudiantes, únanse y luchen” fue el eslogan popular, mientras un movimiento de masas, de apoyo de estudiantes, hacía muy difícil para las rectorías y los medios capitalistas alegar que los estudiantes estaban contra los huelguistas. En lugar de eso, los diarios tuvieron que mostrar los enormes aumentos salariales de la alta administración universitaria y sus gastos.

La voluntad tan grande de luchar obligó a los sindicatos a ir más allá de las leyes antihuelgas, introducidas por la Ley de los Sindicatos en 2016, y aumentar su trabajo de base. La ley de 2016 exige que el quórum para la votación de huelga también sea superior a 50%[2].

Muchos sindicatos participaron de manifestaciones y visitaron los piquetes, como el FBU (Sindicato de Bomberos), el RMT (de trabajadores Ferroviarios), el CWU (de trabajadores de Correos), el UVW y el IWGB, nuevos sindicatos independientes de Londres, y, también, los grandes sindicatos Unite y Unison, además de organizaciones de jubilados y muchas otras.

La solidaridad internacional incluyó el apoyo de sindicatos norteamericanos y palestinos. El WUUC palestino (Sindicato de los Trabajadores de Universidades y Facultades) dijo que la “lucha por las jubilaciones es algo que tenemos en común”, lo que prueba que esta lucha es mundial, aun cuando los palestinos tengan, naturalmente, muchos más problemas que nosotros.

Los días de huelga se combinan con la lucha contra el racismo, la lucha contra cortes de presupuesto por las municipalidades (todas las municipalidades laboristas están cortando nuevamente millones del servicio público), y el Día Internacional de la Mujer. Y muchas nuevas conexiones están haciéndose a nivel nacional e internacional por causa de la fuerza de la huelga.

Lea también  ¡Contra la represión a la lucha de los estibadores! ¡El gobierno sirve a los patrones y defiende la precariedad!

Los patrones retroceden con la intensificación de la huelga

Luego de cinco días de huelgas inspiradoras, las principales universidades expresaron oposición a los cambios de línea dura. El ataque comenzó en setiembre pasado, a través de una consulta por la cual, según la UUK, 42% de los empleados quería cambios. Pero ese número consideró las facultades individuales de Oxford y Cambridge, con un pequeño número de empleados, así como empleadores por separado. La administración de Oxbridge (Oxford más Cambridge, ndt) sabe como manipular los números.

En la segunda semana de huelga, la arrogante UUK fue forzada a hacer nuevas negociaciones (a través de la mediación del servicio de conciliación ACAS[3]), que comenzarán el lunes (5 de marzo). Pero la huelga continúa el 5 de marzo por cuatro días más, seguidos de otros cinco días, del 12 al 16 de marzo.

Muchos huelguistas se oponen a cualquier reducción de la acción mientras ocurren las conversaciones, y los sindicatos de Londres manifestarán en el lugar de las negociaciones.

Pero un nuevo ataque por las rectorías de las universidades para dividir el sindicato y los estudiantes es la exigencia de la provisión de “materiales de aprendizaje alternativos y el apoyo de la supervisión a estudiantes para las clases perdidas debido a la huelga”. Aún así, los sindicatos y dirigentes estudiantiles están diciendo que no, que una huelga es una huelga.

Evaluación de la jubilación para y por los bancos

El capitalismo está haciendo que los trabajadores paguen por su crisis desde 2008, imponiendo austeridad, incluyendo cortes en las jubilaciones (pensiones). Un análisis de consultores independientes sugiere que un profesor que comienza a trabajar ahora puede perder cerca de 10.000 libras por año en su jubilación, o 208.000 libras totales. El proceso de evaluación utilizado por la UUK para justificar los cortes es que el sistema actual de jubilaciones[4] es muy arriesgado para las finanzas de las universidades.

Ellos quieren que las jubilaciones estén basadas en la Bolsa de Valores, pero después del crash [financiero] de hace diez años, ¿qué trabajador puede creer en la viabilidad del mercado?

La UUK y el gobierno hablan sobre riesgos. Pero el mayor riesgo viene de la continua crisis capitalista. La especulación y decadencia después del gran crash de 2008 continúan. La política de Qauntitative Easing[5[ del Bank of England salvó a los bancos y destruyó los servicios públicos, los derechos de los trabajadores, y mantuvo las tasas de interés artificialmente.

Detrás de esos ataques están también las Leyes Jubilatorias gubernamentales de 2004 y 2017, que a partir de 2014 pusieron los intereses comerciales de los patrones más altos que su responsabilidad de financiar sistemas privados de jubilación.

A medida que las universidades se expandían con el inicio del pago de mensualidades por los estudiantes, comenzó un importante programa de inversión en nuevos edificios, campus y alojamientos para estudiantes, y, con eso, los préstamos. Así, las instituciones pasaron a captar dinero en el mercado, lo que significa que todos sus activos y pasivos son evaluados por el gran capital. Para ellos, las jubilaciones son un pasivo.

La Ley de Educación Superior e Investigación de 2017 está llevando a la privatización de las universidades y permitiendo que las universidades entren en quiebra.

Lea también  Burocracias: un cáncer en la vida de las organizaciones sindicales

El TUC (Trade Unions Congress)[6] dio luz verde a todo eso, organizando apenas un días nacional de huelga para defender la jubilación pública (con la participación de cerca de dos millones de trabajadores), en noviembre de 2011. Los trabajadores querían continuar la huelga, pero el TUC y los dirigentes sindicales no hicieron nada.

Estudiantes y trabajadores pagan

Los estudiantes están pagando tasas de matrícula y costos de hospedaje cada vez más altos, la enseñanza y el aprendizaje universitarios están sufriendo con la imposición de la comercialización, mientras muchos estudiantes tienen que trabajar con contratos precarios[7] y por largas horas para sobrevivir.

La educación superior trata a los alumnos como mercancía para ayudarlos a ganar dinero, y los rectores de las universidades actúan como jefes de las multinacionales. El asedio y la desigualdad existen en esas instituciones, tal como existen en el trabajo precarizado. No es de sorprender que los alumnos estén con rabia.

¿Y ahora?

Hay huelgas regionales de trabajadores ferroviarios y aumento de las huelgas locales. Una serie de huelgas locales en Londres (personal de limpieza), Liverpool (choferes de ómnibus), y Manchester (trabajadores de mantenimiento de habitación privatizados) fueron victoriosas.

Hay muchas luchas de barrios para impedir la destrucción de parques y barrios obreros para la construcción de casas de lujo.

Todas esas acciones de la clase trabajadora precisan ser construidas y unificadas en la lucha, la única manera de combatir la austeridad de los Conservadores y su implementación por el Partido Laborista en las municipalidades gobernadas por ellos.

El UCU puede vencer y, si lo consigue, será la primera huelga nacional victoriosa en mucho tiempo, pero eso significará continuar extendiendo los efectos de esta huelga. El apoyo de los alumnos es muy importante, y pedimos a todos los sindicatos con afiliados en universidades[8] que consideren entrar en huelga y coordinar acciones con el UCU. Los días nacionales de manifestación tendrán que venir de abajo, porque el TUC no tiene ninguna intención de liderar nada contra el gobierno.

Una lucha contra el capitalismo

La ISL (Liga Socialista Internacional) participó de los piquetes y apoya plenamente la huelga. Como intentamos demostrar en este artículo, la lucha no es solo contra administradores de universidades gananciosos, sino contra las necesidades y políticas del capitalismo después de 2008. El capital financiero (la City of London) y el gobierno quieren acabar con nuestro salario social y está intentando destruir la salud, la educación y los servicios públicos. Acabar con las jubilaciones es parte del plan.

Pensamos que solo construyendo un partido revolucionario que participe de las luchas nacionales e internacionales de los trabajadores, que se oponga a la explotación y la opresión y que apoye las huelgas, la lucha obrera por el socialismo puede ser victoriosa. El Partido Laborista, en el cual muchos confían, no quiere poner fin al capitalismo, pero el capitalismo tiene todo el deseo de acabar completamente con el estado de bienestar.

Las líneas de batalla están quedando más claras, y, cuando millones esperan que Jeremy Corbyn resuelva los problemas, su programa es muy débil. Por ejemplo, al mismo tiempo que ocurren tantas huelgas, todos los consejos laboristas[9] imponen millones de libras de cortes en las votaciones anuales de presupuesto, y Corbyn los instruyó a votar un presupuesto de austeridad y no uno volcado a las necesidades de la población.

Lea también  Brasil: la unidad es para luchar y no para conciliar

La acción de los consejos laboristas muestra el futuro de un gobierno laborista; él se curvará ante la presión de los bancos y de las multinacionales, que Corbyn no tiene intención de nacionalizar.

Los trabajadores precisan construir una lucha política que no caiga en las ilusiones sembradas por Corbyn, lo que significa ayudar a construir un movimiento independiente de trabajadores y un partido obrero revolucionario y socialista.

¡Participe de las huelgas del UCU!

Por un boicot a los exámenes finales luego de la Pascua.

Estatización del sistema previsional de enseñanza superior (USS), como es el Plan de Jubilación de los Profesores [de enseñanza media].

Fin de las tasas de matrícula; alquileres estudiantiles más bajos; por el retorno de los subsidios estudiantiles.

Igualdad de derechos, remuneración y contratos permanentes.

Huelgas y manifestaciones en el Día Internacional de la Mujer.

Construya un movimiento de masa en las calles contra la austeridad del gobierno y de los consejos laboristas.

[1] El UCU es un sindicato nacional.

[2] Además de eso, ella obliga a que la votación sea hecha de forma secreta en urna, y no en asamblea, con los brazos levantados.

[3] ACAS: Servicio de Arbitraje, Conciliación y Asesoramiento, un órgano del gobierno para la resolución de disputas laborales (www.gov.uk/acas)

[4] Actualmente, el sistema de jubilaciones es de beneficio definido. La administración de las universidades quiere cambiarlo para contribución definida.

[5] Quantitative Easing es la creación de cantidades significativas de dinero virtual para facilitar el crédito y bajar los intereses.

[6] La Central Sindical británica.

[7] Los llamados zero-hour-contracts.

[8] Aunque el UCU sea el principal sindicato de trabajadores de las universidades, otros sindicatos nacionales también mantienen secciones organizadas.

[9] Similares a las Cámaras Municipales (Concejales).

Traducción del original en inglés: Marcos Margarido.

Traducción al castellano: Natalia Estrada.