Compartir

¡Unificar nuestras huelgas para construir una huelga general para expulsar a los Tories! ¡Por el fin de la austeridad! ¡Por un programa obrero y socialista para dejar la Unión Europea!

Por: ISL – Gran Bretaña

Theresa May anunció su renuncia para el 7 de junio, pero los Conservadores continúan desesperadamente agarrados al poder y enfrentan turbulencias en sus esfuerzos para salir de la UE. El pueblo de todo el país, sea en apoyo a Salir o Quedarse en la UE, está quitando su apoyo a los principales partidos, que no consiguen aprobar una propuesta para salir de la UE.

Los Laboristas también están en crisis, sin que Jeremy Corbyn decida defender Salir o Quedarse en las elecciones de la UE, pero proponiendo una unión aduanera entre Irlanda e Irlanda del Norte que será dominada por los intereses de la UE y del sistema financiero de Londres, o sea, el plan B de los defensores de Quedarse.

La idea de Corbyn de una unión aduanera repite la vieja basura de la UE –que es una máquina de guerra contra los trabajadores y los pueblos de Europa– de pillaje de recursos africanos y de colonización.

Las negociaciones Tory/Labour (partidos Conservador y Laborista) para llegar a un acuerdo son una farsa. No son nada más que maniobras coreografiadas para ganar tiempo antes que ellas naufraguen. Corbyn “difícilmente [será] el flagelo del establishment” al sentarse en la mesa con los Tories en lugar de ir a las calles para luchar por una salida de los trabajadores.

Ni Conservadores ni Laboristas representan los intereses de la clase trabajadora, y eso abrió una brecha por la cual Nigel Farage y su nuevo partido se volvieron una fuerza de liderazgo en las actuales elecciones europeas, con 34% de intención de voto; Conservadores con 11% y Laboristas con 21%. Muchos se alejaron de los partidos tradicionales con la esperanza de que el partido populista de Farage honrase el resultado del referendo de 2016. No obstante, Farage es un ex negociante de commodities y fiel defensor de Margaret Thatcher y no “un hombre del pueblo”. Él continuará sirviendo a las elites ricas y poderosas. Su Partido del Brexit, sin plataforma política, y con un presidente que es un magnate inmobiliario, continuará sirviendo a los intereses de las elites.

Dirigentes nacionalistas y fascistas de extrema derecha también están concurriendo. Tommy Robinson en el Noroeste, y otros, esperan capitalizar la rabia en las regiones obreras del país, principalmente en el norte, contra las políticas del Partido Laborista, que dirige varias prefecturas. La imposición de la austeridad por los Consejos Municipales[1] Laboristas y su negación a luchar contra los cortes de presupuesto movilizando al pueblo en las calles también está abriendo un espacio para personas como Robinson, que afirman representar a la “clase trabajadora olvidada”.

Lea también  Entrevista a Bergoglio: la peor hilacha reaccionaria

Las campañas populistas de derecha están atrayendo a muchos electores de los partidos tradicionales, aquí y en toda Europa, cuyas políticas crueles y perjudiciales continúan año tras año atacando los derechos y las condiciones de vida de los trabajadores. En Gran Bretaña, el uso de bancos de alimentos se disparó y hay personas con hambre (el hecho de que eso ocurra en la quinta mayor economía del mundo significa que las tensiones en Gran Bretaña aumentan día tras día).

¡Por el fin de la austeridad de los Conservadores y la implementación de cortes de los Laboristas!

El Partido Laborista y los dirigentes sindicales no organizan a los trabajadores

Los ataques a los trabajadores son impulsados por la crisis financiera y económica mundial y europea, por la City of London[2], y por la defensa de las grandes empresas por la UE. En Gran Bretaña, las políticas de austeridad llevaron a un severo deterioro en los padrones de vida de los pobres. Los ataques se profundizan continuamente porque no hay una política de los dirigentes sindicales o de los líderes Laboristas para unificar la resistencia. No hay ningún llamado para construir una huelga general, que podría derrotar al gobierno y expulsar a los Conservadores.

Los Laboristas no tienen una política obrera y socialista, son una fábula de dos partidos con dos programas capitalistas, un por Quedarse y el otro por Salir (Brexit). Esa es la realidad de la “amplia iglesia” de Corbyn, e inevitablemente las divisiones continuarán.

En reuniones recientes, los obreros de la construcción civil pidieron una huelga nacional; 30.000 trabajadores tercerizados y trabajadores de limpieza del ISS están actualmente aprobando una huelga por aumento de salarios, pero los dirigentes sindicales no organizan una huelga nacional a pesar de que las votaciones por huelgas por gremio están ocurriendo. Los trabajadores de facultades hicieron huelga y conquistaron aumento salarial; las huelgas estudiantiles contra el cambio climático continúan; huelgas de los sindicatos independientes, IWGB y UVW, ocurren cada semana. Luchas ocurren en las calles, pero los dirigentes sindicales no escuchan.

Si estas cuestiones fuesen unificadas en un programa –austeridad, desastre climático, salarios y condiciones de trabajo, etc.–, un movimiento de masas con las comunidades de la clase trabajadora podría derrocar este gobierno Conservador. Los sindicatos deben comenzar a luchar por esa perspectiva, unir todas las luchas y convocar una huelga general, construida a partir de abajo, al mismo tiempo en que exigen eso de la TUC[3].

Lea también  El caso Neymar y el machismo que atraviesa el fútbol, los medios y la sociedad

¡La base debe exigir que la TUC llame una huelga general para derrotar a los Tories!

La UE ataca a los trabajadores y la soberanía de los países

Luego del crash de 2008, la UE arrojó su crisis en las espaldas de la clase trabajadora europea, particularmente en los países periféricos del sur, el este y el oeste, y alcanzó a los trabajadores de Europa Central. Los ataques a Grecia, Portugal e Irlanda fueron brutales, que así como los países del Este europeo son ahora semicolonias de la UE.

Alemania y la UE ponen fin a la soberanía de los Estados de la zona del euro y a) imponen sanciones automáticas a todos los países que excedan el límite fijado de déficit público; b) el Tribunal Europeo de Justicia puede multar a Estados que no aprueben las leyes necesarias para garantizar el pacto presupuestario; y c) el Eurogrupo (consejo de ministros de Economía) tiene la última palabra sobre los presupuestos nacionales, definidos antes de ir a votación en los parlamentos.

¡Por la destrucción de la Unión Europea!

Unidad de Irlanda

En la República de Irlanda, los trabajadores hicieron importantes movilizaciones con victorias contra la austeridad y por el derecho de las mujeres a elegir. Es por eso que es posible construir luchas comunes entre trabajadores irlandeses y británicos contra todos aquellos que intentan imponer austeridad y remover los derechos de los trabajadores.

Irlanda se somete al control de su presupuesto por la UE y Gran Bretaña por la existencia de la división de Irlanda, manteniendo por sobre todo la frontera. No debe haber fronteras entre el sur y el norte de Irlanda, estamos a favor de una Irlanda unida como la única manera de combatir el control por el imperialismo y la degradación causada por sus políticas.

Trabajadores europeos se movilizan

Los trabajadores españoles, italianos y franceses están luchando contra la austeridad. Tenemos que unirnos y luchar con ellos, el movimiento de los chalecos amarillos en Francia es una respuesta de los trabajadores a la austeridad y los ataques de Macron y la UE. Ellos tomaron las calles y formaron millares de comités de lucha por toda Francia; eso precisa ocurrir aquí. Los sindicatos franceses convocaron una huelga general por causa de la presión del movimiento de los chalecos amarillos.

Lea también  Brasil: centrales sindicales anuncian huelga general para el 14 de junio

Debemos dar total apoyo a esos movimientos y a las iniciativas de los sindicatos de lucha y a las luchas sociales contra los gobiernos capitalistas y la extrema derecha. Precisamos de un movimiento como el de los chalecos amarillos para presionar a los sindicatos a luchar, para superar nuestro aislamiento y construir movilizaciones conjuntas que puedan forzar a los sindicatos a organizar una huelga general.

Para hacer esa lucha, son necesarias asambleas por el país para construir un movimiento nacional.

¡Unir a los trabajadores en toda Europa contra la Unión Europea!

La reforma de la UE es imposible

Es imposible reformar la UE, ella tiene que ser destruida. Tenemos que dejar la UE basados en un programa obrero y socialista que una a todos los trabajadores de Europa contra las instituciones capitalistas que atacan las condiciones de vida y crean pobreza entre la mayoría de la clase trabajadora de Europa. La UE solo puede ser derrotada y destruida con una lucha de los trabajadores por un programa socialista.

¡Por una Europa obrera y socialista unida!

Notas:

[1] Equivalente a los Concejos Municipales; en la mayoría de las ciudades los Concejos son el poder ejecutivo y legislativo, pues no hay elección de alcaldes o prefectos.
[2] City of London es como se llama al centro financiero del país, uno de los mayores del mundo, y a sus magnates.
[3] TUC – Trades Union Congress – Central Sindical de Gran Bretaña.

Traducción del original en inglés: Marcos Margarido.
Traducción del portugués: Natalia Estrada.