Compartir

Reproducimos a continuación el reportaje que el periódico de Corriente Roja de España realizó a Ángeles «Nines» Maestro, dirigente de esa organización y quinta candidata en las elecciones al Parlamento Europeo en las listas de Iniciativa Internacionalista – La solidaridad entre los pueblos. También las opiniones de otros candidatos.


 

Ángeles Maestro es médica y fue diputada de Izquierda Unida. En el 2004 se puso al frente del sector que rompió con IU constituyendo Corriente Roja. Es la quinta de la lista de Iniciativa Internacionalista y una de las que más ha sido criminalizada por los medios junto a Alfonso Sastre y Doris Benegas.

 

¿Después de la campaña de criminalización y el intento de ilegalización por parte del Gobierno, cómo valoras la presentación de la candidatura?

Ángeles Maestro: La criminalización ha puesto en evidencia hasta donde son capaces de llegar el Gobierno del PSOE [Partido Socialista], el PP [Partido Popular}, sus aparatos mediáticos, IU y la mayoría del Tribunal Supremo. Nos han criminalizado sin pruebas, al igual que se ha hecho con centenares de personas de la izquierda abertzale [vasca] que están en la cárcel sin que se les haya demostrado ninguna acción violenta. La resolución del Tribunal Constitucional responde a la presión popular y pone límites al delirante pacto antiterrorista.

 

¿Qué representa vuestra candidatura?

A.M.: La candidatura marca un hito histórico porque une a organizaciones y personas de las izquierdas independentistas, de la izquierda anticapitalista de ámbito estatal, del sindicalismo de clase y combativo, del movimiento feminista, de los movimientos sociales y a destacados intelectuales.

 

¿Que ideas centrales queréis transmitir?

A.M.: La candidatura se constituye en torno a un Manifiesto en el que, junto a la reivindicación de los derechos de los pueblos, contra la discriminación por razones de sexo-género y a la lucha contra la Europa del capital y la guerra, se destaca la imperiosa necesidad de unir la respuesta de clase a la crisis capitalista y el derecho de autodeterminación. Desde Corriente Roja lo resumimos diciendo: a los trabajadores empleo, a los pueblos soberanía.

 

Una pregunta obligada ¿es útil el voto a vuestra lista?

A.M.: En la vida lo que cambia las cosas, lo que permite las transformaciones sociales, es la lucha y la movilización de los trabajadores y trabajadoras, de los jóvenes y de los pueblos. Sin esa lucha ni habrá empleo digno, ni soberanía de los pueblos. Cada voto a II-SP representa un compromiso con esa lucha.

 

¿Y después del 7 de junio qué?

A.M.: La existencia de esta candidaturaha desencadenado voluntades deunidad entre colectivos y personasque necesitaban ese catalizador deesperanza, esa masa crítica.No hay posibilidad seria deenfrentar el capitalismo depredador,que muestra su carácter másbárbaro en momentos de crisis, yla naturaleza represiva del Estadosurgido de la Transición, que muestrasu incompatibilidad con las formasdemocráticas más elementales, queno vincule la construcción de sujetospolíticos que unan la lucha por lasoberanía y la libertad de los pueblos yla emancipación de la clase obrera.Eso es lo que explica el intentodesesperado de liquidar IniciativaInternacionalista y, sobre todo,la avalancha de gentes y deorganizaciones que perciben que ahorasí es posible construir un gran Frente de los trabajadores y de los pueblos.Ahora sí se puede abrir el caminopara que la respuesta obrera a la crisiscapitalista y la exigencia de solucionesdemocráticas a las reivindicacionesnacionales de los pueblos, muyespecialmente del pueblo vasco,puedan converger en una expresiónpolítica, plural y unitaria.

 

 

«Por el derecho de los pueblos a decidir por sí mismos»

Felipe Alegría (economista, activista sindical)

 

Si algo distingue a la candidatura II-SP de las demás es la firme defensa del derecho del pueblo vasco, catalán o gallego a decidir su futuro sin imposiciones, es decir, su derecho a la autodeterminación. Sin el reconocimiento de este derecho no se puede hablar de democracia. No puede haberla mientras el Estado español obligue a los pueblos a estar juntos a la fuerza. En democracia, sólo puede aceptarse una libre unión de pueblos soberanos. Una de las principales banderas de la lucha antifranquista fue la lucha por el derecho a la autodeterminación (hasta el PSOE lo tenía en su programa). Pero lo que salió del pacto de la Transición y fijó la Constitución fue todo lo contrario: «la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles», garantizada por las Fuerzas Armadas. El pacto incluyó también el reconocimiento del Rey designado por el dictador, la impunidad de los crímenes franquistas y la continuidad de los privilegios eclesiásticos, de las grandes fortunas y de las principales instituciones del Estado, que continuaron intactas, sin ninguna depuración. Por lo demás, sin luchar por el derecho a la autodeterminación jamás lograremos unir a los trabajadores de las distintas nacionalidades en la lucha común por las libertades y el socialismo.

 

 

«Por un sindicalismo Combativo y Democratico»

Guillerma Silva  (miembro del Comité de Empresa de Magneti Marelli)

 

El reciente referéndum de [la empresa automotriz] SEAT para congelar los salarios es un ejemplo de entreguismo sindical que no debería repetirse. Ahora, la patronal nos dice en todas las empresas que hay que hacer como en SEAT. ¿Qué sindicalismo es ése que colabora con la patronal y el gobierno en este indigno chantaje a los trabajadores? ¿Qué sindicalismo es el que firma, como en Sony, congelación, más horas de trabajo y más flexibilidad a cambio de la «promesa de no cerrar en dos años»? ¿A qué espera la burocracia sindical de CCOO y UGT para convocar una huelga general exigiendo un plan de rescate para los trabajadores?

Lea también  Ante los escándalos de corrupción de la Monarquía española