Compartir

¡No a la criminalización de jornaleros/as de la empresa Labransur!

Una vez pasado el ciclo electoral, los diferentes gobiernos prosiguen con su política de persecución a los jornaleros/as. Nos estamos refiriendo  al caso de los jornaleros de Labransur, que a partir de las negligencias fiscales cometida por el empresario, pretenden extender dichas irregularidades al conjunto de los trabajadores. Estamos ante un nuevo intento por parte de las administraciones  de responsabilizar a los trabajadores de los incumplimientos realizados por los empresarios.   

Por Co.Bas-Sevilla

En estos días,  cientos de jornaleros/as están pasando por las instancias de la Policía Nacional, en comisarías de Écija y Sevilla, mandatados por la Inspección de Trabajo, con el fin de tomarles declaración en calidad de investigados. Como si se tratasen de delincuentes, están siendo fichados, tomándoles huella y foto, así como procediendo a la detención e inmediatamente puesta en libertad Aplicándoles directamente el art. 307 de Código Penal, que pide entre 6 meses y 2 años de cárcel, devolver entre 1 y 6 veces la prestación y un año sin percibir prestaciones.  

El gobierno de Pedro Sánchez no persigue a la patronal en el campo, que se niega públicamente a aplicar la subida del SMI. Tampoco persigue a los empresarios que se niegan a cumplir con el registro de jornadas en el campo. Y por si fuera poco, y aun menos todavía, persigue a las empresas que no reconocen las peonadas trabajadas, estafando a la seguridad social.  Estamos ante una patronal que manifiesta públicamente cumplir las leyes que les venga en gana, mientras que el gobierno y el ministerio miran para los jornaler@s, ósea para las víctimas de esta situación.  

Esta complacencia y permisividad con la patronal en el campo por parte del gobierno, contrasta con la virulencia con la que enfrentan a los trabajadores. No se atreven a meterles mano a los empresarios, pero sí están dispuestos a reventar a los jornaleros. Aun seguimos esperando que se aplique el art. 307 a algún empresario por no declarar los días trabajados.   

Es evidente que la intención no es otra que ir acabando con los derechos de estos, en concreto con la renta Agraria y el Subsidio. De ahí la envergadura del dispositivo y la dureza de las sanciones que se han dado anteriormente.  

¡Basta de la persecución a los jornaleros de Labransur! ¡Que levanten la orden de detención inmediatamente! 

¡Regularicen la contratación en el  campo! ¡Obliguen a la patronal a registrar las jornadas  y declarar las peonadas trabajadas! ¡ y sí se resiste emprendan acciones penales contra ellos y dejen en paz a los jornaleros! 

¡Obliguen a que se cumpla la subida del SMI en el campo! 

¡La renta Agraria y subsidio son derechos, abandonen la política de PP de acabar con las cartillas! 

¡Basta de subir el sello Agrícola a los jornaleros/as, recaudad dinero de la  patronal que defrauda en los seguros sociales cientos de miles de peonadas no declaradas!  

CO.BAS SEVILLA