Compartir

Este 1 de Febrero, se cumplen 40 años del asesinato de nuestra compañera Yolanda Gonzalez, militante trotskista del PST asesinada por Emilio Hellín, miembro de la extrema derecha.

Por Laura R.

Durante la transición, que no fue ni pacífica ni democrática como quieren vendernos, mujeres como Yolanda salieron a la calle por sus derechos democráticos, pidiendo la amnistía para las 350 mujeres presas por los llamados «delitos específicos» (adulterio, aborto y prostitución), el derecho al divorcio y un aborto libre y seguro (la Fiscalía del Tribunal Supremo en 1974 señalaba que se realizaban 300.000 abortos al año y que 3.000 mujeres morían cada año por las circunstancias en las que se abortaba), tomando todas las reivindicaciones de las movilizaciones sociales del momento.

Es en este contexto que se dió el asesinato de Yolanda González. El motivo? Yolanda era mujer, vasca y revolucionaria. Eso nos da a entender que no fue un «accidente» ni un caso aislado. Su asesinato fue un ataque directo a la lucha por la liberación nacional, a la lucha por los derechos de las mujeres y a la lucha por la unión de obreros y estudiantes con las que ella estaba comprometida

Si Yolanda viviese, seguramente hoy estaría preparando con nosotras la Jornada estatal de lucha del próximo 8 de Marzo. Pero no lo sabemos, porque a ella no la dejaron decidir..

De lo que sí estamos seguras es que el mejor homenaje que podemos hacerle es seguir en la lucha contra el machismo y la explotación que cuarenta años después, se ceba en las trabajadoras, sobre todo en las más jóvenes como era ella

Lea también  Una burla: Bloque sindical de Unidad Social, llama a “Paro de 11 minutos”

Por eso para nosotras el próximo 8 de Marzo, Yolanda Gonzalez volverá a estar más presente que nunca. Porque el 8 de Marzo en sus orígenes, tiene un carácter clasista y combativo, de lucha contra el capitalismo, rumbo al socialismo.

El 8 de marzo es el día de las mujeres trabajadoras como Yolanda Gonzalez, cuya memoria permanecerá siempre entre nosotras y nosotros.

¡Viva la lucha de la clase obrera, viva la lucha de las mujeres!

¡Yolanda no te olvidamos. A tus asesinos, tampoco!