Compartir

El pueblo de Cataluña se ha alzado en masa, con los jóvenes y los estudiantes en primera línea, contra la sentencia dictada por el Tribunal Supremo hacia los dirigentes independentistas y contra la brutal represión desatada por la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos de Escuadra a su servicio.

Por Corrent Roig

Pese a que la represión no ha hecho que el movimiento retroceda, el saldo de esta primera semana de lucha es brutal: 600 heridos, con una chica debatiéndose entre la vida y la muerte, 179 detenidos, 18 de los cuales están en prisión sin fianza. Y esto es solo el principio, porque el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez y las fuerzas policiales están dispuestas a continuar: buscan venganza y continúan las detenciones, con acusaciones fabricadas que comportan largas penas de prisión. Todo esto en medio de una infame campaña mediática por todo el Estado que se dedica, en base a manipulaciones y mentiras, a criminalizar a los jóvenes que se manifiestan contra la sentencia tachándolos de “violentos”, “radicales” y “etarras”.

Corriente Roja apoyamos firmemente la lucha del pueblo catalán y exigimos:

Contra la sentencia, la amnistía a los dirigentes independentistas. Las condenas impuestas son una venganza para escarmentar a los 2,3 millones de catalanes que fueron a votar el 1 de octubre de 2017, enfrentando una salvaje represión. La sentencia supone la criminalización de la protesta social que tacha de sedición todo acto de desobediencia, como parar un desahucio. Asimismo, exigimos el retorno de los exiliados/as, la libertad sin cargos de todos los detenidos/as y encarcelados/as por luchar y que se ponga fin a todas las causes judiciales abiertas.

Lea también  Ante la llegada de policías antidisturbios españoles en ayuda de los Carabineros

Contra la represión generalizada contra el movimiento independentista al que ahora quieren asociar con el terrorismo, como en el caso de los activistas de los CDRs presos, al estilo Altsasu. Exigimos la retirada de la Policía Nacional y la Guardia Civil de Cataluña, la dimisión del Conseller Buch, la disolución de la BRIMO, la depuración general de los jefes de los Mossos y pedimos responsabilidades por las brutalidades policiales cometidas.

Por el derecho a la autodeterminación de Cataluña, la celebración de un referéndum sin supeditarlo a la autorización del Estado. Sin derecho a decidir no hay democracia.

Las fuerzas políticas parlamentarias españolas con el régimen contra el pueblo catalán

El gobierno en funciones del PSOE, que es uno de los pilares del régimen monárquico, se alinea sin fisuras con el Juez, la Fiscalía, la Guardia Civil y la derecha neofranquista. Respaldan la sentencia, dicen que los presos políticos deben cumplir las penas de prisión de forma íntegra, defienden la proporcionalidad de la policía y se llenan la boca diciendo que serán los primero que aplicarán el 155 cuando sea necesario como hizo el Gobierno de Rajoy.

El PP y Ciudadanos, rabiosos, exigen más represión y el 155 ya, y Vox incluso proclamar el Estado de Sitio

Pero si cabe, lo más vergonzoso es la actitud de Pablo Iglesias y Podemos, que hasta hace no tanto eran vistos como la esperanza de la izquierda europea. Podemos ha demostrado su completa sumisión al PSOE con quien aspiran a formar un gobierno de coalición. Han acatado la sentencia clamando que hay que respetar la ley, asumen la represión pidiendo “proporcionalidad” y condenan la “violencia”, que no es más que autodefensa frente a la represión. No se puede apoyar a quien reprime.

Lea también  Cumbre climática en Madrid: ¡hay que salir masivamente a la calle!

¡Solidaridad activa con el pueblo catalán! ¡Su lucha es la nuestra!

El triunfo del pueblo de Cataluña será la derrota de un régimen reaccionario, heredero del franquismo, al que “le llaman democracia y no lo es”. Un régimen que está al servicio de los banqueros, los grandes empresarios y los ricos. Un régimen que no admite más que la unión a la fuerza.

Los trabajadores/as y la juventud tenemos que entender que esta lucha es parte de la lucha común de todos los trabajadores/as y pueblos del Estado para acabar juntos con la Monarquía, alérgica a los derechos sociales y a las libertades democráticas. Y también para derrotar a la Unión Europea, al servicio del capital, que apoya la represión y niega los derechos de los pueblos.

La lucha del pueblo catalán es la de la clase trabajadora y la de los pueblos de todo el Estado Español. Rodeemos de solidaridad al pueblo catalán que lucha y luchemos juntos contra la Corona y por una unión libre de repúblicas libres, en una Europa socialista de los trabajadores/as y los pueblos. En esta tarea estamos comprometidos Corriente Roja.

¡La lucha es el único camino!